Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Herdez: más que una empresa de conservas

La compañía encontró en la diversificación de negocios la clave para su crecimiento y sigue innovando después de un siglo de su creación.
mar 22 junio 2021 05:00 AM
Hector Hernánez-Pons Torres, presidente y CEO de Herdez
Héctor Hernández-Pons Torres, presidente y CEO de Herdez, explica que la innovación le ha permitido seguir creciendo.

Grupo Herdez ha consolidado una estrategia sólida para, a poco más de un siglo de su fundación, extender sus negocios más allá de sus tradicionales salsas. La compañía regiomontana expandió sus negocios hacia los productos congelados –como los helados– y las cafeterías, aprovechando la experiencia con sus clientes en los canales de venta minorista. Ha logrado transformarse para ser competitiva en el mercado y, además, ampliar sus diferentes negocios con adquisiciones estratégicas, que le permiten fortalecer el portafolio de marcas del grupo en los retailers del país.

Héctor Hernández-Pons Torres, presidente y director general del grupo, cuenta que aunque la empresa se ha enfocado en el negocio de los alimentos, la experiencia de manejar otras categorías –como productos de cuidado personal y algunos químicos– dejaron en su ADN la innovación continua, a lo que se suman alianzas estratégicas (que mantiene con marcas como McCor- mick o pastas Barilla, entre otras), mismas que le han permitido enfrentar algunos sucesos adversos, como la crisis sanitaria por el covid-19. Explica que estas alianzas y adquisiciones han dado buenos resultados, pues son productos que ocupan los primeros lugares en sus categorías, que han demostrado rentabilidad y que ‘encajan’ dentro de los engranes del grupo.

Publicidad

En esta apuesta constante por nuevos productos, Herdez desarrolló su negocio de alimentos congelados, tras comprar Grupo Nutrisa en 2013, por 2,971 millones de pesos. Esta fue su entra- da a este canal de ventas, que fortaleció en 2015, cuando adquirió los activos de Helados Nestlé en México.

Estos movimientos ya rindieron frutos. En 2013, la compra de Nutrisa impulsó 9.8% las ventas del grupo, a 12,321 millones de pesos. Con la integración de Helados Nestlé, las ventas del segmento crecieron 83%, a 2,139 mdp, y representaban 13% del total del grupo, que ese año fue de 16,356 mdp.

“Un gran secreto que ha tenido la empresa es que primero desarrolló una gran fortaleza, que es la comercial”, explica el directivo. “Esto definitivamente ha sido muy importante porque hemos adquirido experiencia que no teníamos en los negocios de la pasta o de los helados, pero no so- lamente es participar en nuevos negocios, sino también es incrementar la parte de innovación, que es uno de nuestros pilares de crecimiento”, señala.

La empresa consolidó sus pasos en esta categoría y en 2019 salió de compras y sumó a su portafolio la cadena de cafeterías Cielito Querido Café, por 280 mdp, y los helados de yogur Moyo, por 200 mdp. La integración de ambos negocios inició en 2020, el año de la pandemia.

Hernández-Pons Torres reconoce que ambas cadenas, además de las tiendas Nutrisa, se han visto afectadas por los cierres para reducir la movilidad, pero con la flexibilización de las medidas al tiempo que avanza el semáforo epidemiológico, confía en que la rentabilidad de estas compras se verá reflejada en los estados financieros. Al cierre de 2020, congelados decreció 19.2% sus ingresos, a 2,608 mdp.

Las unidades más golpeadas de Cielito Querido Café fueron las que se ubicaban en los centros de oficinas. El directivo afirma que esta experiencia llevó al grupo a repensar la estrategia para reabrir las unidades que no dependan de este mercado y recuperar las ventas.

Publicidad

“Fue un mal timing adquirir en esta esta etapa, aunque fueron antes [de la pandemia], pero no me cabe la menor duda de que tienen un potencial tremendo y que nos va a llevar a crecimientos importantes, porque ya en conjunto son más de 600 tiendas que nos dan ciertas ventajas competitivas”, apunta.

Innovación, la otra clave

La innovación en Herdez va más allá de los sabores, nuevos productos o innovaciones. La compañía ha logrado cruzar canales y llevar los helados de Nutrisa a los refrigeradores de los retailers, y también Cielito Querido Café, que ya cuenta con un helado de su clásica bebida de horchata.

Las inversiones en innovación han aumentado en los últimos cuatro años. En 2017, Grupo Herdez invirtió 13.1 mdp, cifra que creció 180%, a 36.8 millones de pesos en 2020, de acuerdo con datos de la compañía. Al cierre del año pasado, estos recursos representaron 0.15% del total de las ventas.

“Cuando se trata de un nuevo producto o un nuevo sabor tardamos meses, pero cuando es de los productos enlatados cuesta más trabajo, son estudios más largos y se lleva prácticamente un año la tarea de innovar. Además de que requiere inversión para adaptar las fábricas y todas las áreas del grupo para una innovación”, apunta Hernández-Pons.

Publicidad
Publicidad
Publicidad