Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hyundai y el reto de la escasez de chips

El fabricante surcoreano, uno de los últimos en verse afectado por la escasez de chips, calcula que dejará de producir alrededor de 12,000 vehículos debido a la crisis de los semiconductores.
mar 22 junio 2021 05:00 AM
semiconductores - intel
Las empresas de tecnología han resentido la escasez de semiconductores, sin embargo esta problemática no se resolverá pronto.

Hyundai, el quinto fabricante de automóviles más valioso de Asia, con un valor de mercado de aproximadamente 44,000 millones de dólares, logró un aumento de 8% en sus ganancias en el primer trimestre del año, resultado de una base baja en el trimestre del año anterior, cuando la demanda de vehículos se desplomó por el coronavirus, pero también gracias a una reserva saludable de chips.

Esto le dio una relativa ventaja sobre General Motors, Stellantis, Ford y Volkswagen, que recortaron su producción desde enero, debido a la escasez de semiconductores para automóviles. Pero ahora, esta ventaja ha comenzado a desdibujarse.

La escasez, agravada por factores que incluyen un incendio en una fábrica de chips en Japón y tormentas en Texas, ahora está alcanzando a Hyundai. El fabricante surcoreano, que junto con la filial Kia se encuentra entre los 10 principales fabricantes de automóviles del mundo por ventas, ha detenido temporalmente la producción tres veces desde principios de abril y ha guardado chips para sus modelos más populares.

Publicidad

La automotriz tiene siete plantas en Corea del Sur (cinco en Ulsan, una en Asan y una en Jeonju), y diez plantas en el extranjero, cuatro en China y una en Estados Unidos, República Checa, Turquía, Rusia, India y Brasil. Su capacidad combinada alcanza los 5.5 millones de vehículos.

La compañía ya ha suspendido operaciones en la planta de Asan y en la de Ulsan, donde produce el automóvil totalmente eléctrico Ioniq 5 y el SUV subcompacto Kona. Según la compañía, el paro se dio tras la falta de semiconductores utilizados en el sistema de cámaras de Kona y por un problema en la línea de producción de su proveedor Hyundai Mobis, que produce el motor de tracción para el Ioniq 5.

Hyundai calcula que dejará de producir alrededor de 12,000 vehículos debido a la crisis de chips, lo cual posiblemente perjudique los resultados futuros de la compañía.

Entre los proveedores de la armadora que se han visto afectados por la escasez de semiconductores, además de Hyundai Mobis, se encuentran Continental y Denso, entre otros.

“Esta crisis ha hecho que tengamos que ajustar el plan de negocio, a veces hasta cada semana. El tema de semiconductores nos ha afectado a todos”, dijo Claudia Márquez, CEO de Hyundai en México.

En 2021, la filial mexicana de la marca se ha fijado la meta de incrementar ligeramente su participación de mercado, hasta el 3.5%, desde el 3.4% de 2020. Pero no es probable que la escasez global de semiconductores para automóviles disminuya en el corto plazo, sino hasta 2022.

“Esperamos un crecimiento de 12% como industria en 2021 y sobre esto tenemos nosotros nuestro plan de negocios”, concluyó Márquez.

Publicidad
Publicidad
Publicidad