Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El nuevo competidor en el streaming deportivo

Marca Claro y Claro Sports se han posicionado con una ventaja frente a la televisión: la posibilidad que da al usuario para ver lo que quiera, cuando quiera y a través de cualquier dispositivo.
mié 30 junio 2021 05:00 AM
Claro Sports se une a YouTube y MVS para transmitir los Juegos Olímpicos de Tokio
Claro Sports hace una alianza con YouTube y MVS Radio para transmitir los Juegos Olímpicos de Tokio a través de la plataforma de video y las estaciones radiofónicas.

En Claro Sports el objetivo es convertirse en un jugador importante en el mundo de los deportes. José Antonio Aboumrad, director de Marca Claro y Claro Sports, señala que en América Móvil, de Carlos Slim y dueña de la plataforma, les gusta "ser líderes" en lo que hacen. Pero lograrlo tiene sus retos, más en un mercado que históricamente ha sido dominado por los medios tradicionales, como la televisión.

La empresa, que no puede ofrecer televisión de paga en el país, encontró, sin embargo, su espacio en las transmisiones deportivas en México y América Latina, a través de su plataforma, que da la opción al consumidor de elegir qué quiere ver y a través de qué dispositivo. “Para el usuario es muy importante elegir, ése es el futuro; él como dueño y con todo el control del contenido, no como antes que el programador decidía por ti. Hoy la persona elige qué ver, a qué hora y cómo hacerlo”, explica el ejecutivo.

Publicidad

Con la llegada de la pandemia, todos los eventos deportivos se cancelaron, obligando a las empresas a focalizar sus esfuerzos en el mundo digital, que las plataformas propiedad de Carlos Slim conocen bien. “Ya tienen consolidada una huella importante en el mercado de contenidos audiovisuales”, dice Radamés Camargo, gerente de análisis de la consultora The CIU y especialista en streaming.

En marzo de 2020, Marca Claro se colocó como el medio deportivo con más usuarios únicos en México, al registrar más de nueve millones, según Comscore. Para febrero de este año, el sitio de información deportiva superó los 12 millones de visitantes únicos, logrando retener el liderazgo del ranking elaborado por la compañía de medición de audiencias digitales.

Los Juegos Olímpicos de Slim

En 2013, el Comité Olímpico Internacional (COI) vendió los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014 y los de Río de Janeiro 2016 –para toda América Latina– a América Móvil, dejando fuera a Televisa y Tv Azteca de las justas deportivas.

Cuatro años después, el COI le otorgó a la firma de Carlos Slim los derechos exclusivos de transmisión de todos los eventos olímpicos desde 2018 a 2024, que incluyen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En esta ocasión, Televisa sí podrá transmitir el certamen que fue pospuesto un año por el COVID-19, pero esto no genera repercusión mayor para Claro Sports, pues según los especialistas consultados, tiene una ventaja sobre los medios tradicionales.

“A diferencia de la televisión que corta las actividades o transmite solo algunas, en las plataformas digitales las personas tienen el control de lo que ven, algo que genera fidelidad (…). Sin duda, estamos viendo el desarrollo de un nuevo competidor de distribución de contenido deportivo”, dice Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI)

Camargo añade que el quitarle la exclusividad a los medios tradicionales en la transmisión de los Juegos Olímpicos en 2016 hizo que la gente contratara la plataforma, porque no había otra opción para visualizar el evento.

“Hoy, la atención del consumidor ya no está en canales tradicionales, tampoco en las exclusivas de televisión de paga. Han perdido la relevancia que está ganando el streaming”, advierte el analista de The CIU.

Sin alcohol ni fiesta, los Juegos de Tokio endurecen las reglas para el público

 

Aboumrad lo sabe. El director de Marca Claro y Claro Sports hace énfasis en que los usuarios finales son los que mandan y los medios deben estar preparados para satisfacer sus exigencias.

“No puedes decirle siempre lo que tiene que ver, claro que hay horarios de las competencias, pero ellos deciden si lo siguen en ese momento o después, en un formato diferente, desde su oficina, el celular, la tablet, la computadora o si la mandan desde la aplicación a una televisión e invitan a su familia. Esas son las cosas que nosotros les estamos dando al usuario”, describe.

Para asegurar que esto suceda, Claro Sports hizo una alianza con Google y YouTube para transmitir –por primera vez en la plataforma de videos– las 4,000 horas disponibles de los Juegos Olímpicos (la televisión abierta solo reproducirá 400 horas). El ejecutivo dice que habrá cuatro canales lineales con todos los eventos importantes para América Latina, los cuales estarán disponibles en vivo y bajo demanda las 24 horas del día.

La señal de la justa deportiva también estará disponible en televisión de paga. “Vamos a estar con cuatro canales en Dish, Megacable, Total Play y algunos otros por toda Latinoamérica”, dice Aboumrad. De igual forma a través de la plataforma de contenido audiovisual Claro y en las estaciones de radio de MVS. “Se van a oír las competencias narradas por la noche en un programa especial”, añade.

El crecimiento del streaming deportivo

Para Efrén Páez, analista senior de Digital Policy & Law, las plataformas digitales están mostrando un camino alternativo para eliminar lo pasivo de los eventos deportivos, pues asegura que agregándole complementos tecnológicos la experiencia de interacción cambia para las personas. “La televisión no está preparada para enfrentarlo, por eso el streaming es el futuro de los deportes”, menciona.

“De entrada puedes comentar lo que opinas en la plataforma”, dice el director de Marca Claro y Claro Sports.

Los expertos coinciden en que la forma en que se transmiten los eventos deportivos va a cambiar. Y si la televisión no evolución a la par del mercado, difícilmente va a competir por la audiencia que cada vez más está volteando a las plataformas digitales.

“Es un competidor importante en toda la región. Hoy, su fortaleza son las transmisión exclusivas de eventos de gran magnitud. Pero los competidores no van a dejar que se quede con el pastel completo, pues el crecimiento atractivo por los deportes se está volviendo un gran negocio”, advierte Páez.

 
Publicidad
Publicidad