Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así transforma Philip Morris México su modelo de negocio

Dejando atrás el cigarro convencional, la empresa tabacalera le apuesta a la innovación para ofrecer tecnologías libres de humo.
lun 06 septiembre 2021 07:27 PM
Acercamiento a la mano de una mujer sosteniendo un dispositivo IQOS de Philip Morris
En la actualidad, IQOS se comercializa en más de 66 países. La meta para esta década es lograr estar en el mercado en 100 naciones.

Philip Morris Internacional y Philip Morris México están dejando atrás el camino en la comercialización de cigarros convencionales para convertirse en empresas de tecnología, innovación y ciencia, esto como parte de un plan de transformación.

Desde hace 15 años, la compañía se propuso hacer realidad el deseo de los fumadores adultos de contar con una alternativa que representara un menor riesgo de daño a su salud, y a la de quienes los rodean.

Publicidad

“Estamos comprometidos con ofrecer productos libres de humo a los millones de hombres y mujeres fumadores, que buscan a diario alternativas menos nocivas, pero satisfactorias para su hábito”, aseguró Andrzej Dabrowski, CEO de Philip Morris México.

Bajo este propósito surgió IQOS, el producto insignia de la compañía, una nueva tecnología que calienta el tabaco en lugar de quemarlo. Con ello reduce drásticamente la exposición a las sustancias tóxicas del humo que generan los cigarros convencionales.

Este fue el punto de partida del proceso de evolución y transformación de la empresa para contribuir a los avances sociales y tecnológicos de este siglo.

Hoy en día, el 29% de sus ingresos globales provienen de las alternativas al cigarro. Philip Morris Internacional trabaja para que este número se incremente, a tal punto que la mitad de sus ingresos provengan de estas tecnologías en el futuro próximo.

Dabrowski señaló que, a largo plazo, el objetivo es un mundo sin combustión o, lo que es lo mismo, un mundo sin humo. De ahí que IQOS actualmente se comercializa en más de 66 países; la meta es que, durante esta década, esté en el mercado de al menos 100 naciones.

Publicidad

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud estima que más de 1,000 millones de personas seguirán fumando para 2025, razón por la cual la empresa continuará con los esfuerzos para desarrollar nuevos productos alternos al tabaco.

Siguiendo esta ruta, la compañía también invierte en capital humano, recursos, tiempo y dinero para desarrollar mejores alternativas para los fumadores.

“Nuestro canal de innovación incluye cuatro plataformas de producto capaces de adaptarse a las preferencias de los adultos fumadores y que, por tanto, pueden ayudarles a realizar la conversión”, resaltó Dabrowski.

De este modo, la empresa considera que se logrará un impacto significativo en la salud pública, cuando un gran número de fumadores adultos hayan decidido cambiarse a las alternativas de menor riesgo, algo que sólo es posible a través de un diálogo abierto que permita a los fumadores (y a sus seres queridos) tener la mejor información para tomar decisiones.

Publicidad
Publicidad
Publicidad