Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Grupo Urrea y Arbomex: cómo materializar la innovación

Las empresas comparten experiencias y resultados tras su alianza con Singularity: cuáles fueron sus factores de cambio, los avances y proyecciones que les permitió esta asociación.
lun 01 noviembre 2021 12:08 PM
Cómo fomentar la innovación
Singularity ha llevado a cabo una serie de experiencias con empresas mexicanas, como Urrea o Arbomex, para detonar la innovación en el negocio.

Singularity University se ha convertido en un sinónimo de avances tecnológicos para el emprendimiento y la comunidad de Silicon Valley. La institución creada por Ray Kurzweil y Peter Diamantis parte de la premisa de que “el futuro ya está aquí, solo que mal distribuido”.

Con esto en mente, Singularity ha llevado a cabo una serie de experiencias con empresas mexicanas, como Urrea o Arbomex, para detonar la innovación en el negocio. Sus directores generales, Alfonso Urrea y Mario Rodríguez, explican cómo ha sido la experiencia.

Publicidad

“Todos los procesos tienen la oportunidad de mejora”

Con más de 28 años al frente del manejo de la división de Herramientas y Cerrajería, Alfonso Urrea ha sido testigo de múltiples cambios en su industria. Su aproximación a Singularity partió con un cambio desde lo personal. “Hace seis años tenía conocimientos limitados en lo rápido que avanzan los cambios en tecnología y he podido rápidamente ir actualizando muchos conceptos que hoy me han sido de mucha utilidad”, explica.

De ser una compañía que innovaba a ritmo de los demás, hoy Grupo Urrea muestra un dinamismo particular, lo que le ha llevado al decimocuarto lugar de mejor cultura de innovación en México en el ranking que Great Culture to Innovate elabora en colaboración con Expansión , gracias a lo experimentado en el centro de estudios de Silicon Valley.

Urrea afirma que hoy se hace obligatorio que los cambios se den a partir del ejemplo de los directivos, pues son ellos quienes deben impulsar el interés por adquirir nuevas herramientas y tecnologías de trabajo.

El factor de accesibilidad también es clave a la hora de poder obtener nuevos conocimientos. El directivo destaca que una de las primeras cosas que le llamó la atención fue la proximidad de los cursos y nuevas experiencias de la institución de innovación. Los encuentros organizados y la posibilidad de que sea viable económicamente integrar a todos los empleados se traduce en un extra en materia de democratización de conocimientos. Esto conforma un nuevo impulso para distribuir de mejores formas las nuevas metodologías que se generan con dicha interacción.

Tras cinco años consecutivos asistiendo a seminarios, Urrea reconoce que existen cambios medibles y aplicables tras las lecciones tomadas desde Singularity. “Tener acceso a tecnologías y ver de primera fuente a los grandes players del mercado y las soluciones que han aplicado en sus propias empresas, con fórmulas de éxitos comprobadas es algo de verdad muy revelador” comenta el directivo. Y esto llevó a cambios inevitables dentro de su organización.

La relación con Singularity se ha visto reflejada de forma concreta en la puesta en marcha de nuevas iniciativas, como la creación e instalación de robot de datos, es decir, la automatización en el área de recursos humanos, en tareas como la selección de CV.

La digitalización llegó hasta el soporte de ventas en la app, lo que ayudó a realizar mejores negocios eligiendo los mejores distribuidores, bajo la evaluación en tiempo real, según un sistema de recomendaciones. Por otro lado, también se han visto mejoras en áreas como finanzas o mercadotecnia.

Publicidad

Según Urrea, “todos los procesos tienen la oportunidad de mejora”, y así relata la experiencia de la organización cuando comenzó la etapa de aislamiento, producto del COVID-19. Esta etapa se convirtió en una oportunidad de mejorar procesos. Por ejemplo, los equipos ganarían cierto tiempo para poder pensar más, al evitar el momento de viaje a la oficina o poder mejorar la vida familiar y así tener una actitud de más calma frente al incertidumbre que provoca la pandemia.

El resultado, en palabras del CEO, ha sido extraordinario, ya que pudieron observar no sólo un aumento de productividad, sino también en la calidad de las ideas, propuestas y participación de la fuerza laboral.

"Todo puede mejorar, hasta que se demuestre lo contrario"

Arbomex es una empresa fundada en 1977. Mario Rodríguez Hernández es su director general desde 2001. Él fue uno de los primeros en asistir a California (EU) para comenzar uno de los talleres de Singularity.

“Tras esta experiencia, vimos con claridad que estos nuevos conocimientos marcaban el camino hacia donde nos teníamos que dirigir, y así proyectar la empresa al futuro. A partir de ese hito, se inició un proceso de acercamiento dentro de la empresa de conferencias y talleres de Singularity University, donde también fuimos apoyados por el gobierno de Jalisco”, explica.

Rodríguez destaca que la primer tarea fue conseguir el objetivo de entusiasmar a las personas dentro de la empresa para que ellos comenzaran a aportar más activamente en su cultura.

Así, Arbomex, dio inicio a tres programas. El primero lo llamaron 'Sugerencias de ideas de mejora', donde en un lapso de dos semanas se concretaban una serie de reuniones donde se escuchaba a parte de las diferentes áreas de la empresa, y ver sus propuestas de ver que podíamos mejorar. En estos encuentros, a veces se exponían ideas pequeñas o sencillas de implementar, pero con rápido resultado y buenos números de productividad.

El segundo programa es precisamente de Innovación. Se trata de un factor que hoy impulsa a Arbomex. “Lo anterior no es más que la visión de lo que puedes ver en lo que aprendiste en Singularity y puedas aplicar en tu función, puesto laboral o que se debería aplicar en la empresa en su conjunto”, comenta Rodríguez.

Publicidad

La metodología aplicada también parte con una serie de reuniones con las personas, se analizan las propuestas y, posteriormente, estas ideas son vistas por un comité que estudia su viabilidad y aplicación.

Como tercer programa, Arbomex destaca la formación de un grupo de desarrollo de tecnologías. Este equipo tiene la misión de realizar estudios e investigaciones que buscan destacar a la empresa sobre otras soluciones en el mercado.

Rodríguez señala que hay un antes y un después desde la aplicación de estas iniciativas. Por ejemplo, se logró la generación de dos nuevas patentes a nivel mundial, que han implicado el desarrollo de un hierro nodular con la inclusión de árboles de leva.

El otro gran cambio ha sido el uso de algoritmos, que predicen cómo se va a comportar una mezcla de hierro o un tratamiento térmico ante ciertas variables. El resultado ha sido un ahorro de 500,000 dólares gracias a la mejora en eficiencia del tratamiento térmico.

"Todo es posible mejorar, hasta que se demuestre lo contrario", enfatiza Rodríguez, y comenta que Singularity university les ha enseñado a pensar en grande, y siempre mirando a lo que vendrá, el cómo abordarlo y cómo involucrar de la mejor forma a las personas en dichos procesos.

Publicidad
Publicidad