Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Burger King y su apuesta por la carne que parece carne pero no lo es

La Whopper Vegetal, una opción con carne plant-based, llegó a México en noviembre de 2020, en medio de la pandemia. Desde entonces, Burger King no ha parado con los ajustes en su menú.
lun 23 enero 2023 02:10 PM
carneburgerking-EXPANSION-1200X628.jpg
Burger King anunció este mes que este año invertirá 300 millones de pesos para abrir en 2023 más restaurantes en México de la mano de sus franquiciatarios.

Burger King perdía terreno frente a la competencia. Era 2018, y la cadena –que hasta entonces mantenía una estrategia similar a la de McDonald's, su principal competidor en el mercado mexicano– no daba con los diferenciadores que le permitieran incrementar su engagement y elevar sus ventas.

En marzo de ese año, Alsea anunció su decisión de poner freno al desarrollo de la franquicia maestra de Burger King en México. Entonces, el operador de restaurantes indicó que orientaría sus esfuerzos en mejorar las 181 tiendas que poseía, para dejar atrás la meta de convertirse en la líder en el segmento, posición de la que no estaba cerca.

Pero el rey de las hamburguesas ahora parece haber encontrado la receta para atraer a los consumidores, sobre todo a los que buscan alimentos más saludables, y reducir su huella de carbono vendiendo menos carne de res.

Publicidad

En 2018, Burger King registraban ventas mismas tiendas positivas, con incrementos de doble dígito. Aunque McDonald 's tenía la corona de la categoría, con un 45.4% del mercado, Burger King era el segundo jugador con el 29.7%, según datos de Statista.

Pese a los buenos resultados, Alsea había reducido a la mitad el número de restaurantes de la cadena entre 2016 y 2018. Estrategia que tuvo que endurecer en 2020, por la crisis que la pandemia generó en la industria restaurantera.

Marisol Huerta, analista bursátil del grupo financiero Ve por Más, comenta que Burger King, Starbucks y Domino’s Pizza son las tres marcas que más contribuyen al crecimiento del operador mexicano, por tanto, este anuncio no significó que la cadena de comida rápida “deje de ser una marca importante para Alsea”.

Hasta el tercer trimestre del año pasado, Alsea contaba con 174 restaurantes bajo la rúbrica de Burger King, y aunque no ha revelado planes específicos para la cadena de comida rápida, la marca anunció este mes, por separado, que invertirá 300 millones de pesos para abrir en 2023 más restaurantes en México de la mano de sus franquiciatarios.

Su plan considera instalar las tiendas en centros comerciales y centrales de autobuses en estados como Chihuahua, Puebla, Guanajuato y San Luis Potosí.

Comida rápida ¿saludable?

Alsea ha arropado los cambios en las tendencias de consumo, y ha adaptado los menús de varias de las marcas que opera en México. Por ejemplo ha incorporado ingredientes plant-base para responder a las demandas de inversionistas y consumidores de contar con opciones que generen un menor impacto ambiental.

En 2021, el entonces CEO de Burger King en Reino Unido, Alasdair Murdoch, dijo que eliminará gradualmente los productos cárnicos del menú e introducirá más opciones sin carne hasta el punto en que la mitad del menú estará basado en plantas para 2030.

 

Aunque en México este giro es reciente, la matriz ya había dado pasos para captar a estos consumidores. En noviembre de 2019, Restaurant Brands International, dueña de la marca Burger King, anunciaba el lanzamiento de su primera hamburguesa de carne vegetal, la Rebel Whopper, que en un inicio estuvo disponible en 25 países europeos, incluidos España, Alemania, Italia, Portugal y Polonia.

La Whopper Vegetal, una opción con carne plant-based, llegó a México hasta noviembre de 2020, en medio de la pandemia. Desde entonces, la hamburguesería no ha parado con los ajustes en el menú; ahora, también ofrece nuggets plant-based y eliminó todos los ingredientes artificiales de sus elaboraciones.

Aleythia Reyes, docente de la Escuela Bancaria Comercial (EBC) Campus Tlalnepantla, comenta que en México esta transformación resultó conveniente para reposicionar a la marca, después del cierre de unidades realizado entre 2016 y 2018, cuando los restaurantes de la cadena operados por Alsea se redujeron a la mitad.

“Lo que hicieron fue romper el paradigma de que la comida rápida no puede ser saludable”, dice la experta. “En México, esta estrategia los introduce en un segmento de mercado particular, nuevo y ajeno al que (Burger King) atendía originalmente. Si bien, no los coloca como líder en la categoría, es un reposicionamiento de marca hacia segmentos nuevos que son ahora más dinámicos”, explica.

Para la especialista de la EBC, el parteaguas fue la campaña de la empresa que mostraba una Whopper cubierta de moho, para demostrar que la hamburguesa estaba hecha a partir de ingredientes de origen natural, sin componentes artificiales.

Por ahora, Alsea no ha detallado si abrirá más restaurantes de Burger King, aunque tiene planes de desarrollar las marcas que opera tanto en México como otros mercados, incluidos Chile, Argentina y algunos países de Europa.

Marisol Huerta prevé que este año la cadena de hamburguesas, junto con Starbucks y Domino’s Pizza, mantendrán su dinamismo dentro del portafolio de la compañía. “Son las marcas que más contribuyen. Los segmentos líderes, que son café y pizza, en los dos últimos años son los que más crecieron, quizá Burger King se quedó un poco rezagada, pero con la movilidad ya logró su recuperación”.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad