Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estas son las tendencias de inversión que ve Vanguard en México

Juan Hernández, director en América Latina de Vanguard, uno de los mayores fondos de inversión del mundo, habla sobre el mayor número de inversionistas en México y la adopción de criterios ESG.
lun 01 marzo 2021 05:01 AM
la_ent_25feb.jpg
Vanguard es uno de los principales fondos de inversión del mundo.

La pandemia de coronavirus cambió todo, incluido la forma en que las personas invierten. Cada vez es más común tener algún conocido que a través de su celular, por medio de una app, invierte en la Bolsa, algo que hace unos años solo se pensaba que era accesible para las personas con más dinero.

Hubo un crecimiento exponencial del número de inversionistas minoristas o retail (personas comunes) en el mundo y México no fue la excepción. En los primeros 11 meses del 2020, el número de cuentas de inversión de las casas de Bolsa se multiplicó 2.8 veces, a 843,896 cuentas.

No es arriesgado decir que nadie esperaba tal explosión, pero el mercado ya estaba preparado. Vanguard, por ejemplo, que es uno de los mayores fondos de fondos a nivel mundial, tiene una oferta de 100 ETFs (Fondos cotizados, por sus siglas en inglés) para los inversionistas en México a través del Mercado Global, el SIC, de las Bolsas de valores del país. Estos instrumentos, permiten que los inversionistas accedan a una canasta de acciones a un precio más bajo de que si compraran cada una de las acciones por separado.

Publicidad

La adopción de estos instrumentos cada vez es mayor, al igual que la demanda por activos que cumplan con los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), algo que también está tomando cada vez más fuerza, de estas y otras tendencias para 2021 nos habla Juan Hernández, director de Vanguard para América Latina.

Expansión (E): ¿Cómo cambió 2020 la tendencia de las inversiones?

Juan Hernández (JH): 2020 fue un año disruptivo por la pandemia, y eso impulsó a que las personas se procuparan más por su salud, por donde vivimos, la calidad de vida, y por las finanzas personales. Mucha más gente se está preocupando más por su futuro financiero que antes. Eso está empatado con la tecnología, con las plataformas digitales, que se está dando una democratización de las inversiones, es decir cada vez hay más personas con acceso a las inversiones y a asesorias.

Antes el modelo de inclusión era a través de una persona, de un asesor financiero, y eso tiene ciertos costos, por lo general sólo hacía sentido para las personas que tenían un gran patrimonio, pero gracias a la tecnología las personas pueden acceder a las inversiones y a asesoría a un costo mucho más bajo.

Las personas que antes no se preocupaban por las inversiones o les parecía un mundo muy ajeno a ellos, hoy ya tienen la posibilidad de acceder vía su teléfono con una cuenta de inversión.

¿Y cómo eso empata con lo que nosotros hacemos?

Los ETFs han tenido mucho éxito a nivel mundial, y en México, porque democratizan el acceso a las inversiones. Nosotros tenemos 100 ETFs listados en México en el SIC, esos ETF te dan exposiciones a las bolsas del mundo, el sector tecnología, los bonos americanos, europeos, emergentes, hay un abanico de posibilidades. Esos ETFs son productos transparentes, muy líquidos (o sea que puedes entrar y salir rápidamente), muy baratos. [El ETF VOO, que replica al S&P500 (uno de los principales índices de Estados Unidos) es uno de los productos que más opera en México y que más activos tiene, ese producto cuesta 352 dólares, mientras que si se adquiriera una acción de cada uno de las empresas que conforman el índice, el precio sería de 87,632 dólares].

Eso es muy poderoso. Hoy, las personas no necesitan tener grandes fortunas para acceder a grandes fortunas.

Publicidad

E: Pese al crecimiento que hubo de nuevos inversionistas en 2020, el mercado aún es pequeño. ¿Qué hace falta para crecer más el mercado? ¿Más oferta de productos?

JH: No, yo creo que productos hay. Lo que creo que hace falta es la educación financiera y la asesoría financiera. Hablamos mucho de la educación financiera y está bien, pero llega hasta cierto punto, uno puede entender un poco cómo funcionan los productos, pero necesito un intermediario (que puede ser una persona o un algoritmo) que me ayude a construir un portafolio bien diversificado con un horizonte temporal acorde a mi objetivo de inversión y con un riesgo acorde a mi tolerancia, y esas cosas son personales y son difíciles de llevar a cabo por una persona por más educación financiera que se le dé. El desafío está en esa asesoría para que las personas inviertan bien y que no tengan una mala experiencia.

E: En 2020 también se vio una mayor adopción de criterios ESG en el mercado. ¿Por qué? y ¿Cómo han visto esta adopción en los inversionistas en México?

JH: Las inversiones ESG ya existían, pero creo que han tenido un auge importante y siento que no es una moda, es algo que llegó para quedarse. Los inversionistas están siendo más conscientes de cómo poder influir con su dinero, con sus inversiones, en las empresas para tener un mejor impacto en el medio ambiente. Al final si yo compro una acción o un bono estoy financiando una empresa, y puedo influir para que esas empresas se comporten bien en la sociedad donde operan y que tengan buena gobernanza.

Las propias empresas se están dando cuenta de que hay que cuidar estos factores. En términos de los inversionistas. quizá los institucionales van más adelantados porque se encuentran bajo una regulación, por ejemplo la Consar que es el regulador de las Afores, los principales inversionistas institucionales en México, emitió un lineamiento para que a partir del año que viene todas las Afores vana tener que incluir criterios ESG en su portafolio de inversión.

Publicidad

E: ¿Cuál es el papel de los grandes fondos para influenciar a las empresas para que implementen criterios ESG?

JH: Nosotros somos un administrador de inversiones, todo el dinero que administramos, que son 7.2 billones de dólares no es nuestro, es de nuestros clientes: cuentas de afores en México, fondos de pensión americanos, etcétera. Representamos a más de 30 millones de clientes.

Nosotros, como inversionistas, al igual que las Afores y los fondos de inversión mexicana, pueden acercarse a las empresas. Hay que sentarse con ellas para entender su negocio y qué están pensando para mejorar a la sociedad donde operan. Si hay una discrepancia, nosotros podemos votar en contra. Todos los años hay asamblea de accionistas y cuando el management de la compañía propone algo, los tenedores de las acciones, por ejemplo nosotros que somos uno de los dos administradores más grandes, donde tenemos en muchas empresas más del 5% de las acciones, pues expresamos nuestro voto, si no nos sentimos cómodos con la estrategia de negocio votamos en contra. En nuestra página están todos nuestros votos y tratamos de ser transparentes y explicar por qué votamos a favor o en contra. Nuestro deber es proteger las inversiones para que le agreguen valor en el largo plazo a nuestros inversionistas, y nosotros creemos que cuidar el medio ambiente, a la sociedad y tener buena gobernanza son tres criterios que están perfectamente alineados con ese objetivo.

Publicidad
Publicidad