Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los mercados desarrollados superan a los emergentes en 2021

El índice que mide a los mercados desarrollados subió cerca de 17%, mientras que el de los mercados emergentes cayó 7%. Las materias primas subieron y los bonos sufrieron en el año.
mar 28 diciembre 2021 05:01 AM
Gráfica de acciones del año 2021
La energía y los instrumentos relacionados con el sector fueron los grandes ganadores.

En 2021, el mundo se recuperó de la recesión más corta y aguda de la historia, gracias a 9,000 millones de dosis de vacunas y políticas monetarias expansivas con tasas de interés cercanas a cero y un torrente de billones de dólares de estímulos económicos. Debido a ello, los mercados accionarios subieron por tercer año consecutivo, aumentaron los precios de las materias primas y el mercado de bonos sufrió una sacudida.

El índice accionario mundial MSCI -que incluye tanto los mercados emergentes como los desarrollados- ha subido 14%, su mayor alza desde 2019, año previo a la pandemia. Los mercados desarrollados han tenido, por mucho, un mejor desempeño, al registrar un incremento de 17%, de acuerdo con el índice MSCI de mercados desarrollados.

Publicidad

En Estados Unidos, el índice NYSE Arca Petróleo, que incluye las empresas que participan en la exploración, producción y desarrollo del petróleo, registró el mejor desempeño, al subir alrededor de 50%. En una nota, Bloomberg señaló que el desempeño de las acciones relacionadas con el sector es una especie de reivindicación de los fondos dedicados a la energía, que apuestan por la capacidad de las empresas energéticas para compensar las preferencias cambiantes de los inversionistas, recompensándolos con aumentos de dividendos y programas agresivos de recompra de acciones a medida que suben los precios de las materias primas.

El Dow Jones, el S&P500 y el Nasdaq terminaron el año con alzas de 16%, 25% y 20%. “La renta variable estadounidense registró un tercer año consecutivo de rendimientos de dos dígitos, lo cual sólo ha sucedido tres veces en la historia”, indicó Ben Laidler es Estratega Global de eToro.

En cuanto a las acciones europeas, los bancos europeos han tenido su mejor año en más de una década, con un alza del 33%. El FTSE 100 de Inglaterra y el DAX de Alemania subieron 14%; el CAC de Francia aumentó 27% y el Ibex de España 5%.

En cuanto a los mercados emergentes, los inversionistas tenían puestas grandes esperanzas al comenzar el año, pero el resultado ha sido lo contrario: la persistencia del COVID ha hecho que el índice MSCI de mercados emergentes baje 7% en el año.

Entre estas acciones hubo un desplome del 30% de las tecnológicas chinas que cotizan en Hong Kong, afectadas por medidas de Pekín para limitar su influencia. Alibaba se desplomó casi un 50% y el Nasdaq Golden Dragon, el índice de las acciones chinas que cotizan en Estados Unidos, cayó alrededor de 40%.

“China se vio afectada por una represión tecnológica regulatoria continúa con la nueva política de "prosperidad común" de las autoridades”, señala Laidler.

En América, el Merval de Argentina cayó más de 60%, el Bovespa de Brasil 12%; mientras que en México el S&P/BMV IPC, el principal índice de la Bolsa mexicana, subió 19%, su mejor desempeño desde 2010.

Publicidad

Golpe a los bonos

En el año el mercado de bonos se movió al ritmo de los anuncios de política monetaria de los bancos centrales, especialmente los de la Reserva Federal de Estados Unidos. Con la recuperación económica, también se vio un aumento de la inflación a nivel mundial, por ello los bancos centrales empezaron a cerrar el grifo del dinero presionando al mercados de bonos.

Los bonos del Tesoro de Estados Unidos -la referencia mundial para los inversores en deuda pública- acumulan una pérdida anual del 2%, su primer descenso desde 2013, mientras que la caída del 8% del euro este año hace que los bonos alemanes hayan perdido más del 9% en términos de dólares.

En el lado positivo, la franja más arriesgada de los bonos corporativos considerados como basura (que no tienen grado de inversión y ostentan una calificación "CCC" o inferior) han ganado alrededor de 10% tanto en Estados Unidos como en Europa.

A los bonos soberanos de los países emergentes en moneda local también les ha ido mal, con una pérdida de un 9.7%. En México, el precio del bono a 10 años cayó alrededor de 14% en el año, mientras que su rendimiento se ubicó en 7.5%, el nivel más alto desde marzo de 2020, cuando estalló la pandemia.

Publicidad

Materias primas en auge

Los mercados de materias primas han tenido un año dorado, ya que las grandes economías del mundo, ávidas de recursos, han intentado recuperar la normalidad. Las subidas respectivas del 40% y el 50% del petróleo y el gas natural son las mejores de los últimos cinco años, dejando los precios muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia.

El cobre, metal clave para el sector industrial, alcanzó un nivel récord en abril y ha subido casi un 25% por segundo año consecutivo. El zinc ha experimentado una ganancia similar, mientras que el aluminio ha ganado un 40% en su mejor año desde 2009.

El preciado oro ha bajado, pero los mercados agrícolas han florecido: el maíz ha subido una cuarta parte, el azúcar se ha anotado un sabroso 20% y el café un alegre 67%.

Con información de Reuters.

Publicidad
Publicidad