Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El fin de la fiesta del dinero golpea a las tecnológicas y a las criptomonedas

El pánico de los inversionistas ante la postura restrictiva de la Reserva Federal arrastra a tecnológicas y a criptomonedas.
mié 18 mayo 2022 04:45 AM
gráfico con caídas y criptomonedas
Las criptomonedas han perdido la mitad de su valor de mercado y las tecnológicas registran caídas nunca antes vistas.

Los máximos históricos registrados en 2021 parecen más que lejanos. El año pasado en medio de la recuperación económica, después de meses de crisis debido al COVID-19, de tasas en mínimos de varios años e incluso negativas y de una ola de liquidez en el mercado, los inversionistas estaban de fiesta y llevaron a criptomonedas y a las acciones a máximos históricos.

La fiesta no duró mucho y el mercado va en picada: el S&P 500 y el Nasdaq, dos de los principales índices bursátiles a nivel mundial, acumulan una baja de 14% y 23%. Se trata del segundo peor inicio de año para el S&P500 en su historia.

Publicidad

Los análisis de inversionistas privados coinciden en el origen de esta debacle: el mayor costo del dinero. La Reserva Federal de Estados Unidos comenzó a subir las tasas de interés en marzo pasado por primera vez desde 2018. Actualmente, la tasa de referencia se encuentra en un rango de entre 0.75% y 1% para hacerle frente a la inflación que se ubica en niveles no vistos en cuatro décadas: 8.5% en marzo.

Esta política monetaria restrictiva junto con la reducción de recompra de bonos del Tesoro y de deuda corta la liquidez de los mercados, que en combinación con resultados financieros de las tecnológicas en el primer trimestre debajo de lo estimado, hicieron huir a los inversionistas de estas acciones, provocando fuertes caídas en el sector: para Netflix, Facebook y Tesla se trata de su peor desempeño en la historia y para Amazon, Microsoft, Google y Apple, el peor desde 2008.

“Dado que la tecnología es el sector más grande del mundo, esta caída ha sido desfavorable para el mercado total de acciones globales. Sin embargo, encontramos un lado positivo para las acciones Big Tech. Ahora están más baratas, con menos competencia y nuevas rutas de crecimiento”, señala Ben Laidler, estratega global para eToro.

Los analistas coinciden en que además de la postura de la Fed, las tecnológicas también se han visto afectadas por otros dos factores: valuaciones altas por parte de las empresas, que en muchos casos sus máximos históricos no estaban fundamentados, y un pánico exagerado de los inversionistas.

Sin embargo, las empresas, en general, se ven bien: en el tercer trimestre, los ingresos de las compañías que conforman el S&P500 aumentaron 12% y las utilidades 9%. Además, cuatro quintas partes de las acciones, de todos los sectores, superaron las previsiones.

“La clave seguirá pasando por la entrada o no en recesión de la economía. Eso es lo que verdaderamente importa y deberíamos vigilar: entender si estamos o no cerca del suelo de mercado”, señala Javier Molina, analista de eToro.

El analista indica que en un escenario de recesión con caída de las utilidades, el S&P500 podría caer hasta los 3,500-3,600 unidades, esto representa una baja de entre 12% y 14.4%. Pero si la economía no cae, pero las tasas de largo continúan subiendo, el índice se puede ubicar en 3,800 puntos, 7% sobre su nivel actual de 4,088.85 unidades.

Publicidad

Las criptomonedas se desploman

Si para las empresas en Bolsa este año ha sido duro, para las criptomonedas ha sido un año de purga. En casi cinco meses, estos activos digitales han borrado la mitad de su valor de mercado, pasando de 2.22 billones a 1.12 billones de dólares, de acuerdo con datos al cierre de mediados de mayo publicados por el sitio especializado Coinmarketcap. Bitcoin, la criptomoneda más popular, luchaba por romper el techo de los 20,000 dólares, 56% menos del precio récord que marcó apenas en noviembre de 2021. Y el índice de Bloomberg que sigue a las principales criptomonedas ha caído 63% desde su máximo de hace seis meses.

Los descalabros no pararon ahí. El escenario catastrófico se convirtió en realidad para las stablecoins, un tipo de activo virtual que vincula su valor con otros activos del mundo financiero, como bonos o divisas. Tal fue el caso de la plataforma terra (UST), que emite stablecoins o monedas estables, y éstas a su vez están respaldadas por otra criptomoneda llamada luna. El mecanismo es autogobernado por un algoritmo que mantiene el precio estable y teóricamente vinculado a un dólar. Pero todo este sistema depende de la estabilidad de luna. Cuando luna se desplomó a cero a inicios de este mes, Terra también se vino abajo. “Estoy muy decepcionado de cómo fue manejado este incidente con UST/LUNA”, escribió Changpeng Zhao, el fundador de Binance, el exchanger de criptomonedas y uno de los impulsores de la firma surcoreana Terraform Labs, creadora del blockchain Terra.

Binance por el momento no quiere ahondar en el tema y remite a estos mensajes de su también director general. Pero el problema no está resuelto y no hay claridad sobre lo que sucederá. Tan sólo es cuestión de observar el valor de mercado de UST o terraUSD, el cual pasó de una cifra récord de casi 18,800 millones a 1,400 millones de dólares en un lapso de ocho días, de acuerdo con datos de Coinmarketcap.

Es evidente que el desplome de la cuarta stablecoin más popular ha aumentado la presión en otras criptomonedas o stablecoins más grandes. Un ejemplo de esto es tether, que acumula unos 75,671 millones de dólares y es la que tiene mayor participación del mercado. Tether, al igual que terra, tiene la particularidad de intercambiar directamente dinero fiduciario por criptomonedas. Por su tamaño y por estas características, esta stablecoin es vista como el aceite que engrasa el ecosistema.

Por ello es que ha levantado alertas entre diversos analistas, pues desde inicios de mayo, el precio de tehter, que se vincula al dólar, no ha logrado regresar al nivel de un dólar.

“Si la confianza no se logra restablecer al 100%, que hoy por hoy no parece que haya formas de restablecerla, se empieza a ver un riesgo más fuerte de que veamos debacles como la de luna”, dice Luis Gonzali, codirector de inversiones del gestor de activos Franklin Templeton.

Por el momento tether se ha mantenido a flote. Si le ocurriera lo mismo que a Terra con luna, tendría un mayor impacto por la cantidad de criptomonedas que corren en esta plataforma. Los inversionistas ya comenzaron el éxodo: en estos días han salido unos 7,000 millones de dólares desde que perdió momentáneamente su paridad con el dólar la semana pasada, de acuerdo con datos de CoinGecko.

“Hoy por hoy es la prueba de fuego, si logran pasar un periodo restrictivo de liquidez las (criptomonedas) que queden vivas yo creo que esas llegaron para quedarse”, comenta Gonzali.

Publicidad
Publicidad
Publicidad