Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué pasará con el bitcoin tras su desplome en 2022?

Tras perder más de dos terceras partes de su valor desde noviembre, ¿qué pasará con el bitcoin? ¿Podría caer aún más? Esto prevén los analistas.
mié 21 septiembre 2022 11:29 AM
(Fotografía temática de Bitcoin)
El bitcoin ha caído 60.6% en lo que va del 2022 y 73% desde su nivel más alto en noviembre de 2021, según datos de Bloomberg.

El bitcoin surgió en 2009 para hacer pagos y transferencias a cualquier parte del mundo de forma rápida y descentralizada, sin intermediarios y con bajas comisiones, por lo que se convirtió en un activo alternativo que tuvo su mayor auge durante la pandemia, ya que las criptomonedas fueron vistas como una opción para protegerse contra la inflación en tiempos de incertidumbre económica.

Actualmente las criptomonedas están siendo afectadas a medida que los rendimientos de los bonos del Tesoro de EU se disparan y crece el pesimismo ante una desaceleración económica global.

Publicidad

Todo el criptoverso es vulnerable a los crecientes costos de endeudamiento y ese riesgo permanece en el corto plazo. Por ahora, el catalizador principal será la señal que envíe la Fed al mercado con su política monetaria y las expectativas económicas.

El bitcoin opera en alrededor de 19,000 dólares, con lo que acumula una caída en su valor de 58% para 2022 y una baja de 71% desde su máximo registrado en noviembre del año pasado, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Eloisa Cadenas, CEO de Cryptofintech, mencionó que es importante analizar con que se relaciona bitcoin, ya que años atrás la criptomoneda respondía a factores de cobertura y en la pandemia se esperaba que cayera, sin embargo, fue todo lo contrario y fungió más como reserva de valor.

¿Por qué es tan volátil el bitcoin?

La volatilidad del bitcoin tiene que ver mucho con el tamaño del mercado, a pesar de que ya ha logrado alcanzar una capitalización de mercado muy considerable.

Una de las realidades sobre la moneda digital es que a comparación del tamaño de la capitalización del mercado bursátil, la del bitcoin es baja, por loq ue cualquier movimiento de venta o compra impactan en mayor medida su precio.

“La volatilidad del precio se podría corregir cuando el bitcoin alcance capitalizaciones de mercado de varios trillones de dólares y se podrá observar un precio del bitcoin mucho más elevado, eso se alcanzará en algún momento. Pero por ahora como sigue siendo un activo tan joven se seguirá observando volatilidad en los años por venir”, dijo Guillermo Barba, estratega en jefe de Top Money Report.

La especulación también es parte del alimento del bitcoin. Mauricio de Medina, asesor en estrategias de inversión certificado por la AMIB, explicó que no hay manera de valuar al bitcoin, ya que no hay un sustento de su valor intrínseco del activo digital. El especialista dijo que los grandes administradores de capital han tenido que tomar sus recursos ha consecuencia de varias situaciones y que por ende afectan al mercado de dinero "fiado".

“Las criptomonedas no son de uso estandarizado donde se pueda comprar. Entonces se necesitan hacer esas conversiones cuando se empiezan a ver problemas hacia adelante, por lo que se refugian en lo que se conoce o se pueda considerar un refugio de valor y el bitcoin no cumple con las características de reserva de valor. Con las fluctuaciones actuales es imposible llamarlo resguardo de valor y tampoco podemos considerarlo como una cobertura contra la inflación”, añadió De Medina.

 

¿Qué sigue tras el criptoinvierno?

El bitcoin todavía pueda llegar a niveles bajos, ya que dependerá mucho el ritmo de las tasas de interés de la Fed. Los criptoactivos están ahora altamente ligados al ciclo especulativo del alza de tasas y el límite de su caída en precios se podrá ver cuando se den señales de una política monetaria menos restrictiva y el mercado comience a inyectar liquidez.

A lo largo de su historia, la criptomoneda ha tenido varios desplomes. Al tener en cuenta esa tendencia, diferentes analistas han estimado que es posible que pueda llegar a un rango de 10,000 y 12,000 dólares como piso y desde ese punto llegar a retomar el alza.

“El bitcoin es un activo muy resiliente y ha probado ser muy resistente a este tipo de caídas muy fuertes, se inscribe dentro de un ciclo bajista de los activos de riesgo provocado por alza de tasas de interés y por el retiro masivo de la liquidez de la Reserva Federal de EU”, explicó Barba.

Las advertencias macroeconómicas de Goldman Sachs apuntan a que la criptomoneda pueda correr el riesgo de llegar a mínimos de 12,000 dólares. Por otro lado, la CEO de Cryptofintech cree que a pesar de esas estimaciones, la entrada al bitcoin podría estar en un buen momento, ya que la demanda es limitada y eso podría impulsar el precio en al menos dos años.

"Lo que sucede con bitcoin es que está diseñado para tener 21 millones de monedas en toda su historia, actualmente se han minado 19 millones y el restante podría ser minado hasta el año 2140, es un periodo muy largo y obviamente la producción y la oferta es cada vez menor. Si se hace una relación de oferta y demanda, eso podría ocasionar un nuevo máximo histórico en los próximos dos años y alcanzar un precio cercano a los 100,000 dólares”, agregó.

 

De Medina recalcó que es muy importante diferenciar la inversión con la especulación, ya que como inversionistas es una obligación saber lo que se esta haciendo y de dónde proviene el rendimiento del activo. Recomendó invertir con conocimiento de causa y asegurarse de seguir una estrategia dentro de un portafolio de inversión diversificado.

Como ejemplo de ello, De Medina mencionó que los productos o servicios que vende una empresa dan sustento a las inversiones en acciones en el mercado financiero. En cambio, el bitcoin todavía no ha creado algo que justifique esa decisión, por lo que entraría al terreno meramente especulativo. "Si lo que busco es crecimiento patrimonial se pueden encontrar un sin fin de opciones, pero el detalle es que dentro de nuestra naturaleza queremos que los rendimientos sean rápidos", explicó el asesor en estrategias de inversión.

En los últimos años los bancos han querido comprar la idea de la criptomoneda, por lo que invierten parte de su capital en ellas, lo que ocasionará eventualmente que esas entidades deban crear un producto que de cabida a invertir en monedas digitales impulsada principalmente por una mayor demanda de los usuarios.

Publicidad
Publicidad