Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los mercados viven un viernes negro ante una mayor aversión al riesgo

El Dow Jones anotó su cuarto día negativo con una disminución de 1.62% al quedar en un nivel de 29,590.41 puntos, su menor nivel desde noviembre del 2020.
vie 23 septiembre 2022 04:56 PM
(Corredor trabaja en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) el 23 de septiembre de 2022)
Los principales índices de Estados Unidos cerraron con nerviosismo por la asimilación de la política monetaria de la Reserva Federal que podría ser más restrictiva para el próximo año.

Los mercados accionarios a nivel mundial presentaron importantes movimientos negativos, derivado de los recientes aumentos a la tasa de interés por diversos bancos centrales, lo que ha elevado la preocupación de una recesión global, además de las implicaciones negativas que esto podría tener para los resultados corporativos.

A media semana, la Fed revisó al alza sus previsiones para la tasa de interés y a la baja sus expectativas de crecimiento económico en Estados Unidos. Entre lo más destacado sobre esas previsiones es que el banco central estará dispuesto a que la economía se desacelere o incluso llevarla a una recesión, con el objetivo de lograr un regreso de la inflación hacia su objetivo del 2%.

Publicidad

Al cierre de viernes, el Dow Jones anotó su cuarto día negativo con una disminución de 1.62% al quedar en un nivel de 29,590.41 puntos, su menor nivel desde noviembre del 2020. El S&P 500 terminó con una cotización de 3,693.23 unidades y una variación negativa de 1.72%, mientras que el Nasdaq cayó 1.80% para terminar en 10,867.93 puntos, ambos índices registraron su peor nivel desde junio pasado.

En el balance semanal, el Dow Jones, S&P 500 y el Nasdaq disminuyeron 3.99, 4.65 y 5.07%, respectivamente, lo que significó su peor variación para un mismo periodo desde el segundo viernes de junio.

Los índices de México tuvieron la misma tendencia del mercado global. El S&P/BMV IPC terminó en 45,401.14 puntos y una caída de 1.99%, mientras que el FTSE BIVA cerró con una disminución de 1.98% con 949.62 unidades. Para el cierre semanal, se registraron bajas de 2.93 y 2.44%, respectivamente.

“La ansiedad del mercado se mantuvo alta ya que los inversores continúan procesando las implicaciones de una semana de endurecimiento de los bancos centrales en todo el mundo y el aumento de los rendimientos de los bonos que están presionando las valoraciones. El S&P 500 volvió a probar su mínimo de junio y las acciones europeas bajaron considerablemente después de los datos débiles de la eurozona y un nuevo plan económico del Reino Unido que se sumó a las preocupaciones sobre la inflación”, dijeron analistas de la consultora Edward Jones.

En Europa, el gobierno del Reino Unido anunció un plan de reducción de impuestos para impulsar el crecimiento económico, lo que ha llevado a la libra a niveles mínimos de los últimos 35 años. Entre los incentivos destacó la cancelación del alza al impuesto a las utilidades corporativas de 19 a 25%. Luego del anuncio, las bolsas de la eurozona cerraron negativos, con el índice FTSE 100 al caer 2.13%, el DAX bajó 2.46%; el Euro Stoxx 50, 2.49%; el CAC 40, 2.18% y el IBEX 35 perdió 2.71%.

Los analistas han mencionado que de cara al último trimestre del año, creen que la inflación será el factor principal que determinará la dirección de viaje de los mercados. Las expectativas han descontado una cantidad considerable de temor a la recesión y es probable que lo visto hoy esté más cerca de un proceso de tocar fondo.

“Cada vez que obtenemos una lectura económica mejor de lo esperado, los operadores anticipan que eso permitirá que la Fed sea aún más agresiva con el endurecimiento de la política. Un aterrizaje forzoso se está convirtiendo en el escenario base para muchos y eso significa que se avecinan más problemas económicos junto con un mercado de valores mucho más débil”, señaló Edward Moya, analista sénior de OANDA.

 

Commodities presionados a la baja

Los precios del petróleo caían este viernes cerca de 5%, a un mínimo de ocho meses, debido a que el dólar subió a máximos de dos décadas y por el temor a que la subida de las tasas de interés lleve a las principales economías del mundo a una recesión.

El precio del Brent bajó 4.21%, a 86.62 dólares el barril a las 16:00 horas de este viernes, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cayó 4.93%, a 79.37 dólares. Ambos terminaron con su cierre más bajo desde enero de este año.

"El mercado del crudo está sometido a una fuerte presión vendedora, ya que el dólar estadounidense mantiene una fuerte trayectoria alcista en medio de una mayor reducción del apetito por el riesgo", señalaron analistas de la consultora energética Ritterbusch and Associates.

El oro cedió 1.75%, a 1,651.70 dólares por onza, con un segundo desplome semanal consecutivo de 1.9%.

Los metales industriales con bajas importantes. El cobre cerró la semana cayendo 4.46% a 7,518.00 dólares por tonelada métrica, mientras que, el aluminio perdió 4.92% a 2,165 dólares. Mientras tanto, el níquel y el zinc perdieron 3.46 y 4.61%, respectivamente y cerraron la semana cotizando en 23,411 y 3,008 dólares por tonelada métrica.

 

El dólar alcanza máximo de 20 años.

Al cierre de mercado, el índice dólar (DXY) alcanzó un nivel de 113.01 puntos, lo que significó su mayor alcance desde el 16 de mayo del 2002. El dólar estadounidense alcanzó un nuevo máximo en 20 años frente a otras divisas importantes respaldado por el sentimiento de aversión al riesgo y el aumento de los rendimientos estadounidenses de esta semana.

Para la divisa local, se registró una depreciación de 1.45% respecto al cierre del jueves, con una cotización de 20.2324 pesos por dólar, según datos del Banco de México (Banxico). El cierre semanal terminó con una depreciación de 0.74%.

Aun con esta devaluación, "en la semana, el peso mexicano sigue siendo de las divisas más estables, ante la expectativa de que Banco de México seguirá adoptando una postura restrictiva el próximo 29 de septiembre", apuntó Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

Con información de Reuters

Publicidad
Publicidad