Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ivanka se afianza como una de las principales colaboradoras de Donald Trump

La hija del presidente de EU y su asesora senior se esforzó en mostrarse como una diplomática durante el G20 y el viaje a Corea del fin de semana.
lun 01 julio 2019 10:51 AM
Ivanka Trump
La hija del presidente, Ivanka Trump, y su esposo, Jared Kushner, tiene una gran influencia en las decisiciones que toma Donald Trump.

En la víspera del día histórico en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pisaría Corea del Norte , y mientras la delegación estadounidense se formaba para una fotografía con sus homólogos surcoreanos en la Casa Azul, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, caminaba de un lado a otro detrás del grupo buscando un espacio para acomodarse.

Trump y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, habían tomado su lugar en el centro, seguidos por la esposa de Moon, Kim Jung-sook. El siguiente funcionario estadounidense en la fila no era miembro del gabinete ni del equipo de seguridad nacional de Trump, sino su hija y asesora sénior, Ivanka Trump.

Publicidad

Mientras las cámaras disparaban y Pompeo caminaba de un lado a otro incómodamente, la hija del presidente tardó un momento en darse cuenta de que él estaba tratando de meterse en la fila. Finalmente, se hizo a un lado para que el secretario de Estado tomara su lugar entre ella y la primera dama de Corea del Sur.

El momento encapsuló el papel inusualmente prominente que Ivanka Trump ha desempeñado en la gira de Trump por Asia: una hija que se coloca bajo los reflectores y asume deberes que trascienden a los de un colaborador de alto rango en el escenario mundial; el más reciente de sus esfuerzos constantes por presentarse como una diplomática.

Pompeo e Ivanka
El secretario de Estado, Mike Pompeo, y la asesora senior de la Casa Blanca, Ivanka Trump, en la base militar de Osan, Corea del Sur, antes de escuchar un discurso de Donald Trump.

En Washington, las autoridades de seguridad nacional se erizaron con la gran presencia de Ivanka en el extranjero. Sin embargo, la gente cercana al presidente de Estados Unidos dice que no es nada nuevo.

Bajo los reflectores

La presidencia (y la oficina de la primera dama en particular) ha dejado en claro que Ivanka Trump no es la primera dama. Sin embargo, Melania Trump, quien acompañó al presidente en sus giras recientes por Europa y Tokio, se saltó la visita a Osaka para la cumbre del G20 y el viaje subsiguiente a Seúl. Su directora de comunicaciones y ahora secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham , declinó dar razones de su ausencia. Por otro lado, Ivanka se afirmó en el extranjero esta semana en una forma única y sin precedentes, como miembro de la delegación estadounidense y como familiar del presidente.

Publicidad

Nunca antes un hijo del presidente había tenido la cercanía, la influencia y la astucia comercial de crear un espacio en una administración y eso se dejó ver tanto en el G20 como en la zona desmilitarizada mientras Ivanka se presentaba en igualdad de condiciones con los funcionarios del gabinete. Uno de los indicios es su esfuerzo por entablar relaciones con los líderes mundiales en esta clase de reuniones.

A lo largo del viaje de cuatro días, Ivanka Trump asistió a varias reuniones bilaterales en el marco del G20 en Osaka. Estuvo en el escenario de un foro sobre empoderamiento económico de la mujer con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y con la reina Máxima de Holanda, haciendo comentarios sobre su iniciativa de Desarrollo y Prosperidad Mundial para la Mujer.

El gobierno de Francia publicó un video en el que se la ve tratando de entablar conversación con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; con el presidente de Francia, Emmanuel Macron; con la presidenta del FMI, Christine Lagarde, y con la primera ministra de Reino Unido, Theresa May.

Salió en cámara en un video que la Casa Blanca publicó, en el que se la ve haciendo una lectura de una reunión entre Donald Trump, el primer ministro de India, Narendra Modi, y Abe, responsabilidad que tradicionalmente corresponde a un funcionario de seguridad nacional a través de un comunicado escrito. En el video, Ivanka habla directamente a la cámara sobre la "mañana productiva, por decir lo menos" y desviaba la mirada ocasionalmente.

Publicidad

Ivanka Trump también viajó con la delegación a Seúl y asistió a la cena en la Casa Azul, habló de las mujeres en la economía global con el canciller surcoreano Kang Kyung-wha y visitó la zona desmilitarizada, en donde su padre estrechó la mano del dictador norcoreano, Kim Jong Un, y se volvió el primer presidente estadounidense en funciones en poner un pie en Corea del Norte.

El asesor de seguridad nacional de Trump estuvo ausente. Un colaborador de la presidencia de Estados Unidos dijo que había partido de Corea hacia Mongolia para "discutir la seguridad regional, la infraestructura y los asuntos económicos". Además, Pompeo estuvo mayormente en segundo plano durante esta gira de alto perfil y solo salió en cámara detrás de Donald Trump, cuando este hacía sus comentarios finales. Sin embargo, mientras Donald Trump se reunía con Kim a puerta cerrada durante unos 50 minutos, Ivanka cruzó la línea y entró a Corea del Norte —a un refugio azul lejos de las cámaras— mientras los altos funcionarios como el jefe interino de despacho, Mick Mulvaney, esperaban afuera. Cuando un reportero de la comitiva de prensa le preguntó cómo había estado Corea del Norte, Ivanka respondió: "Surrealista".

Rendición de cuentas

Ivanka Trump ya había suscitado críticas de los detractores de Trump cuando sustituyó brevemente a su padre durante una de las reuniones con los líderes mundiales en la cumbre del G20 en Hamburgo, en 2017. Desde entonces, se ha dedicado más específicamente a temas como el empoderamiento económico de la mujer y el desarrollo de la fuerza laboral. Sin embargo, internamente sigue asesorando a su padre en montones de asuntos. Ella ha sido una de sus asesoras de más confianza desde que trabajaba en la empresa inmobiliaria de la familia.

John Kirby, exportavoz del Departamento de Estado en la presidencia de Obama, secretario de Prensa del Pentágono y analista de CNN, dijo que su rol desproporcionado en el viaje suscita "inquietudes legítimas" relativas a la transparencia de las responsabilidades de Trump como funcionaria de la Casa Blanca y, en consiguiente, sobre la falta de mecanismos de rendición de cuentas por ser colaboradora no electa.

"Suscita dudas reales sobre en qué situaciones políticas tiene interés y sobre si tiene la autoridad de hablar de ello en nombre de Estados Unidos", dijo Kirby a CNN.

Para él, la visibilidad de Ivanka es "un problema de apariencias" para la presidencia.

"Me pareció muy desconcertante que se haya sentado a tantas mesas y que haya participado en tantas discusiones políticas bilaterales", dijo. "Ciertamente no le ayuda a la posición de Estados Unidos como gobierno representativo de la democracia en el escenario mundial porque nadie la eligió ni la han designado formalmente para ningún cargo".

Un funcionario de la Casa Blanca no respondió a las solicitudes de comentarios de CNN.

La influencia de Ivanka

Tanto Ivanka Trump como su esposo, Jared Kushner, han disfrutado de un acceso amplio desde que Mulvaney sustituyó a John Kelly como jefe de despacho de la Casa Blanca . A diferencia de su predecesor, Mulvaney se ha mantenido al margen y no trata de limitar la influencia de ambos ni su acceso al Despacho Oval. Los funcionarios creen que esta es una de las razones por las que ha tenido éxito como jefe de despacho. Mientras que uno de los funcionarios dijo que Mulvaney pretende "empoderar" a los dos altos asesores para beneficiarlos, otros empleados de la Casa Blanca consideran que es una maniobra sagaz con la que pretende conservar su trabajo por más tiempo. Hasta ahora, la estrategia le ha funcionado a Mulvaney, quien reconoce que Trump y Kushner son los únicos colaboradores que tienen asegurado su trabajo.

Por otro lado, Trump y Kushner consideran que Mulvaney es un aliado en la presidencia aunque su propia influencia sobre el presidente sea un tanto limitada. Aunque algunos de los miembros clave del círculo más cercano a Trump confían en Mulvaney, hay poca química entre él y Trump, quien interactúa con él con menos frecuencia que con otros jefes de despacho.

La intervención de Ivanka ante las cámaras, esta semana, llega acompañada de especulaciones sobre su futuro político.

"Si quisiera postularse alguna vez a la presidencia, creo que sería muy, muy difícil derrotarla", dijo Donald Trump en entrevista con la revista estadounidense The Atlantic, hace unos meses .

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos dijo a la revista que su hija no le ha manifestado su interés por postularse.

Al concluir los eventos de la gira, el domingo 30 de junio, Trump llamó a su hija y a Pompeo al escenario mientras se dirigía a las tropas en la base aérea de Osan.

"¿Alguien ha oído hablar de Ivanka? Sube, Ivanka. Ella se robará el espectáculo", dijo Trump, quien luego dijo que el Ivanka y Pompeo eran "la Bella y la Bestia".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad