Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Después de la muerte de un líder indígena, Bolsonaro llama a minar la Amazonia

El presidente de Brasil dice que no hay pruebas de que el jefe tribal Amyra Wajãpi haya sido asesinado por personas no indígenas.
mié 31 julio 2019 11:57 AM
Crecimiento económico
Bolsonaro ha propuesto abrir más áreas de la Amazonia a la minería y reducir el presupuesto de la agencia de protección ambiental del país en 23 millones de dólares.
Chelsea Carter y María Ramírez Uribe

(CNN)- La comunidad internacional denuncia la muerte de un líder tribal en la Amazonia brasileña aunque el presidente del país afirma que no hay pruebas de ilícitos.

De acuerdo con la tribu wajãpi y la Fundación Indígena Nacional (Funai), encontraron muerto a Amyra Wajãpi el 23 de julio en Amapa, una región del norte de Brasil. La tribu señaló que unas personas "no indígenas" lo mataron a puñaladas luego de que "15 invasores armados" entraran en la zona.

Publicidad

En un comunicado de la Asociación de Aldeas Wajãpi , el concejo de la aldea de Apina reportó que examinaron el sitio del delito y encontraron indicios de que unas "personas no indígenas" le habían dado muerte. Sin embargo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo a la prensa el lunes 29 de julio que no estaba convencido de que hubieran asesinado a Wajãpi. "Hasta ahora no hay evidencias sólidas de que hubieran asesinado a este [jefe] indígena. Hay varias posibilidades", dijo. "La Policía federal está allá, los enviaron allá para llegar al fondo del asunto y para encontrar la verdad al respecto".

En una conferencia de prensa, el lunes, el fiscal general de Brasil, Rodolfo Soares, dijo: "Todavía no sabemos exactamente cuál fue la causa de la muerte y si fueron mineros, cazadores, personas no indígenas o incluso una disputa entre grupos indígenas". Advirtió que no han descartado nada y que la investigación sigue su curso.

Indígenas en Ecuador luchan para librar su territorio de las petroleras

Luego de que se dieran a conocer los relatos contradictorios, la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, denunció el asesinato y dijo que era parte del gran problema de "la invasión de tierras indígenas".

"El asesinato de Emyra Wajãpi, líder del pueblo indígena wajãpi, es trágico y censurable en sí", dijo Bachelet el lunes en un comunicado. "También es un síntoma perturbador del problema creciente de la invasión de tierras indígenas , especialmente bosques, por parte de mineros, talamontes y agricultores de Brasil", agregó.

Publicidad

Bachelet llamó al gobierno de Brasil a frenar la incursión de la minería en los territorios indígenas, cosa que, según declaró, "anunciaría una nueva oleada de violencia para ahuyentar a la gente de las tierras de sus ancestros".

Desde que Bolsonaro asumió la presidencia, en enero, ha estado presionando para cumplir su promesa de campaña de restaurar la economía del país a través de la exploración del potencial económico de la Amazonia .

Bolsonaro ha propuesto abrir más áreas de la Amazonia a la minería y reducir el presupuesto de la agencia de protección ambiental del país en 23 millones de dólares (unos 440 millones de pesos). También despojó al Funai de su facultad de identificar y conceder títulos de propiedad en territorios indígenas.

"Mi intención es regular la minería, legalizar la minería, incluso para los indígenas que tienen derecho a explotar minas en su propiedad. La tierra es indígena y es su tierra", dijo Bolsonaro a los reporteros el lunes.

"Claro que las ONG y otros países no quieren esto. Quieren que los indígenas sigan atrapados como en un zoológico, como si fueran humanos prehistóricos", dijo.

Lee: Brasil usa satélites para vigilar la deforestación de la Amazonía

Carlos Rittl, secretario ejecutivo de la red de ONG ambientales Observatorio do Clima, dijo a CNN que los talamontes, los agricultores y los mineros ya están aprovechando la poca vigilancia para apoderarse de territorios cada vez más grandes dentro de la selva amazónica.

Según Amazon Watch, una organización no lucrativa dedicada a la protección del bosque lluvioso y de los derechos de los pueblos indígenas, se documentaron al menos 14 casos de avances ilegales en territorios indígenas de Brasil por parte de acaparadores de tierras, talamontes y mineros ilegales en los primeros tres meses del año.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad