Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El primer ministro de Italia dimite de su puesto

Giuseppe Conte presentará su renuncia ante el presidente Sergio Matarella, después de que el ministro de interior Matteo Salvini buscara una moción de censura en su contra.
mar 20 agosto 2019 12:44 PM
Acusaciones mutúas
El primer ministro Giuseppe Conte (derecha) dio un discurso de una hora en el que calificó a Matteo Salvini (izquierda) de irresponsable y oportunista.

El primer ministro Giuseppe Conte anunció que dimitirá al cargo tras comparecer este martes en el Senado, donde criticó duramente a su aliado de gobierno, el líder ultraderechista Matteo Salvini.

"Este gobierno se terminó. Presentaré mi renuncia al presidente de la República, Sergio Mattarella", anunció en un discurso enérgico, claro y directo, interrumpido por aplausos y gritos de protesta.

Publicidad

Conte dijo que la demanda de Salvini de nuevas elecciones, 18 meses después de que se celebraran las últimas, fue "irresponsable" y lo acusó de poner en riesgo el interés nacional para promover sus propios intereses personales.

Lee: Verano peligroso: una crisis política amenaza al gobierno de Italia

"La Liga ha dicho que ya no quería seguir con esta alianza de gobierno y ha pedido elecciones inmediatas. Ha presentado una moción de censura contra el Gobierno y ha pedido que se fijara una fecha. La del ministro Salvini ha sido una decisión grave que comporta consecuencias para la vida política, económica y social del país", subrayó Conte.

El primer ministro dijo que con esta crisis en medio de agosto, cuando el Senado de Italia, estaba de vacaciones, las elecciones probablemente se celebrarán hasta el otoño, lo que significaría un gobierno provisional que dejará a Italia en una posición vulnerable frente a sus socios de la Unión Europea.

OPINIÓN: El futuro incierto del G7

Conte también criticó a Salvini por lo que describió como falta de habilidad política y dijo que su decisión podría generar incertidumbre institucional y financiera.

Pedir a los ciudadanos que voten todos los años es irresponsable
Giuseppe Conte, primer ministro de Italia

Italia "no necesita gente que pide plenos poderes sino líderes con sentido de responsabilidad y de las instituciones", afirmó Conte al hacer una referencia a los plenos poderes pedidos por Salvini y sobre todo por Benito Mussolini en 1922 y que terminaron en el fascismo.

Publicidad

Al aliado de gobierno por 14 meses, a quien llamó en varios ocasiones, "querido Matteo", lo acusó de haber remado siempre en contra del gobierno pactado entre la Liga y el antisistema Movimiento 5 Estrellas.

Muertes de migrantes en Mediterráneo aumentan a falta de políticas públicas

"En muchas ocasiones invadió el campo de otros ministros, los criticó y quebró la unión del equipo de gobierno", resumió el primer ministro tras anunciar que "este gobierno hasta aquí llegó"

Conte, un profesor de derecho sin experiencia política previa, se convirtió en primer ministro en junio de 2018 después de que la Liga derechista y el Movimiento Cinco Estrellas anti-establecimiento llegaron a un acuerdo de coalición.

Los dos partidos populistas y euroescépticos obtuvieron la mayor cantidad de votos en las elecciones de marzo de 2018, pero la coalición se desmoronó este mes por desacuerdos sobre políticas clave.

Recomendamos: 5 preguntas que trae consigo el nuevo gobierno de Italia

El complicado acuerdo entre la Liga y el M5E se quebró definitivamente después de la crisis desencadenada el 8 de agosto por Salvini, al pedir elecciones anticipadas.

"La crisis no se reglamentan en las plazas sino en el Parlamento, según muestro sistema político", explicó Conte

Salvini no se arrepiente

Por su parte Salvini, con el cargo aún de ministro del Interior, respondió con un discurso con tono de propaganda desde los escaños de su partido y en varias ocasiones fue interrumpido.

Publicidad

"No tengo miedo de la opinión de los italianos. Quien tiene miedo de la opinión de los italianos no es un hombre libre", dijo, nada más comenzar.

Salvini aseguró que su partido no teme unas elecciones en otoño y tampoco a una posible alianza entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), que podrían unirse y formar un nuevo Ejecutivo, pues juntos tienen mayoría parlamentaria.

Pero aprovechó para lanzar un mensaje al M5S y desearle "suerte" si quiere volver a colocar en el gobierno al ex primer ministro italiano Matteo Renzi, actualmente senador del PD pero que ya no ocupa ningún cargo de responsabilidad en la formación.

En Venecia están hartos por el exceso de turistas y cruceros

Salvini, en un tono de campaña electoral, dijo que quiere hacer de Italia un país "libre y soberano", que "no tenga que defenderse continuamente de las decisiones" de Bruselas.

Renzi también intervino en el debate parlamentario y adelantó que no tiene intención de participar en un hipotético Gobierno entre el M5S y el PD.

La crisis desatada en pleno verano, no solo generó preocupación por la estabilidad económica, sino que terminó por acercar a dos formaciones políticas hasta ahora rivales, una alianza que podría frenar el impresionante avance de Salvini y su política de extrema derecha.

Lee: Cuatro nuevos rostros para los puestos clave de la Unión Europea

La renuncia de Conte abre una fase política delicada, marcada por las negociaciones.

"Conte, Italia te ama", rezaba una pancarta ante el Parlamento poco antes de que compareciera este martes.

En una carta abierta, el otrora abogado cercano a la izquierda, aclaró su posición, contraria a la política anti inmigración de Salvini y al cierre de los puertos a los barcos humanitarios.

"En diez días pasó de ser el Señor Nadie a Mister Conte", comentó a la AFP el analista italiano Aldo Garzia.

Ahora el presidente Mattarella deberá explorar las posibles salidas a la crisis a través de consultas con las fuerzas políticas y no se descarta que invite a Conte a formar un nuevo gobierno con otros aliados.

Varios dirigentes históricos de centro-izquierda de distintas corrientes consideran que hay que aprovechar la ocasión para formar un gobierno sólido, de corte progresista, con el apoyo de la Unión Europa, que ofrezca una respuesta al fenómeno de la migración, al desempleo de los jóvenes, a la deuda pública.

"El problema son las bases de los dos partidos, en algunos casos hostiles", escribió Luca De Carolis del Fatto Quotidiano, quien sigue al M5E desde su fundación.

Con información de AFP, CNN y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad