Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Restringir el asilo y el muro, los pequeños triunfos migratorios de Trump

Con la ayuda de la Corte Suprema (y de México), el presidente de Estados Unidos comienza a avanzar en la imposición de sus medidas antiinmigrantes.
jue 12 septiembre 2019 05:23 PM

Al presidente Donald Trump le ha costado trabajo imponer sus políticas migratorias, pero gracias a las recientes decisiones favorables de la Corte Suprema de Estados Unidos y a la ayuda de México, medidas como la restricción de las peticiones de asilo y la construcción de un muro en la frontera han empezado a imponerse.

El miércoles, la Corte Suprema emitió una orden que permite que entren en vigencia nuevas restricciones de asilo . Este jueves, las autoridades estadounidenses comenzaron a aplicar la normativa del gobierno tras el espaldarazo judicial.

Publicidad

El director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, Ken Cuccinelli, reflexionó este jueves sobre la gran cantidad de demandas que han desafiado las políticas de la administración durante una entrevista con Mike Allen de Axios.

"(Es) una especie de broma en la oficina” cuando una política será demandada después de su implementación, dijo Cuccinelli.

"La decisión (del Supremo) significa que los demandantes de asilo que vengan a Estados Unidos a través de un tercer país deben primero solicitar el asilo allí antes de que se les conceda en Estados Unidos", explicó a la agencia EFE Elora Mukherjee, directora de la Clínica de Derechos de Inmigrantes de la Escuela de Leyes de Columbia.

Recomendamos: Una nueva norma del gobierno de Trump limitará la inmigración legal

La decisión, tomada con siete votos a favor y dos en contra, no es definitiva pero se aplica mientras la batalla legal sigue su curso en otras cortes de menor instancia.

La directora del programa de México de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), Maureen Meyer, recordó a la agencia española que la decisión del Alto Tribunal es temporal hasta que otras cortes de menor instancia determinen si el reglamento del Gobierno sobre asilo es legal o ilegal.

Entretanto, los funcionarios estadounidenses "tienen poder para rechazar a cualquier solicitante de asilo en la frontera sur de Estados Unidos que haya pasado por otros países que tienen un sistema funcional de asilo, es decir, México, Guatemala o cualquier otro país", puntualizó Meyer.

Ebrard pide a EU controlar tráfico de armas y presume resultados en migración

Publicidad

Este respaldo de la Suprema Corte podría alentar al presidente en otros asuntos relacionados, como como el próximo techo de refugiados.

Lee: Disminuir el tráfico de armas de EU será difícil, pero no renunciaremos: Ebrard

A lo largo del año, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) se ha movido para expandir la llamada política de "permanecer en México" que requiere que algunos solicitantes de asilo esperen en México mientras duren sus procedimientos de inmigración. Ese programa también está siendo cuestionado en los tribunales, pero por ahora se le ha permitido permanecer en vigencia.

Los grupos de defensa de los migrantes han advertido que enviarlos a México los pone en peligro. Pero la administración ha respondido que el número de llegadas ha tensado el sistema.

Un poco de dinero para el muro

Otra fuente de satisfacción para Trump es que la presión ejercida sobre México ha permitido, según él, "un progreso increíble en la frontera sur".

Los intercambios con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, fueron descritos como "excelentes" por el ejecutivo.
Lee: EU admite que la migración disminuyó, pero exige a México hacer más

Las amenazas arancelarias han provocado que los mexicanos intensifiquen los controles locales, con el despliegue de soldados en su frontera sur, donde llegan la mayoría de los migrantes y también en el norte.

El muro fronterizo ha sido desde la llegada a la Casa Blanca, una fuente de frustración casi diaria para el exmagnate del sector inmobiliario.

Publicidad

Pero en los últimos meses, Trump ha podido encontrar algunas razones de satisfacción sobre ese tema.

A comienzos de septiembre, el Departamento de Defensa liberó 3,600 millones de dólares para la construcción de 280 km de muro. Esta decisión también recibió el visto bueno de la Corte Suprema.

Para lograrlo, decidió "posponer" 127 proyectos para la construcción y modernización de locales militares en Estados Unidos y en el extranjero previstos en su presupuesto de 2019.

Como era de esperar, la designación de dos jueces conservadores, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, también está comenzando a dar sus frutos. Y esta inclinación hacia la mayoría conservadora debería darle a Donald Trump nuevas buenas noticias en el futuro.

Con información de CNN, EFE y AFP

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad