Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Evo Morales llama a un diálogo nacional para pacificar Bolivia

El ex presidente boliviano, que está asilado en México, llamó a los partidos políticos de oposición, así como a los movimientos sociales a discutir sobre el futuro del país.
mié 13 noviembre 2019 12:12 PM
Pacificar Bolvia
Evo Morales aseguró que regresará tarde o temprano a Bolivia para pacificar al país.

El ex presidente de Bolvia, Evo Morales, convocó este miércoles a un diálogo nacional para lograr pacificar al país, que vive jornadas de violencia desde hace tres semanas, tras la celebración de las elecciones de 20 de octubre.

"Planteo desde aquí desde aquí un diálogo nacional, abierto: que participen civiles, políticos que han perdido las elecciones, nuestros movimientos sociales", dijo Morales en un conferencia de prensa desde México, país que le otorgó asilo político.

Publicidad

El ex presidente dijo que ese diálogo también puede contar con la participación de países hermanos, así como de organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas. "Quiero decirle a Naciones Unidas que no acepten este golpe de Estado", dijo el ex líder sindical.

Recomendamos: Este es el legado de Evo Morales como presidente de Bolivia

Morales dijo que está dispuesto a regresar a Bolivia para pacificar al país, si así lo pide los ciudadanos del país.

"Si mi pueblo pide estamos dispuestos a volver para apaciguar, pero es importante el diálogo nacional", dijo Morales, y añadió: "vamos a volver tarde o temprano. Que mejor lo antes posible para pacificar Bolivia".

Morales reiteró su llamado a los líderes de la oposición Luis Fernando Camacho y Carlos Mesa para frenar la violencia, y les pidió "hacerse responsables" de las protestas que han convocado en su contra. Del mismo modo, el ex presidente llamó a los movimientos sociales que están a su favor a no generar más violencia.

"Quiero pedir a mis compañeros que no entren al juego, que es violencia, violencia, violencia", dijo Morales.

Lee: Esto es lo que debes saber sobre la situación en Bolivia

El presidente señaló que renunció a su cargo el domingo para frenar las agresiones en contra de líderes sindicales y políticos de su partido político, así como para frenar la violencia en las calles de las principales ciudades del país.

"Al día siguiente de mi renuncia, cuatro muertos a bala, ayer, hubo cuatro o tres. Solo quiero repetir, las balas no paran las marchas, la rebelión, la insurrección del pueblo".

Publicidad

Las protestas comenzaron en Santa Cruz al día siguiente de las cuestionadas elecciones del 20 de octubre, en las que Morales ganó la reelección, según el escrutinio oficial, y luego se extendieron a otras ciudades. La Paz estuvo una semana casi totalmente paralizada, hasta el martes.

El conflicto poselectoral dejó en tres semanas siete muertos y unos 400 heridos, según la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo.

OPINIÓN: La democracia no llega a golpes

Sobre la elección de la proclamación de la senadora conservadora Jeanine Añez como presidenta interina de Bolivia, Morales dijo que esto confirmaba que había sido víctima de un golpe de Estado.

Morales aseguró que este nombramiento violaba la constitución, porque la Asamblea Plurinacional no contaba con quórum para sesionar y así, aceptar su renuncia. "La renuncia del presidente tiene que ser aprobada o rechaza por la asamblea", señaló el presidente.

La Paz recupera un poco de normalidad

La ciudad de La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Bolivia, recuperó casi totalmente la normalidad este miércoles, al día siguiente de que asumiera Jeanine Añez como presidenta interina, luego de tres semanas de paros y bloqueos de calles.

¿Cómo fue que Evo Morales perdió el apoyo de las Fuerzas Armadas en Bolivia?

Parte considerable del servicio público de transporte volvió a trabajar y nueve de las 10 líneas del teleférico que unen barrios de la ciudad y con la vecina ciudad de El Alto reanudaron su operación, tras dos días de paralización, observaron periodistas de la agencia AFP.

Publicidad

Solo una línea en El Alto continúa paralizada ante el riesgo de sufrir ataques de turbas molestas por la renuncia el domingo del presidente Evo Morales, refugiado en México.

Desde El Alto bajaba hacia el mediodía de este miércoles una columna de cientos de partidarios de Morales hacia La Paz, donde la presidenta Añez debe nombrar durante la jornada a los primeros miembros de su gabinete ministerial

"Me dan pena los mexicanos", Jeanine Áñez habla del gobierno de López Obrador

La normalidad volvía a casi todo el país, según canales privados de televisión, aunque persistían focos de manifestaciones en las afueras de La Paz, El Alto, Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este), feudo de la oposición a Morales.

En Yapacaní, un poblado en Santa Cruz, se mantiene un bloqueo de campesinos leales a Morales, mientras policías y militares trataban de restablecer el tránsito de vehículos.

Los cocaleros del Chapare en Cochabamba, bastión del exmandatario izquierdista boliviano, anunciaron que no reconocen a la nueva presidenta.

"Convocamos a las organizaciones sociales a la movilización nacional por el golpe de Estado y rechazamos la autoproclamación de la señora Añez como presidenta porque es una medida inconstitucional", dijo el líder de los sindicatos cosechadores de coca, Andrónico Rodríguez.

Con información de AFP

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad