Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los manifestantes celebran una ley de EU sobre derechos humanos en Hong Kong

La legislación, promulgada por Donald Trump, permite a Washington imponer sanciones o suspender el estatus comercial especial de la isla en caso de violaciones a los derechos humanos.
jue 28 noviembre 2019 04:29 PM
Agradecimiento a Trump
Los manifestantes en Hong Kong celebran con un mitin pro-Estados Unidos el jueves, 28 de noviembre.

Los manifestantes en Hong Kong llevaron a cabo un mitin a favor de Estados Unidos luego de que el presidente de ese país, Donald Trump, les diera lo que un activista prominente bautizó como "regalo de Acción de Gracias oportuno".

Trump promulgó una ley para apoyar al movimiento de protesta pese a que el gobierno chino podría tomar represalias que podrían descarrilar las delicadas negociaciones comerciales entre ambos países ; la ley se aprobó por unanimidad en ambas cámaras del Congreso estadounidense.

Publicidad

Los manifestantes antigobierno de la ciudad china semiautónoma habían hecho campaña desde hace tiempo en favor de dicha ley, con la que Washington podría imponer sanciones o incluso suspender el estatus comercial especial de Hong Kong por violaciones a los derechos humanos. Ahora que Trump tomó la decisión de promulgar la ley, el movimiento obtuvo una segunda victoria simbólica importante en unos cuantos días.

El domingo, 24 de noviembre, los candidatos prodemocracia hongkoneses lograron una victoria aplastante en las elecciones a los concejos distritales , misma que se consideró un referéndum de facto al movimiento de protesta, que comenzó en junio en oposición a un polémico proyecto de ley de extradición, pero que ha ido incluyendo llamados a mayores libertades democráticas y a investigar presuntos casos de abuso de la fuerza por parte de la Policía.

Los activistas y los políticos prodemocracia de la ciudad celebraron en las redes que Trump hubiera promulgado la ley; el ex legislador Nathan Law dijo que era "un regalo de Acción de Gracias oportuno".

Poco después de que se promulgara la ley, la cancillería china acusó a Estados Unidos de "conducta acosadora", de "ignorar los hechos" y de "respaldar públicamente a criminales violentos".

China amenaza a Estados Unidos con represalias por promulgar ley sobre Hong Kong

Publicidad

"Urgimos a Estados Unidos a no insistir en seguir este camino, de lo contrario China contraatacará firmemente y Estados Unidos tendrá que cargar con todas las consecuencias", se lee en el comunicado.

El gobierno chino también convocó al enviado estadounidense a China, el embajador Terry Branstad, para "interponer una defensa solemne y una protesta firme" contra la medida.

Hay a quienes les preocupa que el desacuerdo entre Beijing y Washington por el tema de Hong Kong afecte las negociaciones comerciales entre ambos países, ya que al parecer ambas partes se acercaban a las etapas iniciales de un acuerdo. Los mercados asiáticos registraron un leve descenso luego de que Trump promulgara la ley, signo de que es probable que a los inversionistas les preocupe el efecto de la ley sobre las negociaciones.

Aunque la inestabilidad en Hong Kong empezó con marchas masivas pacíficas, el movimiento se ha prolongado y las protestas se han vuelto cada vez más violentas; en las pasadas dos semanas, los manifestantes ocuparon varias universidades. El enfrentamiento más intenso — entre la Policía y los manifestantes en los alrededores del campus de la Universidad Politécnica de Hong Kong — parece estar llegando a su fin.

Un "equipo de seguridad" del gobierno entró al campus este jueves para empezar a limpiar, tarea seguramente ardua ya que en la escuela quedaron cientos de bombas molotov sin usar.

Publicidad

¿Ahora qué sigue?

Aunque la ley sobre Hong Kong se aprobó con el apoyo abrumador de ambos partidos en Washington, es poco probable que tenga efectos inmediatos y tangibles.

El proyecto de ley principal que Trump promulgó, la Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong, obliga al Departamento de Estado a revisar anualmente si la ciudad es "lo suficientemente autónoma" como para justificar su estatus comercial especial. Si resultara que no lo es, el gobierno estadounidense podría revocar dicho estatus según la ley, cosa que afectaría terriblemente a la economía de Hong Kong .

En la ley también se delinea el procedimiento que el presidente debe seguir para imponer sanciones y restricciones migratorias a quienes resulten responsables de detención arbitraria, tortura y obtención forzada de confesiones de cualquier persona en Hong Kong o de cualesquiera otras violaciones a los derechos humanos reconocidos internacionalmente que se cometan en ese centro financiero asiático.

Sin embargo, no hay indicios de que Trump tenga la intención de ejercer alguna de las facultades que le otorga dicha ley; en un comunicado , la Casa Blanca señaló que solo aplicaría ciertas partes de la ley porque "ciertas disposiciones del ordenamiento interferirían con el ejercicio de las facultades constitucionales del presidente para dictar la política exterior de Estados Unidos".

También hay a quienes les preocupa que cualquier cambio en la relación comercial entre Estados Unidos y Hong Kong afecte desproporcionadamente a los hongkoneses y no al gobierno chino o a los líderes de la ciudad.

Estados Unidos es el segundo socio más importante en términos de comercio total, según cifras del gobierno de Hong Kong. Estados Unidos exportó 50,000 millones de dólares en mercancías y servicios a Hong Kong en 2018, según cifras estadounidenses.

Nuevas protestas en Hong Kong contra la ley de extradición

Manifestaciones Hong Kong.

Manifestaciones Hong Kong.

En la localidad de Mongkok, en Hong Kong, empiezan a reunirse los ciudadanos dispuestos a protestar en contra de la ley de extradición.
REUTERS / Eloisa Lopez
Manifestaciones Hong Kong.

Manifestaciones Hong Kong.

Por noveno fin de semana consecutivo, habitantes de la localidad Mongkok, en Hong Kong, marchan contra la ley de extradición.
REUTERS / Eloisa Lopez
Protestas Hong Kong.

Protestas Hong Kong.

La gente asistió a una protesta en contra de la ley de extradición en el distrito de Mong Kok, en Hong Kong, la tarde del 3 de agosto.
AFP / Isaac Lawrence
Manifestaciones Hong Kong.

Manifestaciones Hong Kong.

Un hombre grita consignas en contra de la ley de extradición durante las manifestaciones en Hong Kong.
AFP / Laurel Chor
Protestas Hong Kong.

Protestas Hong Kong.

Algunos manifestantes contra la ley de extradición, en Hong Kong, llevan una cerca de hierro para la barricada que formaron para detener a la policía antidisturbios.
REUTERS / Kim Kyung-Hoon
Manifestaciones Hong Kong.

Manifestaciones Hong Kong.

La policía antidisturbios dispara gases lacrimógenos a los manifestantes del distrito Mong Kok, de Hong Kong, la noche del 3 de agosto.
AFP / Isaac Lawrence
Protestas Hong Kong.

Protestas Hong Kong.

Los manifestantes contra la ley de extradición caminan entre los gases lacrimógenos que lanzó la policía antidisturbios para dispersar a los asistentes
REUTERS / Tyrone Siu
Manifestaciones Hong Kong.

Manifestaciones Hong Kong.

Los manifestantes se congregan en medio de gases lacrimógenos, afuera de una estación de policía en el distrito Wong Tai Sin en Hong Kong, donde fueron llevados algunos ciudadanos que fueron arrestados la noche del 3 de agosto.
AFP / Anthony Wallace
Protestas Hong Kong.

Protestas Hong Kong.

Los manifestantes se enfrentan con la policía antidisturbios afuera de una estación donde llevaron detenidos a algunos participantes del movimiento ciudadano contra la ley de extradición.
REUTERS / Tyrone Siu
Manifestaciones Hong Kong.

Manifestaciones Hong Kong.

Manifestantes contra la ley de extradición, en Hong Kong, se enfrentan a la policía antidisturbios después de que ésta lanzara gases lacrimógenos para dispersar a los asistentes.
REUTERS / Kim Kyung-Hoon

Susan Thornton, quien sirvió como la máxima diplomática del Departamento de Estado a comienzos de la administración Trump, dijo en entrevista, en octubre, que le preocupaba que la ley terminara "castigando justamente a la gente equivocada".

En una ley complementaria que Trump promulgó se prohíbe la exportación de ciertos artículos de control de multitudes a Hong Kong, tales como gases lacrimógenos y balas de goma, equipos que el gobierno hongkonés también puede comprar en la China continental.

La Policía hongkonesa ha disparado alrededor de 10,000 rondas de gases lacrimógenos y unas 4,800 balas de goma durante los meses de disturbios, según declaró el ministro de Seguridad de la ciudad, John Lee. Lee agregó que se ha arrestado a más de 5,800 personas desde junio en relación con las protestas.

En un comunicado que se emitió luego de que Trump promulgara las leyes, el gobierno hongkonés señaló que son "excesivas" y que transmitirían "una señal errónea a los manifestantes, cosa que no ayuda a calmar la situación en Hong Kong".

Tanto el gobierno chino como el hongkonés acusaron a Washington de intervenir en los asuntos internos de la ciudad y de China. El senador Marco Rubio, autor de la Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong, ha negado dichas acusaciones.

"El trato que le damos a Hong Kong es una cuestión interna. Es cuestión de nuestras propias políticas públicas", dijo Rubio en entrevista con CNBC. "Tenemos derecho a cambiar nuestras leyes".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad