Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

En 1988, la armada de EU derribó por accidente un avión iraní de pasajeros

Unos días antes del choque de una aeronave ucraniana en Teherán, el presidente Hasán Rohaní pidió recordar la tragedia del vuelo 655 de Iran Air, un Airbus A300 con 290 personas.
vie 10 enero 2020 11:45 AM
Accidente parecido
El vuelo 752 de Ukraine International Airlines cayó cerca de Teherán el 8 de enero. Dos dias después, varios líderes mundiales dicen que hay pruebas de que fue derribado por misiles iraníes.

Brad Lendon

Dos días antes de que un avión ucraniano de pasajeros cayera sobre Teherán en la confusión de la batalla, esta semana, el presidente de Irán, Hasán Rohaní, pidió al mundo que no olvide algo escalofriantemente parecido: el avión de pasajeros de Iran Air que un barco de la Marina Armada estadounidense derribó en 1988.

El vuelo 655 de Iran Air, un Airbus A300 con 290 personas a bordo, que sobrevolaba el golfo Pérsico hacia Dubái el 3 de julio de 1988, estalló por el impacto de un misil que se disparó desde el crucero USS Vincennes. Rohaní usó la cifra 290 en una publicación en Twitter el 6 de enero.

Publicidad

"Quienes se refieren al número 52 deberían recordar también el número 290. #IR655. Nunca amenacen a la nación iraní", tuiteó el mandatario.

El número 52 hace referencia a la cantidad de sitios que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con atacar en Irán si el gobierno iraní tomaba represalias por el asesinato del general Qasem Soleimani. La muerte del general en un ataque con un dron estadounidense, el 3 de enero, intensificó las tensiones y las amenazas entre Teherán y Washington. En 1988, la atmósfera en el golfo Pérsico era igual de intensa.

Durante más de un año, la Marina Armada estadounidense estuvo dedicada a proteger a los barcos mercantes que atravesaban el golfo Pérsico de la llamada "guerra de los buques petroleros", una ramificación de la guerra entre Irán e Irak, que se libró de 1980 a 1988. Irán había estado intentando bloquear las rutas de suministro de Irak en las aguas del golfo Pérsico colocando minas y disparando cohetes contra los barcos.

Las tensiones en Irán ponen en peligro el suministro mundial de petróleo

La confusión de la guerra se hizo presente en 1987, cuando un avión de combate iraquí confundió a la fragata USS Stark con un buque cisterna iraní y le disparó dos misiles. Murieron 37 marineros estadounidenses.

El 14 de abril de 1988, la fragata estadounidense USS Samuel B. Roberts chocó con una mina iraní y quedó casi partido a la mitad. Cuatro días después, unos barcos de guerra estadounidenses que tenían la misión de destruir unas plataformas petroleras iraníes en represalia se enzarzaron en combate con un buque iraní y lo hundieron.

Publicidad

El golfo Pérsico no era menos caótico el 3 de julio de 1988, cuando el vuelo 655 de Iran Air despegó de Bandar Abbas, un aeropuerto civil-militar al que las fuerzas armadas iraníes habían trasladado algunos de sus jets de combate F-14, según la investigación de la Marina Armada estadounidense.

Lee: Alza en petroprecios contendrá el castigo de Trump hacia Irak

Las fuerzas armadas estadounidenses creían que los F-14 iraníes estaban equipados con misiles Maverick que podían dispararse a barcos estadounidenses en un radio de 16 kilómetros.

Un día antes, uno de esos F-14 había recibido una advertencia del crucero USS Haley cuando se le acercó demasiado.

La mañana del 3 de julio, el Vincennes estaba enzarzado en combate junto con la fragata USS Montgomery e intercambiaron disparos con buques artilleros iraníes que amenazaban a un buque petrolero pakistaní en el golfo Pérsico, según el informe de la Armada estadounidense.

El incidente estaba en curso cuando el vuelo 655 de Iran Air partió de Bandar Abbas, con casi media hora de retraso.

Lee: Las tensiones entre EU e Irán llevan al oro su mejor precio en 7 años

Las investigaciones subsiguientes de la Armada estadounidense revelaron que la aeronave comercial iraní estaba en una aerovía comercial autorizada y se estaba identificando como vuelo civil en las frecuencias de tráfico aéreo. Sin embargo, el piloto iraní desconocía que había hostilidades en la zona aunque la torre de control de Bandar Abbas había emitido advertencias en ocasiones anteriores durante la guerra, según el informe estadounidense.

Publicidad

En los informes se señala, además, que aunque la aeronave iraní no respondió a las advertencias de los buques de combate estadounidenses, la tripulación no habría estado monitoreando los canales en los que se transmitieron.

El capitán del USS Vincennes estaba recibiendo informes de que una aeronave no identificada, a la que detectaron por radar, no estaba respondiendo a las llamadas. También le dijeron, incorrectamente, que podía tratarse de un F-14 iraní.

Si la aeronave no identificada hubiera llevado esos misiles Maverick, el capitán habría tenido menos de cinco minutos para decidir si su nave estaba en peligro, según el informe estadounidense.

Con base en una normativa que se emitió luego del ataque con misiles contra el USS Stark, el año anterior —diseñada para pecar de cautelosos para proteger vidas estadounidenses—, el capitán del Vincennes dio la orden de disparar.

Siete minutos después de despegar, el Airbus A300 de Iran Air recibió el impacto de misiles superficie-aire disparados desde el crucero estadounidense.

Más tarde, las fuerzas armadas estadounidenses lo catalogaron de "accidente trágico y lamentable".

Irán demandó al gobierno estadounidense ante la Corte Penal Internacional en 1989. Estados Unidos e Irán acordaron, en 1996, llegar a un arreglo en el que Estados Unidos pagó millones de dólares a los familiares de las víctimas por daños y perjuicios.

Dos días después de que el vuelo 752 de Ukraine International Airlines cayera cerca de Teherán , el 8 de enero, algunos líderes mundiales señalaron que lo más probable era que le hubieran disparado misiles antiaéreos iraníes por error.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá —país que perdió a 63 ciudadanos en el accidente—, señaló que la información de inteligencia de Canadá y la que brindaron sus aliados muestra que el Boeing 737 fue derribado por un misil tierra-aire iraní .

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, hizo eco de las inquietudes de Trudeau.

El avión cayó unos minutos después de haber despegado y unas horas después de que Irán disparara misiles balísticos contra bases iraquíes que albergaban a tropas estadounidense s .

En ese entonces, el mundo estaba muy atento y se preguntaba si Trump ordenaría un ataque contra Irán en represalia.

No fue un entorno muy diferente al del golfo Pérsico en 1988.

"Alguien pudo haber cometido un error del otro lado", dijo Trump el jueves, 9 de enero, sobre el derribo del avión ucraniano. "Tengo mis sospechas".

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad