Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

EU prevé firmar un acuerdo de paz con los talibanes el 29 de febrero

La "reducción de la violencia" puede marcar un giro importante en el conflicto en Afganistán y puede abrir la puerta a una retirada de las tropas estadounidenses.
vie 21 febrero 2020 12:44 PM
afganistan-talibanes.estados-unidos.jpg
El acuerdo permitiría la retirada de la mitad de los entre 12000 y 13,000 militares que Estados Unidos tiene desplegados en Afganistán.

Estados Unidos y los talibanes prevén firmar un acuerdo histórico que allanaría el camino para terminar con la guerra más larga en la que hayan estado implicados los estadounidenses, afirmaron ambos bandos el viernes, después de que Kabul anunciara una tregua parcial en Afganistán a partir del fin de semana.

Aunque la llamaron "reducción de la violencia", la tregua marcaría un giro importante en el conflicto y allana el camino para la firma de un acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes sobre una retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán tras más de 18 años en el país, a cambio de garantías de seguridad de los insurgentes.

Publicidad

Tanto el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, como los talibanes publicaron comunicados afirmando que habían acordado firmar un pacto el 29 de febrero en Doha, tras una semana de tregua parcial.

Recomendamos: Trump anuncia nuevas negociaciones con los talibanes en una visita a Afganistán

"Después de que comience a aplicarse correctamente este compromiso (de reducción de la violencia) se espera la firma del acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes", dijo Pompeo en un comunicado publicado tras una visita a Arabia Saudita, y señaló que las negociaciones entre los talibanes y el gobierno afgano "empezarían poco después".

El gobierno estadounidense pidió este viernes unidad a los afganos una vez que el acuerdo sea firmado.

"Nos estamos preparando para la firma que tendrá lugar el 29 de febrero. Las negociaciones intraafganas comenzarán poco después (...) La única forma de lograr una paz sostenible en Afganistán es que los afganos se unan y acuerden el camino a seguir", aseguró en una declaración el secretario de Estado, Mike Pompeo.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán, Javad Faisal, y fuentes talibanes, habían afirmado antes que la "reducción de la violencia" entre Estados Unidos, los talibanes y las fuerzas de seguridad afganas empezaría el sábado.

Publicidad
Minibuses rosas, la opción de movilidad segura que prefieren las mujeres afganas

En las negociaciones llevadas a cabo en las últimas semanas en Doha, los talibanes y los representantes estadounidenses, con el apoyo del gobierno de Unidad Nacional afgano, se comprometieron a lograr una "reducción significativa y nacional de la violencia", que llevará a la firma del acuerdo y debe desembocar en un "alto el fuego integral y permanente y la futura hoja de ruta política" para el país.

"Los desafíos persisten, pero el progreso realizado en Doha brinda esperanza y representa una oportunidad real. Estados Unidos llama a todos los afganos a aprovechar este momento", insistió Pompeo.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, afirmó que la reducción de la violencia prometida por los talibanes a partir de esta medianoche y durante siete días servirá para clarificar los próximos pasos del gobierno ante un posible proceso de paz.

Lee: El abandono de EU obligó a este padre kurdo a huir con sus cinco hijos

"Los próximos pasos en el proceso de paz dependerán de los resultados y nuestra valoración de la semana de reducción de la violencia", dijo Ghani en un discurso a la nación.

Las fuerzas de seguridad afganas serán "cuidadosas" y vigilarán estrictamente la situación, según Ghani, quien añadió que estarán a la defensiva y solo reaccionarán a eventuales ataques talibanes.

Publicidad

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, manifestó su satisfacción por el acuerdo en un comunicado y afirmó esperar que este sirva para alcanzar "una paz duradera" y "garantizar que el país nunca más sea un refugio seguro para los terroristas".

Lee: Él es Esmail Quanni, el sucesor de Soleimani frente de las Fuerzas Quds de Irán

"Esta es una prueba crucial para la voluntad de los talibanes y su capacidad de reducir la violencia y contribuir a la paz de buena fe", agregó el jefe de la alianza.

Rusia también elogió el acuerdo, al que calificó de "acontecimiento importante" para la paz en Afganistán, según declaró a la agencia RIA Novosti el enviado ruso en ese país, Zamir Kabulov.

Estados Unidos lleva más de un año negociando con los talibanes para lograr un acuerdo de retirada de sus tropas a cambio de garantías pra los talibanes y la promesa de que los insurgentes participen en diálogos de paz con el ejecutivo afgano.

Recomendamos: La obsesión de Trump con Obama marca su política exterior

Una disminución de la violencia podría mostrar que los talibanes son capaces de controlar a sus fuerzas y que actúan de buena fe de cara a firmar un acuerdo, que permitiría la retirada de la mitad de los entre 12000 y 13,000 militares que Estados Unidos tiene desplegados en Afganistán.

En un comunicado, los talibanes afirmaron que ambas partes "crearían una situación de seguridad adecuada" antes de que se firme un eventual acuerdo.

Una fuente de los talibanes en Pakistán señaló que si el 29 de febrero se firma un acuerdo, las negociaciones entre los talibanes y el gobierno afgano, necesarias para alcanzar un pacto de paz más amplio, comenzarían el 10 de marzo.

En Kandahar (sur), vista como un feudo de los talibanes, un insurgente declaró a la AFP que había recibido órdenes de implementar un alto el fuego.

Recomendamos: ¿Narendra Modi fue demasiado lejos con la polémica ley de ciudadanía en India?

Sin embargo, otro comandante talibán, también en Kandahar, Hafiz Saeed Hedayat, señaló que a él solo le habían ordenados que dejara de atacar ciudades importantes y autopistas.

"Esto quizá signifique que la violencia continuará en los distritos", apuntó Hedayat.

Estados Unidos y los talibanes ya estuvieron cerca de alcanzar un acuerdo antes, pero el presidente estadounidense, Donald Trump, se echó atrás a última hora en septiembre en vista de que los insurgentes no abandonaban la violencia.

Lee: Las fuerzas kurdas llegan a un acuerdo con el gobierno de Siria

En cualquier caso, la tregua no estará exenta de riesgos, advierten los analistas, que vaticinan que la instauración de la paz en Afganistán será extremadamente delicada y que un pacto de paz puede saltar por los aires en todo momento.

Algunos incluso avisan que ambos bandos podrían aprovecharse de la tregua para reconfigurar fuerzas de cara a futuros enfrentamientos.

Este acuerdo puede convertirse en un elemento más de la campaña del presidente Trump de cara a las elecciones de noviembre próximo, ya que una de sus promesas de campaña en 2016 fue la retirada de las fuerzas norteamericanas de Afganistán, país en el que el Pentágono mantiene entre 12,000 y 13,000 militares.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad