Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, anuncia su reapertura gradual

A partir del 1 de junio podrán reabrir, con restricciones, los centros comerciales y las tiendas de la urbe más poblada del país gobernado por Jair Bolsonaro.
mié 27 mayo 2020 03:14 PM
Sao Paulo
Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, se encuentra desde el 24 de marzo en cuarentena parcial.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, anunció este miércoles un plan de reapertura gradual de la economía en el estado con mayor número de contagios y decesos por el COVID-19 en Brasil.

"A partir del 1 de junio, por quince días, mantendremos la cuarentena, pero con una reanudación consciente de algunas actividades económicas en el estado de Sao Paulo", dijo Doria.

Publicidad

Desde el próximo lunes los centros comerciales y las tiendas en calles podrán reabrir por 15 días en Sao Paulo.

La ciudad de Sao Paulo ingresará a la fase dos del plan de reapertura del estado, que permite la reapertura de las operaciones inmobiliarias y de otros negocios con restricciones.

La región metropolitana que rodea a Sao Paulo ha sido clasificada en fase uno, en la que sólo se permiten las actividades esenciales y el trabajo en construcción.

El estado de 46 millones de habitantes totaliza 83.+,625 casos y 6,220 muertes de COVID-19, equivalentes a 22% de los diagnósticos (391,222) y 26% del total de óbitos de Brasil (24,512).

En números relativos, Sao Paulo se halla sin embargo en octavo lugar de los decesos en el país que ostenta una población de 210 millones, con 140 por millón de habitantes.

Otros estados del país sudamericano han comenzado su reactivación economica esta semana. En Brasilia, en tanto, comenzaron a funcionar este miércoles los centros comerciales. El Distrito federal tenía hasta el martes 124 muertos, con una incidencia de 41 decesos por millón de habitantes (12 lugar).

Para ingresar en los establecimientos, los clientes deben usar mascarilla y someterse a verificación de la temperatura.

Las medidas de confinamiento han sido criticadas reiteradamente desde el comienzo de la pandemia por el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, debido a su impacto económico.

Publicidad

Con cerca 400,000 infectados cuando aún falta más de un mes para el pico de la curva de contagios, Brasil es el segundo país del mundo con mayor número de casos después de Estados Unidos y el sexto con más muertos, casi 25,000.

Una reapertura importante

A pesar de las alarmantes cifras, la cuarentena impuesta desde hace dos meses en Sao Paulo por el gobernador Joao Doria nunca consiguió que la mayoría de la gente permaneciera en sus casas, algo que solo cumplió, en promedio diario, un 52% de la población.

La reactivación de la economía ya estaba siendo barajada por Doria por la presión de los empresarios que claman por abrir sus negocios, una medida defendida desde el comienzo de la pandemia por el presidente Jair Bolsonaro, el gobernante más escéptico sobre el COVID-19, que llegó a considerar como una "gripita".

Considerada como el motor económico de Brasil, Sao Paulo responde por más de la tercera parte del PIB nacional y por casi el 40 % de la producción industrial de Brasil.

Sin embargo, buena parte de las industrias tuvo que apagar motores y decretar vacaciones colectivas.

A eso se suma que la región paulista es un importante eslabón logístico para el abastecimiento del país, ya que allí opera el puerto de Santos, el mayor terminal marítimo de Latinoamérica.

Pese al anuncio de reinicio de actividades, Doria admitió que puede dar "un paso atrás" en caso de que lo considere necesario para "proteger vidas".

Publicidad

Plan Sao Paulo

El "Plan Sao Paulo" anunciado por Doria, divide al estado en 17 regiones y consta de cinco fases definidas según criterios de los departamentos de salud para contener la propagación del nuevo coronavirus.

Para evolucionar de una fase a otra, se tomará en cuenta el número de casos y de muertes, la tasa de ocupación de las camas en unidades de cuidados intensivos y el número de hospitalizaciones.

El funcionamiento de escuelas y del transporte fueron excluidos de la clasificación y se encuentran aún en discusión.

Solo las regiones aledañas a la gran Sao Paulo se encuentran en la primera fase, que exige mantener las condiciones actuales.

La ciudad de Sao Paulo y buena parte del estado se encuentran en la segunda fase, que permite la apertura de actividades inmobiliarias y centros comerciales, siempre con restricciones.

Otra fracción menor del estado fue calificada dentro de la fase tres, que posibilita el funcionamiento, con restricciones, de bares, restaurantes y peluquerías.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad