Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

España avanza en su desconfinamiento ante el retroceso del coronavirus

A partir del lunes, la mitad de la población del país entrará en la última fase antes de la reapertura total, mientras que en Madrid y Barcelona podrán abrir las tiendas.
vie 05 junio 2020 12:10 PM
Reapertura gradual
En la región de Madrid y el área metropolitana de Barcelona, las más afectadas por la pandemia, entraran a la fase dos de desconfinamiento.

España seguirá el lunes con su cauteloso desconfinamiento por fases con el pase de Madrid y Barcelona a la segunda y penúltima etapa que autoriza la apertura de playas para el baño recreativo o del interior de restaurantes, indicó este viernes el gobierno.

Por su parte, más de la mitad de la población española, residente en regiones menos afectadas por la pandemia, entrará en la última fase del proceso que permite la realización de casi todas las actividades en ciertas condiciones de higiene y seguridad.

Publicidad

Según anunció este viernes el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, el 52% de la población -25 millones de ciudadanos- pasará a la llamada fase 3, la última antes de regresar a la "normalidad", mientras que el 48 % restante avanza también, aunque está un poco más rezagada, entre ellos los habitantes de Madrid y Barcelona.

Las discotecas y bares de noche seguirán cerrados en todo el territorio y la movilidad interregional e internacional todavía estará sometida a importantes restricciones.

En la región de Madrid y el área metropolitana de Barcelona, las más afectadas por la pandemia que dejó más de 27,000 fallecidos en el país, la fase dos permitirá la reapertura de todos los comercios (hasta ahora solo podían los pequeños), pero a un 40% de aforo.

En las playas de Barcelona, la gente podrá bañarse y tomar el sol cuando por el momento solo se podía pasear, correr o practicar natación. El ayuntamiento anunció la instalación de cámaras y sensores para controlar la ocupación de las playas.

Además, los bares y restaurantes podrán acoger clientes en su interior con un aforo limitado, y no solo en la terraza como hasta ahora. También se autorizarán las visitas a geriátricos o la celebración de bodas en pequeño formato.

El número máximo de personas en una reunión pasará de 10 a 15 en la fase 2.

Publicidad

Las cifras diarias sobre la evolución de la pandemia, cada vez más positivas, avalan esta desescalada.

Un robot sirve cervezas a distancia en España

Según informó este viernes el Ministerio de Sanidad, en las últimas 24 horas hubo un fallecimiento, con lo que suman 27,134 las muertes desde el comienzo de la pandemia, mientras que los casos confirmados ascienden a 240,978, 177 en el último día.

Hacia la ansiada normalidad

Importantes regiones del país que iniciaron antes el desconfinamiento, como Andalucía, Galicia, País Vasco o los archipiélagos de Baleares y Canarias, iniciarán el lunes la última fase, que permite las reuniones de hasta 20 personas o bodas con hasta 75% del aforo.

Desde el próximo lunes, los habitantes de 11 de las 17 regiones españolas también podrán salir a pasear o hacer deporte sin limitación de horario.

Además, los bares y restaurantes ampliarán su aforo al 50%, igual que el comercio o los museos y salas de exposiciones.

A partir de la fase 3, los presidentes de las comunidades autónomas (regiones) recuperarán la "gobernanza plena", después de que algunas de sus competencias fueran asumidas por el gobierno central en plena pandemia, cuando declaró el estado de alarma.

Además, podrán determinar si permiten la movilidad entre sus provincias así como cuándo dan por terminada esa fase y pasan la "normalidad", lo que supondrá también el fin del estado de alarma, cuya última prórroga aprobó también este viernes el gobierno.

Publicidad

Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, insistió en que "esto no es un punto final, sino un punto y seguido" y la portavoz del ejecutivo, María Jesús Montero, hizo un llamamiento a la responsabilidad ciudadana, especialmente a los jóvenes, que suelen salir más y reunirse en grupos más grandes.

Como anunció el gobierno cuando comenzó la desescalada el pasado mes de mayo, esta está siendo asimétrica, ya que la incidencia del COVID-19 no ha sido igual en todo el territorio.

Esta desescalada de las severas restricciones impuestas el 14 de marzo para frenar la pandemia debe terminar entre finales de junio y principios de julio, dependiendo de la región.

El estado de alerta que permitió al gobierno aprobar este confinamiento se prorrogó el miércoles por última vez hasta el 21 de junio.

El gobierno español prepara un decreto con algunas medidas de seguridad e higiene que deberán mantenerse para evitar rebrotes cuando el país alcance lo que llaman la "nueva normalidad".

En espera de turistas

España, el segundo destino mundial para los turistas, abrirá sus fronteras a los extranjeros el 1 de julio.

Dos de las regiones más turísticas de España, las Islas Baleares (Mediterráneo) y las Islas Canarias (Atlántico), que además tienen muy poca incidencia de la pandemia en las últimas semanas, ansían poner en marcha este sector, después de tres meses de parón, y recibir a los visitantes extranjeros, con las vacaciones de verano cada vez más cerca.

En este sentido, el Ministerio de Asuntos Exteriores apoya la iniciativa de Baleares de traer unos 6,000 turistas alemanes en la segunda quincena de junio a modo de "prueba piloto" para analizar el funcionamiento de las medidas a adoptar cuando se levanten las fronteras interiores de la Unión Europea el 1 de julio, según informaron este viernes fuentes diplomáticas.

Los turistas vendrían de Alemania, al ser un país con unas condiciones epidemiológicas similares a las de España, por lo que permitiría poner a prueba las medidas de seguridad en frontera y de seguimiento de viajeros que España piensa imponer a partir de julio.

España apuesta por fijar reglas comunes en el conjunto de la UE para un sector tan importante como el turismo, aunque reconoce que "cada país es soberano en la toma de la decisión", dijo hoy la portavoz del Ejecutivo.

Desde Canarias solicitan al gobierno que fije corredores seguros para reactivar el turismo internacional.

También la Costa del Sol se prepara para poner en marcha el sector turístico, uno de los motores económicos de esa zona del sur de España.

Con información de EFE y AFP

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad