Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Esto es todo lo que sabemos sobre las variantes del COVID-19

Hasta el momento, la OMS ha detectado cuatro variantes de preocupación del coronavirus SARS-CoV-2; las cuatro tienen presencia en México.
jue 20 mayo 2021 05:04 AM
El virus que provoca el COVID-19 está mutando. Es parte de su naturaleza como virus, sufrir modificaciones mientras más se replique en el mundo. Esto no siempre representa un riesgo para el ser humano, aunque ya se han detectado algunos cambios en el virus original que podrían complicar el control de la pandemia.
Las vacunas siguen funcionando y aunque se ha demostrado que las variaciones del SARS-CoV-2 han tenido un impacto en la efectividad de los fármacos existentes, la protección a las personas continúa.

El virus que provoca el COVID-19 está mutando. Es parte de su naturaleza como virus, sufrir modificaciones mientras más se replique en el mundo. Esto no siempre representa un riesgo para el ser humano, aunque ya se han detectado algunos cambios en el virus original que podrían complicar el control de la pandemia.

"Todos los virus, incluido el SARS-CoV-2, evolucionan con el tiempo, la mayoría de las veces sin que ello les confiera ventajas directas como un aumento de la infecciosidad o la transmisibilidad y, a veces, limitando su propagación", explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su sitio web.

Publicidad

La mayoría de las variaciones de la estructura del SARS-CoV-2 son neutrales, es decir, sin un efecto muy distinto al del virus original. El organismo señala que el potencial de mutación de un virus aumenta con la frecuencia de las infecciones, por lo que detener la propagación del virus será clave para impedir el desarrollo de variantes más peligrosas.

Nueva variante de COVID Omicron preocupa a científicos y economistas

Esto es lo que sabemos sobre las variantes del COVID-19.

¿Cómo se clasifican las variantes del COVID-19?

Como explicamos antes, hay cientos de miles de variantes del SARS CoV-2 a estas alturas de la pandemia, pero no todas son importantes. La OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos clasifican las distintas variantes del virus en dos tipos principalmente: las variantes de interés y las variantes de preocupación.

Las variantes de interés son aquellas que tienen marcadores genéticos específicos a los que se asociado a cambios en la unión al receptor, una menor neutralización por los anticuerpos generados contra una infección anterior o a la vacunación, una menor eficacia de los tratamientos, el posible impacto en el diagnóstico o un aumento en la transmisibilidad, indican los CDC en su página de internet.

Una variante de interés podría requerir una o más medidas de salud pública adecuadas, incluida una mejor vigilancia

Publicidad

Una variante preocupantes es aquella para que existe evidencia de una mayor transmisibilidad, casos más graves de enfermedad —por ejemplo, una mayor cantidad de hospitalizaciones o muertes—, reducción significativa en la neutralización por los anticuerpos generados durante una infección anterior o la vacunación, menor efectividad de los tratamientos o las vacunas, o fallas de detección de diagnóstico, señalan los CDC.

La OMS, por su parte, considera que una variante es de preocupación cuando puede generar un impacto negativo, cuando aumenta su virulencia o capacidad para generar daño, que ha cambiado la forma clínica de la enfermedad, o que las vacunas, como medidas de sanidad, ya no son efectivas para hacerle frente.

Hasta el momento sólo cuatro de sus variantes han resultado de preocupación para la OMS: B.1.1.7, que se detectó por primera vez en Reino Unido; la B.1.351, que se detectó en Sudáfrica; la B.1.1.28 o P.1, en Brasil; y recientemente la B.1.617, que se encontró por primera vez en India.

Hasta el momento, lo que se sabe de estas cuatro variantes de preocupación es que está aumentando su capacidad de transmisión; es decir que el virus es más contagioso y que, por ejemplo, si antes tenía la capacidad de transmitirse de una persona a dos, ahora se puede transmitir a cuatro.

Publicidad

¿Estas variantes son más peligrosas que el virus original?

Jairo Méndez Rico, asesor regional en Enfermedades Virales del Departamento de Emergencias en Salud de la OPS/OMS durante un seminario, explicó una que la mayor capacidad de replicación de estas variantes no necesariamente implica una mayor agresividad.

"Normalmente a un virus no le conviene matar a su huésped, es decir, en ese proceso de cambio o de evolución, normalmente los virus evoluciones a ser más transmisibles, pero no más agresivo o peligrosos, no les conviene dañar a su huésped porque lo necesitan para replicarse", señaló.

"El objetivo de un virus es infectar una célula, mejorar su capacidad para entrar una célula y una vez que esté dentro, entonces poderse aplicar. El otro objetivo del virus es escaparse de la respuesta inmune", explicó el especialista de la OPS/OMS.

El principal problema de las variantes sería que las mutaciones en la proteína S o Spike, la que se engancha a las células humanas, provoquen que no sean reconocibles para el sistema inmune.

"Tenemos que poner mucha atención a que ocurra una variante de escape. Eso entonces, es parte de los que el virus que quisiera hacer, buscar escapes a la respuesta inmune", dijo Méndez Rico.

¿En qué países de América se han detectado las variantes?

Una o más de las cuatro variantes de COVID-19 que generan preocupación a las autoridades sanitarias fueron detectadas hasta ahora en 37 países y territorios de las Américas, dijo el viernes la OPS.

De estas, la más extendida en la región es la conocida como variante británica, hallada en 34 países y territorios americanos, seguida de la brasileña, en 21, de la sudafricana, en 17, y de la india, en ocho.

India alerta sobre la cepa "doble mutante" del coronavirus

Los cinco países donde se identificaron las cuatro variantes preocupantes son Argentina, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá. A este grupo se suma la isla de Aruba, un territorio holandés en el Caribe.

¿Las variantes afectarán la vacunación?

Las vacunas siguen funcionando y aunque se ha demostrado que las variaciones del SARS-CoV-2 han tenido un impacto en la efectividad de los fármacos existentes, este ha sido menor y la protección a las personas continúa.

"Las vacunas como están, funcionan para todas las variantes que están circulando. Algunas de las vacunas, con algunas de esas variantes, la eficacia puede ser que disminuya un poco. Eso quiere decir que funcionan, es probable que en vez de funcionar con 95% de eficacia, lo haga con 90% pero igual la persona está protegida", agregó Méndez Rico.

Katerine O’Brien, quien dirige el departamento de vacunas de la OMS, indicó en un episodio del podcast Science in Five Minutes, señaló que es posible que las vacunas no sean tan eficaces como lo son contra el virus original. Pero siguen teniendo una considerable eficacia contra el COVID-19.

"Creo que es realista esperar que seguirán apareciendo nuevas variantes. Es como se comportan los virus. Y los fabricantes de las vacunas ya las están adaptando para tratar de mejorarlas contra esa serie de variantes a medidas que la vamos conociendo más y sabemos cómo están interactuando con las vacunas", dijo la también investigadora de la Johnson Hopkins Vaccine Iniciative.

O’Brien señaló que por eso será importante seguir con el uso de abrebocas aún después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
Publicidad