Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La desigualdad en el reparto de vacunas anticovid llega a la Asamblea de la ONU

Numerosos líderes mundiales han aprovechado su espacio en la sede de Naciones Unidad para reclamar más solidaridad en el acceso a las vacunas para acabar con la pandemia.
mié 22 septiembre 2021 01:46 PM
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la representante de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, sostienen una reunión virtual con el secretario general de la ONU, António Guterres; el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; y la directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala.
La Casa Blanca organizó una cumbre virtual sobre la panemia con motivo de la semana de debates de la Asamblea General de la ONU.

La desigualdad en el reparto de las vacunas contra el COVID-19 ha sido uno de los grandes temas de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Mientras los países de renta alta han podido inmunizar a la mayoría de su población adulta, en incluso han iniciado la aplicación de dosis de refuerzo, otros no han podido iniciar

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Guterres destacó como reflejo de muchos problemas la desigualdad en el acceso a las vacunas contra la COVID-19, calificando como una "obscenidad" el hecho de que los países ricos hayan inmunizado a la mayoría de su población mientras un 90% de África espera aún su primera dosis.

Publicidad

El portugués, en un discurso de apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas, criticó con dureza la falta de solidaridad en este ámbito y la destacó como un reflejo de las grandes problemas del mundo actual.

"De un lado vemos vacunas desarrolladas en tiempo récord, una victoria de la ciencia y del ingenio humano. Del otro, vemos un triunfo arruinado por la tragedia de la falta de voluntad política, el egoísmo y la desconfianza", señaló Guterres.

El secretario general de Naciones Unidas recalcó que el mundo "aprobó el examen de ciencia", pero tiene un suspenso en "ética".

"Quizás una imagen cuenta la historia de nuestro tiempo. La foto que hemos visto de algunas partes del mundo con vacunas contra la covid-19 en la basura. Caducas y sin usar", apuntó.

Guterres volvió a reclamar ante los líderes internacionales un "plan global de vacunación" que como mínimo doble la producción de vacunas y asegure que estas lleguen al 70 % de la población mundial en la primera mitad de 2022.

Numerosos líderes insistieron en ese punto, reclamando más solidaridad y acceso a vacunas para poder salvar vidas y acabar con la pandemia. Varios de los presidentes latinoamericanos aprovecharon su tribuna para reclamar mayor igualdad en el reparto de las vacunas.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, lamentó que la vacunación sea tan desigual en todo el mundo; eso sí, sin olvidar que su país es un ejemplo global al ser uno de los que más ha avanzado contra la pandemia, con casi el 90% de la población objetivo inmunizada y más de 2.6 millones de terceras dosis administradas.

 

El portugués, en un discurso de apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas, criticó con dureza la falta de solidaridad en este ámbito y la destacó como un reflejo de las grandes problemas del mundo actual.

"De un lado vemos vacunas desarrolladas en tiempo récord, una victoria de la ciencia y del ingenio humano. Del otro, vemos un triunfo arruinado por la tragedia de la falta de voluntad política, el egoísmo y la desconfianza", señaló Guterres.

El secretario general de Naciones Unidas recalcó que el mundo "aprobó el examen de ciencia", pero tiene un suspenso en "ética".

Los más pobres no deben ser "pisoteados en la estampida por vacunas": OMS

"Quizás una imagen cuenta la historia de nuestro tiempo. La foto que hemos visto de algunas partes del mundo con vacunas contra el COVID-19 en la basura. Caducas y sin usar", apuntó.

Guterres volvió a reclamar ante los líderes internacionales un "plan global de vacunación" que como mínimo doble la producción de vacunas y asegure que estas lleguen al 70 % de la población mundial en la primera mitad de 2022.

Numerosos líderes insistieron en ese punto, reclamando más solidaridad y acceso a vacunas para poder salvar vidas y acabar con la pandemia. Varios de los presidentes latinoamericanos aprovecharon su tribuna para reclamar mayor igualdad en el reparto de las vacunas.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, lamentó que la vacunación sea tan desigual en todo el mundo; eso sí, sin olvidar que su país es un ejemplo global al ser uno de los que más ha avanzado contra la pandemia, con casi el 90% de la población objetivo inmunizada y más de 2.6 millones de terceras dosis administradas.

 

Esos 500 millones de dosis se suman a los otros 500 millones de vacunas de la misma farmacéutica que Biden prometió en junio que entregaría a cerca de 100 países en los próximos dos años.

"Por cada vacuna que hemos puesto hasta ahora en Estados Unidos, nos hemos comprometido a entregar tres al resto del mundo", aseguró Biden.

Anunció, además, que Estados Unidos invertirá 370 millones de dólares más para ayudar a entregar y administrar esas dosis en todo el mundo; y que destinará más de 380 millones de dólares a la alianza global de vacunas Gavi para facilitar que lleguen a las áreas con mayor necesidad.

"Estados Unidos se convertirá en el arsenal de vacunas, como fuimos el arsenal de la democracia durante la Segunda Guerra Mundial", subrayó Biden.

Recordó que su gobierno ya ha prometido "casi 1,400 millones de dólares para reducir las muertes por COVID-19 y mitigar los contagios" en todo el mundo, y que planea apoyar el establecimiento de un "mecanismo financiero para la seguridad y salud global", de cara a futuras pandemias.

Biden aseguró además que ha llegado a una alianza con la Unión Europea (UE) para "trabajar más de cerca" a la hora de repartir vacunas a países en vía de desarrollo, y dijo que esa cooperación debe respetar varios principios.

"Tenemos que comprometernos a donar, no vender, dosis a los países de ingresos menores, y que esas donaciones no lleven adheridas condiciones políticas", destacó el presidente.

A la cumbre virtual asistieron el secretario general de la ONU, António Guterres; el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; y la directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala, entre otros líderes.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad