Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Francia dice que Europa no puede confiar su defensa a Estados Unidos

Tras la crisis diplomática por la cancelación de un contrato militar, el gobierno de Emmanuel Macron insiste en que superar el desacuerdo requerirá tiempo y actos.
jue 23 septiembre 2021 01:17 PM
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidnete de Francia, hablan después de la toma de la foto oficial de la cumbre del G7 en Cornwall, Reino Unido, en junio de 2021.
Emmanuel Macron y Joe Biden, acordaron en una conversación telefónica unos primeros pasos para rebajar la tensión y pactaron reunirse en persona en octubre en Europa.

La crisis de los submarinos —desatada la semana pasada por la cancelación de un contrato militar millonario entre Australia y Francia— ha regresado al debate en París la idea de que la seguridad de Europa no puede seguir en manos en las manos de Estados Unidos.

Aunque los presidentes Emmanuel Macron y Joe Biden sostuvieron el miércoles una conversación“amistosa”, de acuerdo con la Casa Blanca, e incluso aceptaron reunirse en Europa a finales de octubre, Francia ha dejado claro que superar la crisis diplomática requerirá más que promesas.

Publicidad

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, advirtió este jueves a su homólogo estadounidense, Antony Blinken, que superar la crisis diplomática por el contencioso de los submarinos necesitará tiempo y actos.

Le Drian discutió con Blinken, en el marco de la 76 Asamblea General de la ONU, el proceso de consultas reforzada que los dos países han acordado con el fn de “recuperar” a confianza”, de acuerdo con un comunicado del gobierno francés.

Según esa nota, el funcionario francés recordó que se ha superado una "primera etapa con la llamada entre los dos presidentes, pero constató que la salida de la crisis entre los dos países requerirá tiempo y requerirá actos”.

Un día antes, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el estadounidense, Joe Biden, acordaron en una conversación telefónica unos primeros pasos para rebajar la tensión y pactaron reunirse en persona en octubre en Europa.

La primera medida será la vuelta a Estados Unidos del embajador francés, llamado a consultas la semana pasada junto al representante diplomático galo en Australia después de que este último país anulara un lucrativo contrato con Francia, valorado en total en unos 56,000 millones de euros, para la construcción de doce submarinos.

Un hombre abofetea a Emmanuel Macron en una visita al sureste de Francia

Washington recalcó el miércoles que el compromiso de Francia y de la Unión Europea en el Indo-Pacífico tiene una "importancia estratégica" y reconoció igualmente la necesidad de una defensa europea "más fuerte y más capaz que contribuya de forma positiva a la seguridad transatlántica y mundial y sea complementaria al rol de la OTAN".

Publicidad

Estados Unidos, que según el Elíseo fue quien solicitó la llamada, se comprometió además a reforzar su apoyo a las operaciones antiterroristas de los países europeos en el Sahel en el marco de la lucha común contra el terrorismo

La seguridad de Europa en sus propias manos

Esta crisis diplomática con Estados Unidos, la peor desde el “no” francés a la guerra en Irak en 2003, ha revivido uno de los proyectos clave de la política exterior de Macron: el desarrollo de una defensa europea coordinada que no dependa de los vaivenes de su socio norteamericano.

La crisis de los submarinos muestra que la Unión Europea "ya no puede contar" con Estados Unidos para garantizar su protección, dijo este jueves el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, instando a los europeos a "abrir los ojos”.

"Estados Unidos solo tiene una preocupación estratégica: China, contener el aumento de poder de China". Tanto el ex presidente Donald Trump como el actual mandatario Joe Biden "estiman que sus aliados deben ser dóciles. Y nosotros estimamos que tenemos que ser independientes", agregó el ministro francés.

"Nuestros socios europeos tienen que abrir los ojos", pidió, criticando el apoyo brindado por Dinamarca a Estados Unidos, totalmente opuesto a las críticas formuladas por las autoridades europeas tras la decisión australiana de anular el contrato con el grupo francés Naval Group y optar por un acuerdo con Estados Unidos y el Reino Unido.

Publicidad

"Pensar, como Dinamarca, que Estados Unidos va a seguir protegiéndonos, defendiéndonos, pase lo que pase, es un error", aseguró.

No es el único. En Francia algunos políticos quieren poner sobre la mesa la cuestión de la participación de Francia en el mando integrado de la OTAN.

Francia regresó a la OTAN en 2009 de la mano de Nicolas Sarkozy, 43 años después de haberla abandonado con el general Charles de Gaulle.

"El diálogo político es inexistente en el seno de la OTAN", pero "no hay que dar un portazo" a la alianza por todo ello, respondió el miércoles ante los senadores la ministra de Defensa, Florence Parly.

La idea de crear un ejército europeo tomó fuerza durante el gobierno de Donald Trump (2017-2021). El entonces presidente estadounidense llevó al límite la relación con sus socios europeos, especialmente en temas de gasto militar.

En varias ocasiones, Trump dijo que Estados Unidos no podía seguir encargándose de la defensa de Europa si los integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no subían sus gastos de defensa a por lo menos el 2% de su PIB, una meta que pocos países europeos cumplen.

En 2019, Macron aseguró que la organización estaba en “muerte cerebral” gracias a las medidas del presidente Trump.

Esta organización "solo funciona si el garante de último recurso funciona como tal. Yo diría que deberíamos reevaluar la realidad de lo que es la OTAN a la luz del compromiso de Estados Unidos", indicó Macron en una entrevista con The Economist.

La OTAN es una alianza de defensa colectiva que surgió durante la Guerra Fría, y bajo su carta fundacional, un ataque contra un miembro provoca una respuesta de la alianza.

El presidente francés se quejaba entonces de una falta de coordinación entre Europa y Estados Unidos en temas clave como la guerra en Siria. "No hay coordinación alguna en la toma de decisiones estratégicas entre Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. Ninguna”.

Macron consideró que es esencial que la defensa europea sea "más autónoma en términos de estrategia y capacidad militar”.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad