Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Kim Jong Un se gana a otros países y Trump no lo detiene

En lugar de ser tratado como un régimen malicioso que viola las leyes internacionales, sus pares tratan a Kim como a un igual, comenta Samantha Vinograd.
lun 27 agosto 2018 04:13 PM

Nota del editor: Samantha Vinograd es analista de seguridad nacional de CNN. Trabajó en el Consejo de Seguridad Nacional del presidente Obama de 2009 a 2013 y en el Departamento del Tesoro bajo el presidente George W. Bush. Síguela en @sam_vinograd. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente suyas.

(CNN) - Todas las semanas escribo sobre las posibles valoraciones de inteligencia que bien podrían terminar sobre el escritorio del presidente de Estados Unidos. Mi versión del informe semanal presidencial, inspirada en el informe que el director de inteligencia nacional prepara para el presidente casi a diario, se centra en los temas y cuestiones que el presidente necesita saber para tomar decisiones informadas.

Este es mi informe para la semana:

Corea del Norte: coalición consciente

Ante la cancelación del viaje del Secretario de Estado Mike Pompeo a Corea del Norte, estimamos que otros países no esperarán a que Kim Jong Un se desnuclearice para seguir adelante con las conversaciones diplomáticas y de ayuda económica que mantienen con él.

OPINIÓN: El negociador de Corea del Norte no es un tipo muy amable

Publicidad

En lugar de ser tratado como un régimen malicioso que viola las leyes internacionales, sus pares tratan a Kim como a un igual.

La decisión de Trump de reconocer públicamente la falta de progreso en materia de desnuclearización probablemente no frene el empuje de Kim; estimamos que otros países conscientemente continuarán reasociándose con él por razones de interés propio. Pueden juzgar que los beneficios de asociarse con Kim superan los riesgos de ir en contra de la política estadounidense de máxima presión. También pueden tomar nota de la disposición de Trump para reunirse con Kim otra vez y pensar que si Trump puede pasar tiempo con Kim, también ellos pueden.

El tuit de Trump del viernes denunciando a China por no apoyar la desnuclearización no cambiará el plan del presidente chino, Xi Jinping, de visitar Corea del Norte el próximo mes, y su visita sin duda se centraría en darle a Corea del Norte ayuda inmediata. Trump ha culpado en el pasado a China por obstaculizar el progreso en la desnuclearización, y eso no ha impedido que los chinos defiendan a Corea del Norte diplomáticamente y pidan el levantamiento de las sanciones para el régimen de Kim. Hasta la fecha, culpar a Xi no ha hecho que los chinos cambien de postura. Xi avanza firme.

Lee: Las empresas de EU tendrán que esperar para entrar a Corea del Norte

A raíz de la decisión de Trump de posponer la próxima ronda de negociaciones, cabe esperar que los chinos hagan lo que históricamente mejor hacen: culpar a Estados Unidos por cualquier problema en la Península Coreana. Los chinos dijeron que la decisión de cancelar el viaje de Pompeo fue "irresponsable" y dijeron que apoyan "proseguir en el proceso de un acuerdo político" sin abordar el hecho, citado la semana pasada por el Organismo Internacional de Energía Atómica, de que Corea sigue desarrollando un programa nuclear ilegal.

China ha pedido un enfoque escalonado y gradual para la desnuclearización, bajo el cual Kim recibiría algo por cada paso que dé en esa dirección.

Kim sí cumplió uno de los compromisos que asumió con Estados Unidos en Singapur (devolvió los restos de los soldados a la agencia POW), pero ese paso no tiene nada que ver con la desnuclearización. Con todo, cabe esperar que los partidarios de Corea del Norte en Pekín y Moscú argumenten que Kim no se ha desnuclearizado porque Estados Unidos no ha mantenido su parte del acuerdo recompensándolo por los pasos que ha dado.

Lee: Queda "camino por recorrer" para desnuclearizar Corea del Norte, señala Pompeo

Corea del Sur tuvo una respuesta mesurada a la cancelación del viaje de Pompeo, haciendo referencia a la necesidad de tener una "visión a largo plazo" y "mantener el avance hacia el diálogo", en lugar de focalizarse en el nulo progreso de Kim para desnuclearizar el país. Tal vez ello se deba a que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, continúa con los lucrativos planes de integración intercoreana.

Corea del Sur abrirá pronto una oficina diplomática de enlace en Corea del Norte, y Moon habló recientemente de un abanico de iniciativas de integración económica que emprende con Kim. Moon ha estimado el valor de esta integración en más de 60 mil millones de dólares en los próximos 30 años y ha detallado planes para construir ferrocarriles que conecten las dos Coreas entre sí y con Rusia y China, reanudar el turismo en el Monte Kumgang y reabrir el Complejo Industrial de Kaesong en Corea del Norte.

Es probable que Moon sepa que su plan podría dañar su relación con Estados Unidos porque va en contra de la presión económica que Trump quiere mantener hasta que Kim se desnuclearice. Sin embargo, el índice de aprobación de Moon ha disminuido recientemente en su país y está bajo presión para revitalizar la economía surcoreana y para mostrar signos tangibles de que valió la pena arriesgar su reputación personal para mejorar las relaciones con Corea del Norte.

OPINIÓN: ¿Trump le dará permiso a Corea del Norte de tener armas nucleares?

Cabe suponer que tanto China como Rusia, países a los que Moon accedería vía Corea del Norte, están presionando en privado a Moon para que avance con sus planes de integración económica. Además, estos países obtendrían sus propios beneficios económicos y geopolíticos fomentando una relación cercana con Corea del Sur al tiempo que ésta, potencialmente, pierda el favor de Estados Unidos.

Se ha informado que Japón está considerando entregar un paquete de ayuda a Corea del Norte para poner fin al problema de los secuestros norcoreanos de ciudadanos japoneses. Si las relaciones se normalizan y los secuestrados son devueltos, Japón podría darle a Kim 10 mil millones de dólares en asistencia económica. La pregunta pendiente es si el primer ministro japonés, Shinzo Abe, condicionaría esa ayuda a la desnuclearización norcoreana. Abe dijo en el pasado que quiere reunirse con Kim, y podría pactar una cumbre para garantizar el regreso de los secuestrados.

Las consecuencias en el extranjero

A medida que las autoridades estadounidenses continúan investigando varios casos legales que involucran a personas cercanas al presidente Trump, otros líderes podrían aprovechar la situación.

Lee: EU y China acabaron sin acuerdo pláticas para contener su guerra comercial

Dado que el presidente ruso Vladimir Putin ha subrayado las presuntas deficiencias en la democracia estadounidense, cabe esperar que amplifique una narrativa que presenta a Trump como alguien que abusa de sus facultades y trata de interferir indebidamente en el sistema legal para fines personales o políticos, incluso tratando de influir qué debe investigar el Departamento de Justicia y amenazarlos si no están de acuerdo. Con esto Putin lograría socavar la base de nuestras instituciones democráticas: la separación de poderes.

Los países censurados por Estados Unidos por abusar de sus sistemas judiciales con fines políticos también pueden percibir cierto grado de hipocresía si creen que Trump está tratando de interferir con procedimientos legales o actuar contra el Fiscal General Jeff Sessions cuando no está de acuerdo con él. Los países sancionados recientemente por Estados Unidos por abusar del poder ejecutivo para influir en la aplicación de la ley, como Turquía y Venezuela, pueden denunciar que el Washington no aplica en casa lo que predica en el extranjero.

Las contrapartes extranjeras pueden adoptar un enfoque de esperar y ver antes de iniciar negociaciones con Estados Unidos sobre acuerdos a largo plazo e iniciativas de política que podrían no mantenerse tras la salida de Trump. Es posible que quieran ver cómo resultan las elecciones intermedias (y si los republicanos conservan el control del Congreso) porque creen que eso podría afectar cualquier acción legislativa, incluida la posible destitución de Trump.

OPINIÓN: Presidente Trump, Irán no es Corea del Norte

Rusia: ocupar el lugar de Estados Unidos

Creemos que Rusia continúa su estrategia de tratar de reemplazar a Estados Unidos. Y, en última instancia, reemplazarnos en varias negociaciones y relaciones de alto nivel.

Un año después del discurso de Trump detallando su estrategia para Afganistán y tras un exitoso ataque contra el jefe de ISIS en ese país, Rusia está tratando de neutralizar los esfuerzos de Estados Unidos para negociar el fin de la violencia.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, extendió públicamente una oferta de alto el fuego a los talibanes, y Washington ha estado trabajando para intermediar en las negociaciones entre los talibanes y el gobierno de Afganistán. Pero Rusia, no por casualidad, anunció su propia conferencia por separado sobre el futuro de Afganistán. Los talibanes asistirán. Rusia todavía los etiqueta como una organización terrorista, pero Putin ha estado participando selectivamente con ellos durante años.

Lee: Trump promulga ley de defensa con medidas más suaves vs las chinas ZTE y Huawei

El gobierno afgano ha dicho que "cualquier discusión organizada fuera del proceso de paz dirigido por el gobierno no dará resultados ". Estados Unidos también ha dicho que no asistirá a esta ronda de discusiones promovida por Rusia . Incluso sin la participación del gobierno de Afganistán, Rusia seguirá adelante con las conversaciones con los talibanes porque quiere reemplazar a Estados Unidos como el mediador principal en este conflicto, tal como lo está haciendo en Siria e incluso en las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Es probable que Putin esté buscando reemplazar el papel de Estados Unidos en Siria. Estimamos que busca capitalizar la decisión de Trump de retirarse del país. Y la aparición de un video que anuncia el número de tropas rusas y sus logros en Siria, no es casual. Es probablemente propaganda diseñada para mostrar el compromiso de larga data de Rusia con Siria, en contraste con la decisión de cortar la asistencia estadounidense y sopesar la retirada de tropas.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad