Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Aunque no lo sepamos, las tasas de interés impactan nuestras finanzas personales

Los préstamos bancarios, la compra de un auto, casa, o el uso de las tarjetas de crédito, todo está impactado por las tasas de interés, dice Valentín Martínez Rico.
lun 29 julio 2019 10:03 AM

(Expansión) - Cuando vemos noticias o escuchamos hablar en distintos medios de comunicación sobre cifras económicas, datos, tendencias, tasas, etcétera, la mayoría solemos sentir que se trata de temas ajenos, sin impacto directo en nuestra vida cotidiana.

Día a día solemos tomar decisiones financieras exclusivamente en función de nuestra percepción de la realidad, es decir, si siento que mi situación económica actual y futura, es y se mantendrá estable, muy probablemente realice un mayor consumo de bienes y servicios, ya sea con recursos propios o de terceros a través de préstamos o de créditos.

Pero hablando de decisiones de consumo basadas en el crédito, se requiere tomar en cuenta factores que en el mediano plazo pueden afectarlas, pues como veremos, la política monetaria incide directamente en el costo del dinero a través de las tasas de interés.

Publicidad

La política monetaria es lo que hace el Banco de México (Banxico) para administrar la cantidad de dinero y crédito en la economía. En nuestro país el objetivo de la política monetaria es mantener la estabilidad de precios en los bienes y servicios que consumimos, es decir, controlar la inflación. De manera general y simple, la inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país durante un periodo de tiempo.

Dado que Banxico no puede controlar de manera directa los precios de todos los bienes y servicios, lo que sí hace es definir el objetivo de inflación, un rango y el plazo para cumplir con dicho objetivo. Actualmente en México el objetivo de inflación es del 3%, con un rango de variabilidad de más/menos 1%; lo que significa que mientras la inflación anual se ubique en un rango de 2% a 4% puede decirse que el banco central está cumpliendo con su propósito.

Por excelencia la herramienta que utiliza Banxico para no desviarse de su meta de inflación es la tasa de interés objetivo -actualmente se ubica en 8.25%-, conocida también como tasa de interés interbancaria a un día y que es la misma tasa que anuncia el banco central en sus decisiones de política monetaria.

Podcast: ¿Qué es la tasa de interés de Banxico?

Publicidad

La tasa de interés resulta muy relevante pues funciona como referencia para distintas operaciones financieras, como por ejemplo en las condiciones de otorgamiento de créditos y de distintos tipos de inversiones. Decíamos que el banco central no puede controlar los precios de manera directa, pero sí tiene la capacidad de controlar el precio del dinero, es decir, a través de la tasa de interés las instituciones financieras nos dejan saber cuánto costará utilizar cierta cantidad de dinero que tomemos a crédito o, en su caso lo que se nos pagará por nuestras inversiones.

El arte en el manejo de la política monetaria está en no subir demasiado la tasa de referencia, lo que provocaría una disminución en el apetito por el crédito debido a que el pago de intereses resultaría muy costoso para el ingreso individual o familiar. Si esto sucediera se podrían generar afectaciones en el consumo de forma negativa; además, las tasas elevadas desincentivan las inversiones productivas y provocan que se posterguen las decisiones de consumo, con lo que en el tiempo se puede generar una desaceleración en el ritmo de crecimiento económico del país.

Por otra parte, si las tasas perduran bajas por un tiempo considerable, habría un efecto contrario, es decir, tanto los individuos como las empresas pueden caer en la tentación de contratar deuda más allá de sus capacidades financieras, al tiempo que el consumo puede sufrir una aceleración desordenada que genere un sobrecalentamiento en la economía y una inflación más allá de los límites objetivo del Banco de México, con lo que se vería en la necesidad de iniciar un ciclo de alza de tasas

Lee: Todo lo que debes saber de la tarjeta de crédito de Apple con Goldman Sachs

La próxima vez que escuchemos o leamos que el Banco de México subió o bajó la tasa de referencia, recordemos que esto tiene un impacto directo en los costos de los créditos personales, de autos, de vivienda, de tarjeta, así como en cierto tipo de instrumentos financieros.

Aunque podemos pensar que tenemos unas finanzas personales muy ordenadas y que contamos con poco o nulo endeudamiento, pero tal vez las empresas de las que se obtienen los bienes y servicios que consumimos no estén en la misma situación y pueden ser más susceptibles a la tasa en cuestión. De ahí la importancia de mantenerse bien informado y consultar las condiciones y las tasas de interés que pagaremos antes de realizar cualquier consumo a través del crédito.

Publicidad

Ahora sabemos que un número aislado o frío como la tasa de referencia de Banxico no nos dice nada sin una explicación. Sin embargo, nuestra realidad financiera está íntimamente ligada a estos temas que nos parecen tan lejanos, por lo que resulta fundamental sumergirse un poco en materia financiera y económica con el objetivo de comprender de manera adecuada nuestro entorno y tomar mejores decisiones en nuestras finanzas personales.

Nota del editor: Valentín Martínez Rico es Subdirector de Estrategia de Portafolio de SURA Asset Management México.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad