Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Que a tu visión del 2020 no le falten los componentes del bienestar

Centrarte únicamente en indicadores económicos para formarte una visión del 2020 podrías estar dejando afuera otros aspectos, opina Adriana Castro.
jue 26 diciembre 2019 01:04 PM
Mujer feliz
Establecer una perspectiva amplia y enriquecedora del 2020 debe quedar en las mejores manos: las tuyas, considera Adriana Castro.

(Expansión) – Comprender el entorno en el que nos desenvolveremos en 2020 ayudará a tener un panorama y a ejecutar mejores decisiones.

El Banco Central prevé este escenario: "La revisión para 2020 incorpora un menor nivel esperado para el PIB, lo que genera una menor base para el crecimiento de 2020".

Publicidad

Existen varios indicadores de la macroeconomía y en este artículo no habría oportunidad de explicar todos. Así que me centraré en el PIB, que es un indicador relevante porque mide la salud económica de México.

Pronosticar un PIB con bajo nivel se traduce en que las personas tendremos dificultad para lograr ciertas metas como poner un negocio, vender una casa y conseguir un empleo.

Ante este escenario, expertos recomiendan medidas como cuidar nuestro empleo, cuidar a nuestros clientes, manejar bien nuestras finanzas, créditos y deudas, así como pensar mejor el consumo de los bienes que vamos a adquirir.

Probablemente este panorama ya lo conocías. Así que, ¿cuál es el contenido de valor de este artículo?

No quiero llenarte de datos macroeconómicos, sino invitarte a que reflexiones si la perspectiva con la que visualizas el 2020 es saludable y funcional para ti.

La ciencia de la felicidad aporta un par de ideas que te pueden ayudar para tomar perspectiva. Identifica:

Publicidad
Cinco pasos hacia una jubilación feliz y segura

Primero

¿Cuál es tu reto? Desde mi opinión, evitar que la negatividad te invada. Está comprobado que las personas prestamos más atención a lo negativo que a lo positivo. La investigación dice que tener cierto grado de negatividad es saludable porque te permite estar alerta y te aleja de un optimismo ilusorio.

El problema es cuando se te pasa la mano y te quejas de todo: del 2020, del país, de sus gobernantes, de tu trabajo… y por si fuera poco, argumentas que no es que seas negativo, sino que “eres realista”.

¿Quién quiere estar al lado de alguien negativo? Nadie.

Piénsalo: todos tenemos a alguien en nuestra familia que es “el negativo”. Si aún no identificas quién es el negativo de tu familia es porque, probablemente, tú eres esa persona.

Así que antes de expresar tu opinión en relación al 2020 reflexiona: “Lo que estoy a punto de decir, ¿es un reflejo de quien quiero ser?”.

Publicidad

Segundo

¿Qué te hace falta? Quizá ampliar tu visión. Si ves el 2020 sólo desde la óptica del crecimiento económico, estarías considerando únicamente una perspectiva.

Mariano Rojas -economista que desde hace 20 años ha investigado la relación entre la felicidad con ciertas variables económicas- señala que el PIB y el crecimiento económico es el objetivo principal de nuestra organización social… y es un error. Dice que bajo esa idea se considera que la función principal de las personas es contribuir al aumento de la producción. Concebir a las personas como un instrumento para lograr el crecimiento económico es la fórmula incorrecta.

Por otro lado, Daniel Gilbert -profesor de psicología en Harvard- establece que lograr que una persona salga de la pobreza sí se traduce en felicidad para ella. Sin embargo, una vez que sus necesidades básicas estén cubiertas, tener un mayor ingreso no necesariamente la hará más feliz.

Recuerdo a Xavier, un taxista. Me contó que durante el día es dueño de una refaccionaria y recientemente por las noches trabaja haciendo viajes. Vive con su hijo adolescente y desde que Xavier es taxista, ve poco a su hijo. Sólo los fines de semana y generalmente está tan cansado que los últimos domingos han dejado de salir. Le pregunté si de verdad necesitaba ese trabajo y su respuesta fue. “Honestamente, no. Pero a ambos nos gusta vivir bien: compramos ropa de marca”.

Desde la perspectiva de una estrategia de desarrollo, Xavier ya tiene un mejor ingreso y está haciendo una contribución al crecimiento económico, pero ¿a qué precio? Dejar de convivir con su hijo quizá sea muy alto. Además, aunque Xavier gane más, si no tiene nociones de un consumo responsable y una administración de sus finanzas, su ingreso seguirá siendo insuficiente y ahora su calidad de vida, también.

¿Necesitas más horas para terminar todas tus tareas?

Mariano Rojas considera que lo que estamos ganando por enfocarnos sólo al crecimiento económico, se está perdiendo por no tener tiempo para interactuar con nuestros seres queridos y para el ocio, que no es improductivo y sí es importantísimo para una vida satisfactoria y porque nos permite “resetearnos” para volver al trabajo enfocados.

Así que al hacerte una perspectiva del 2020 procura que a tu visión no le falte todos los componentes del bienestar. El bienestar financiero sólo es uno. Tom Rath, profesor de la Universidad de Pensilvania, dice que el bienestar se compone de cinco elementos: profesional, social, financiero, físico y comunitario.

Centrarte únicamente en indicadores económicos para formarte una visión del 2020 podrías estar dejando afuera otros aspectos.

Establecer una perspectiva amplia y enriquecedora del 2020 debe quedar en las mejores manos: las tuyas.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad