Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿El desmantelamiento del Sistema Nacional Anticorrupción?

Si bien es cierto que se generaría un ahorro con la eliminación de las Salas, estaríamos condenando a instancias que aún no han podido mostrar sus resultados, opina Emiliano Montes de Oca.
mié 17 junio 2020 06:31 AM

(Expansión) – Las críticas esbozadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), la propuesta de eliminación de las salas anticorrupción del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), así como la reciente instalación del Comité Técnico Especializado en Información sobre Corrupción ( CTEICO ), dan señales de una posible intención de desmantelar el SNA.

Respecto a las críticas esbozadas por AMLO, hay que recordar que el SNA efectivamente fue creado en 2015 durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, sin embargo, para su diseño se tomaron en cuenta las recomendaciones de organizaciones de la sociedad civil (OSC) y académicos expertos en la materia, así como la propuesta de iniciativa ciudadana conocida como Ley 3 de 3. Además, el SNA considera la participación activa de la sociedad civil a través de Comités de Participación Ciudadana que se replican a nivel nacional.

Publicidad

Desde su campaña presidencial, AMLO y los integrantes de Morena han mantenido el estandarte anticorrupción como prioridad; sin embargo, nunca han apoyado al SNA. Al contrario, han mostrado desinterés y apatía hacia el mismo. Muestra de ello ha sido la falta de nombramiento de los 18 magistrados anticorrupción y las críticas que, desde principios de 2019, Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado, hizo a la Sección Tercera y a las Salas Regionales del Tribunal, argumentando que se trataba de un exceso de gasto.

Hay que recordar que con el SNA se estableció que el TFJA debería contar con 5 salas regionales especializadas en materia de responsabilidades administrativas, encargadas de sancionar la corrupción a lo largo del país y con una Sección Tercera de Sala Superior encargada de resolver apelaciones en contra de las resoluciones dictadas por las salas regionales, atraer y resolver asuntos de trascendencia, entre otras funciones. La instalación de las Salas depende del nombramiento de los magistrados.

Si bien es cierto que se generaría un ahorro con la eliminación de las Salas, estaríamos condenando a instancias que aún no han podido mostrar sus resultados porque ni siquiera han sido conformadas. El tema de los nombramientos es una cuestión que se ha postergado demasiado. En tanto no se hagan y no podamos evaluar los resultados de dichas Salas, no podemos determinar que se trata de un exceso de gasto.

Respecto a la creación del CTEICO, nos encontramos ante una instancia que tendría prácticamente las mismas funciones e integración del SNA, del Sistema Nacional de Fiscalización y del Sistema Nacional de Transparencia. Nada más que ahora estaría presidida por la Secretaría de la Función Pública, que depende del Ejecutivo. Este mismo esfuerzo bien se pudo haber realizado bajo el esquema de pesos y contrapesos que brinda el SNA; a través de la Secretaría Ejecutiva, que es el órgano técnico de apoyo; o mediante una propuesta de extensión de los integrantes del Comité Coordinador.

Ya se ha hablado de la manera en que a lo largo de este sexenio el Ejecutivo ha centralizado el combate a la corrupción, a través de figuras como la SFP y la UIF, dejando de lado otras instituciones que deberían investigar y sancionar la corrupción y que forman parten del SNA.

Publicidad
"Ten cuidado, no vayas a terminar en el bote" | #EnSegundos

Hoy en día se está siguiendo el mismo esquema que en administraciones pasadas (como las de Calderón y Peña Nieto ) consistente en eliminar lo que se hizo en el sexenio anterior para volverlo a rehacer; sin tomar en cuenta las políticas transexenales, así como el tiempo, recursos y esfuerzos invertidos en cada proyecto anticorrupción.

Por todo esto insto al presidente, a la secretaria de la Función Pública y a todas las instancias que actualmente conforman el SNA, a convocar a un diálogo nacional que incluya la opinión de la academia y la sociedad civil para así buscar la manera de fortalecer los mecanismos existentes de combate a la corrupción y no se desmantele este importante esfuerzo.

Nota del editor: Emiliano Montes de Oca es especialista anticorrupción de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad