Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México necesita urgentemente un acuerdo nacional para superar las crisis

Los principales retos que enfrentan las empresas los próximos meses es sobrevivir para evitar más desempleo, opina Jorge Sánchez Tello.
mar 04 agosto 2020 06:00 AM

(Expansión) – México y el mundo están enfrentando la mayor crisis de salud y económica en más de 50 años. Mucho se ha debatido si hasta el momento se ha hecho lo correcto pero lo importante no es ver hacia atrás sino hacia adelante.

México enfrenta varias crisis: salud, inseguridad, corrupción y económica, por las cuales es necesario un acuerdo nacional donde personas, sociedad civil, empresarios y gobierno busquen propuestas claras sobre cómo reactivar la economía y hacer frente a lo que vendrá, porque la pandemia va a durar varios meses más. La modernidad está en peligro y los problemas de pobreza y desigualdad van a aumentar.

Publicidad

La modernidad ha sido el triunfo, aunque con naturales defectos, de los valores que permiten la expresión de la libertad humana, de su estética, de la dignidad de espacio existencial que le corresponde a cada persona. La modernidad es la instauración de un proceso, la instauración de las bases de convivencia y de relación coherente correspondiente entre el individuo, la sociedad y la economía.

No es una tarea hecha, no es un camino ya recorrido, es una tarea que se hace en el camino; es la idea de continuo progreso, de mirar al futuro sin desoír al pasado, de acabar con anclajes estamentales, con rigideces políticas, con conservadurismos.

La modernidad pone como valor fundamental al ser humano, al sujeto, al individuo, como persona, como sí mismo, como ser con derechos naturales y por lo tanto inalienables, que le son inherentes por el hecho de ser individuo de la especie humana, concepto producto del progreso cultural que tiene un avance en el reconocimiento de la dignidad de la persona.

Es la modernidad el triunfo de la razón, el triunfo de los valores cívicos y laicos por sobre los religiosos, el encauzamiento de una moralidad social y un “deber ser” desde una perspectiva que nace en la sociedad misma y no de “entidades” que emanan de la esfera divina. Es el triunfo de la secularización sobre el dogmatismo religioso.

OPINIÓN: El gobierno no se escucha a sí mismo y cae en contradicciones

Sin embargo, el cambio de mentalidad es importante, pero de ninguna manera asegura la viabilidad a largo plazo de la nueva política. Así, no obstante lo mucho que se ha hecho por “modernizar” la economía y la aceptación de este tipo de acciones, se ha ido ganando entre la población pero todavía falta para que México sea un país moderno y progresista.

Los principales retos que enfrentan las empresas los próximos meses es sobrevivir para evitar más desempleo, se necesita apoyarlas porque de lo contrario pueden venir quiebras importantes.

Publicidad
Múltiples gobiernos del mundo intentan frenar la segunda ola del coronavirus

Es urgente que México tenga un acuerdo nacional que permita unir a todas las fuerzas políticas, sociales, empresariales y a los ciudadanos. Es importante destrabar varios temas que estuvieron atorados por décadas y, por lo tanto, no puede estar sujeto al capricho o estado de ánimo de un partido o dirigente cuando no le vaya bien en algún proceso electoral.

La urgencia mexicana sólo puede resumirse en una palabra: crecimiento. Sin crecimiento no habrá producción y empleos, sin producción y empleos no habrá lo demás, los acuerdos legislativos no se deben prestar para el chantaje, sino para que México siga en ese camino hacia tener un país socialmente responsable.

OPINIÓN: El papel de los líderes en la nueva era

No es un tema ideológico sino humano, no podemos esperar a que quiebren negocios, empresas y que haya más desempleo, porque sin duda alguna ya hay millones de personas sufriendo la mayor pobreza, así lo indican los datos. México necesita cambios importantes para que inicie la recuperación, porque de poco nos va a servir tener el T-MEC si no hay certidumbre a la inversión y sobre todo es urgente combatir la corrupción, es importante tener un verdadero Estado de derecho.

Sólo así podremos iniciar la recuperación de lo que se está viviendo en el mundo, una catástrofe humanitaria ocasionada por la mayor crisis de salud y económica en muchas décadas. Se tiene que pensar y hacer humanamente todo lo posible para lograr acuerdos, porque al final todos pagaremos las consecuencias en los próximos meses de lo que se haga o se deje de hacer.

Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF). Síguelo en LinkedIn y en Twitter. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad