Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Preparando el cierre de un crítico 2020

Programar, anticiparnos, leer el comportamiento de los mercados y los avances médicos, son requisitos indispensables para amortiguar los efectos negativos de la economía, considera Juan Burgos.
mié 23 septiembre 2020 07:01 PM

(Expansión) – El 2019 sin duda fue un año complicado. A finales del año pasado sentíamos poco a poco cómo la economía empezaba a encarecerse en función de una combinación de factores, tanto internos como externos. El cambio de gobierno y algunas decisiones como la cancelación del aeropuerto, la expectativa sobre el nuevo tratado comercial con Estados Unidos; todo combinado generó un año en el que, la economía decreció. Se generaron muy pocos empleos y hubo menos inversión.

En enero iniciamos el año sin la menor idea de que un virus (SARS-COV-2) llegaría para modificar por completo nuestras vidas, la manera en la que convivimos y, por lo tanto, a cambiar la economía como la conocíamos.

Publicidad

Hace un año nos estábamos preparando para un complejo cierre de ejercicio; hoy nos preparamos para un cierre de año mucho más crítico y difícil que el anterior. ¿Qué estamos viendo? Menor movilidad en todo sentido, lo que significa menor gasto, y se traduce en un mercado más acotado, principalmente enfocado a actividades (estrictamente) esenciales. El coronavirus nos quitó movilidad, lo que afecta drásticamente a la economía.

Renovarse o morir. Las micros, pequeñas y medianas empresas deberán dar un giro de 180 grados y ajustarse a la nueva normalidad. La pregunta que nos debemos hacer, desde el origen de nuestros negocios, es ¿cómo poder resolver nuestros problemas de mercado, cuando tenemos falta de movilidad y restricciones sociales?

Si nuestro negocio depende completamente de una de estas dos características, como los restaurantes, bares o turismo, vamos a tener que estar preparados para tomar decisiones fuertes que impliquen reinvertir en el negocio para mantenerlo a flote, o bien, modificarlo para generar nuevas líneas de ingreso. Como, por ejemplo, el servicio a domicilio, o un esquema de ‘ordene y recoja’, como muchos restaurantes ya lo hacen.

Sin embargo, lo más importante del cierre del 2020 es adelantarnos al inicio del próximo año, ya que, si se confirma la presencia de una vacuna para finales de 2020 e inicios del 21, vamos a seguir restringidos en movilidad y contacto social. Es imprescindible comenzar a planear el último trimestre del 2020, en función de los primeros tres meses del 2021. Programar, anticiparnos, leer el comportamiento de los mercados y los avances médicos, son requisitos indispensables para amortiguar los efectos negativos de la economía.

OPINIÓN: ¿El home office te hace feliz?

Esto no quiere decir que, de la noche a la mañana en marzo del 2021, con una vacuna en el mercado, vamos a regresar a la vida como era antes. Pero seguramente vamos a poder apreciar una mayor movilidad que la de hoy en día. Y la clave, amigo lector, es menos complicada de lo que creemos: los ingresos que se generen hoy, deben destinarse a gastos tan controlados que permitan generar un ahorro para los primeros tres meses del año entrante.

Publicidad
Estos médicos confiesan su agotamiento tras seis meses de pandemia

Es un reto de gran tamaño para los propietarios de negocios (en especial los micro y los pequeños) que típicamente cuentan con un espacio de planeación no mayor a los tres meses. Para lograr esto, urge pensar en generar líneas de ingreso adicional, así como ser más eficientes en el gasto. ¿Cómo se generan líneas de ingreso adicional en una pandemia? Suena más complicado que lo que realmente es, pero, como lo hemos dicho aquí, cuando se resuelve un problema, se encuentra una posibilidad de negocio.

OPINIÓN: ¿Qué he aprendido en estos seis meses?

Despejemos la siguiente incógnita ¿Qué es aquello que mi negocio ayuda a resolver el problema de movilidad y contacto social restringidos? En la(s) respuesta(s) a esta pregunta encontrarán las guías y las herramientas para generar para nuevas líneas de ingreso.

Nota del editor: Juan Burgos Franco es Ingeniero Industrial de Sistemas, con especialidades en Marketing, Comunicación Organizacional, Ambiente de negocios y finanzas en los Estados Unidos y Estrategias de mercadotecnia digital. Desde 2006, se desempeña como director general de Think! Mercadotecnia. Síguelo en Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad