Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El valor de la esperanza y de soñar

Una de las mejores formas para mantener la esperanza y los sueños es con la ayuda de los demás, de nuestra familia, de nuestros amigos, apunta Mauricio Hubard.
mar 27 octubre 2020 11:58 PM

(Expansión) – “Nadie envejece por vivir años, sino por abandonar sus ideales. Eres tan joven como lo sea tu fe, tu confianza en ti mismo, tu esperanza. Eres tan viejo como tu temor, tus dudas, tu desesperanza”: General Douglas MacArthur.

Una de las consecuencias negativas que la pandemia ha generado, es la desesperanza, el abandono de la lucha por los sueños, tanto en mujeres como hombres, jóvenes y adultos.

Publicidad

En un articulo publicado en la revista Nexos, en la edición de agosto de este año, la Psicóloga Carla Márquez Muñoz, habla sobre la importancia de la salud mental en tiempos de la pandemia, de cómo no se da igual cuidado a la salud física y a la salud mental.

En una publicación en el portal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de fecha de septiembre de 2020, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirma que la pandemia está incrementando los riesgos de suicidio en la población.

La desesperanza es de las peores cosas que pueden pasar al ser humano, sin la esperanza nuestra vida pierde sentido, se paraliza, se llena de miedo, nos puede llevar a la depresión y una depresión profunda, al suicidio.

Es muy importante, para mantener un adecuado estado de animo, ante lo que hemos vivido este año por culpa del COVID-19, vivir el día a día, entender que nuestros pensamientos los controlamos nosotros, que está en nosotros decidir a qué le dedicamos tiempo en nuestra mente; no perder la esperanza; mantener pensamientos positivos cada día; dar un enfoque de esperanza a nuestra vida, a pesar de lo difícil que se presenten los retos de salud, de pérdida de seres queridos, de crisis financiera; luchar cada día por nuestros sueños, aun y cuando en este año se vean lejos, fuertemente afectados.

Una de las adicciones que más se presentan a nivel mundial es la del alcoholismo. Hay personas que luchan con esta enfermedad desde muy jóvenes, que lo traen de herencia, que llegan al punto de perder el control sobre la misma. El alcoholismo afecta el autoestima de las personas poco a poco; después de una borrachera prometen no volver a hacerlo, y al fallar a esa promesa, sienten incapacidad y desesperanza. Además, es una enfermedad que afecta tanto al alcohólico como a su familia y seres queridos.

Traigo esto como referencia a fin de tomar ejemplo en el exitoso programa a nivel mundial de 24 horas, que ha ayudado a millones de personas a sobrellevar su alcoholismo, a lograr no recaer y rehacer su vida. El programa es muy sencillo, el alcohólico se compromete a no tomar solo por ese día, esas 24 horas, no prometen dejar de tomar mas allá del día que viven; así creo que debemos enfrentar la actual situación, día a día.

OPINIÓN. El consumo de alcohol en México, el problema no son los ricos

Durante la Segunda Guerra Mundial se vivieron una de las cosas mas terribles que el ser humano pude hacer: el holocausto en los campos de concentración, donde separaban a las familias de un momento a otro, dejaban sin comida y con trabajos pesados a los prisioneros (principalmente judíos), asesinaban a sus seres queridos mediante las formas mas estremecedoras, experimentaban en ellos, millones murieron en los hornos de la muerte, etcétera.

Aun y ante estas circunstancias, el sicólogo Viktor Frankl, entre tanto horror, donde le despojaron de su familia, bienes, de su tiempo, que se sujetaba a la voluntad de los nazis, etcétera, logró comprender que podía haber perdido todo, que le habían despojado de lo más importante en su vida, menos de su voluntad, de sus pensamientos, de su capacidad de lucha mental. En los campos de concentración encontró que el hombre tiene la capacidad de encontrar el sentido de su vida ante él mismo, ante los demás y ante el mundo.

Publicidad
Media Europa se blinda contra el coronavirus

Es muy importante que mantengamos en nosotros la esperanza viva, que entendamos que la adaptación es una de las mayores cualidades del ser humano, que si adaptamos nuestros sueños a las actuales circunstancias, ya sea dando un plazo mas largo a lo que pensábamos nos iba a tomar lograr ese sueño, a saber que tal vez sea en otro trabajo, otra actividad, con problemas económicos, de salud, entre tantos otros, pero al fin y al cabo a seguir buscando nuestro sueño; vamos a salir mejor de esta crisis.

Como seres humanos, familia, profesionistas, estudiantes, etcétera, una de las mejores formas para mantener la esperanza y los sueños es con la ayuda de los demás, de nuestra familia, de nuestros amigos, convivir, compartir sentimientos, sumar ideas, apoyarnos unos a los otros; aunque sea en las mas pequeñas cosas, muchas veces una simple palabra de ánimo le cambia el día a alguien.

OPINIÓN: Camino a un angustiante cierre de año

Una de las mejores formas de mantener esa esperanza, el ánimo y los sueños, es encontrando formas de contribuir a la solución de los problemas que como mexicanos enfrentamos, de saber que, ante tan grande reto, nos portamos a la altura de las circunstancias como ser humano para con México; cada uno sabrá en qué lo puede hacer. Sumando voluntades, ese esfuerzo por nuestro país adquiere relevancia.

Ante todo lo que vivimos, ¡ánimo, esperanza, adaptación y seguir nuestros sueños!

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School) en la maestría ejecutiva “Owners, President Management Program, OPM “ en la generación 34, es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad