Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué nos enseñó el 2020 sobre decisiones de inversión para el retiro?

Cuando nuestro fondo de retiro sufre porque no usamos transporte para movernos, al mismo tiempo se beneficia porque usamos y demandamos mejor tecnología, apunta Juan Hernández.
mar 22 diciembre 2020 11:59 PM

(Expansión) – Se acerca el fin del 2020 y dentro de los muchos desafíos que nos presentó como sociedad uno muy importante es el del ahorro, ¿qué hemos aprendido en cuanto a nuestras habilidades de ahorrar e invertir para un futuro mejor? Si bien este ha sido un año excepcional y tuvimos que cambiar muchas de nuestras rutinas de golpe, en lo que al ahorro e inversión para el retiro se refiere, no debería tener mucho impacto si mantenemos nuestros objetivos de largo plazo.

Lo primero que destacaría es que esta pandemia no ha afectado las grandes tendencias de inversión que veníamos observando antes del COVID-19. Una de ellas es los flujos de capitales hacia instrumentos de inversión pasivos conocidos como ETFs (“Exchange-Traded Fund” por sus siglas en inglés).

Publicidad

Al cierre del 2019, los ETFs sumaban 6.35 trillones de dólares en activos con casi 8,000 fondos listados en 58 países. Para finales de octubre de este año los ETFs han acumulado 540,000 millones de dólares netos, lo que representa un 35% más que el mismo periodo en el 2019.

Cabe destacar que esta tendencia se venía observando desde antes de la pandemia, y si bien ha aumentado la volatilidad e incertidumbre, los inversionistas continuaron invirtiendo en estos instrumentos, lo cual demuestra la confianza y fortaleza del sistema financiero, especialmente en gestión e inversión de activos.

Si bien el mercado accionario global perdió más de un 30% a principios de marzo y la volatilidad aumentó sustancialmente debido a esta pandemia y crisis económica, luego se recuperó y ya estamos en niveles per-pandemia. Esta crisis fue muy selectiva en cuanto a los sectores económicos.

Desde el punto de vista de rendimientos, los sectores de tecnología, servicios de comunicación y de salud experimentaron un desempeño relativamente positivo durante la pandemia. El sector de tecnología los superó a todos, al tener un crecimiento de más del 20% desde principio de año a la fecha. Por el contrario, el transporte aéreo se vio negativamente afectado, al igual que el consumo discrecional y el sector energía.

La segunda enseñanza que nos dejó este tumultuoso 2020 para los mercados de capitales es la resiliencia de la economía mundial de salir adelante por más que como sociedad le impongamos frenos indirectos, como fue el aislamiento y distanciamiento social. Como ahorrador e inversionista, me da tranquilidad que la diversidad de los sectores de la economía trabaje a mi favor.

Cuando nuestro fondo de retiro sufre porque no usamos transporte para movernos, al mismo tiempo se beneficia porque usamos y demandamos mejor tecnología.

La respuesta por parte de los diferentes bancos centrales del mundo al shock económico para estimular el optimismo por la pronta recuperación tuvo consecuencias secundarias para los inversionistas, especialmente las medidas de política monetaria como el recorte de tasas de interés. Por ejemplo, la tasa objetivo en México fue reducida del 7% a principios de marzo a 4.25% en noviembre.

Publicidad
8 consejos para aprovechar tu aguinaldo

Como inversionista a largo plazo esto requiere que recalibre mis expectativas de mercado y posiblemente tenga que asumir más riesgo para mantener mis objetivos de rendimientos de largo plazo.

La tercera y última enseñanza que me llevo del 2020 es la importancia de tener un plan de ahorro e inversión, debidamente diversificado y que se ajuste a mis objetivos de inversión para el plazo que estoy invirtiendo. En el caso concreto del retiro, en México contamos con un ahorro forzoso del 6.5% de nuestro salario que va a nuestra cuenta individual administrada por una Afore.

A su vez, las Afores lo invierten en fondos generacionales que son fondos multi-activos, bien diversificados, y que van ajustando el perfil riesgo/retorno en medida que nos vamos acercando a nuestra jubilación. Esto es una gran noticia pero no es suficiente.

Actualmente se está discutiendo en el congreso la Reforma de Pensiones que – de ser aprobada – incrementaría el ahorro forzoso de 6.5% al 15% en 10 años. Si bien un ahorro del 15% de nuestros ingresos se estima que sea suficiente para un retiro digno (en promedio recibiríamos un 70% de nuestro último ingreso en el retiro), la realidad es que no todos cotizamos en el IMSS y/o no lo hacemos durante toda nuestra vida activa, y en algunos casos las personas perciben más del tope salarial que existe para calcular la aportación a la Afore.

Creo que la mayor enseñanza que nos deja esta pandemia, desde un punto de vista financiero, es preocuparnos por nuestra situación económica actual y futura. Considerando la situación actual de cada uno y de nuestras posibilidades, creo muy importante definir un plan de ahorro e inversión.

Ya sea para el retiro, para comprar una casa o tener suficiente para poder pagar una educación privada para nuestros hijos, la necesidad de delimitar un plan de ahorro, con objetivos de retorno y riesgo bien definidos, evitarán que en momentos de crisis y volatilidad tomemos malas decisiones que nos perjudiquen en el largo plazo.

Nota del editor: Juan Hernández es CEO de Vanguard Latinoamérica. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad