Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ventajas y desventajas de comprar un auto eléctrico

Un auto eléctrico podría verse en desventaja por el alto costo de adquirirlo, pero hay que tomar en cuenta que hay factores costo-beneficio que aún no se pueden monetizar, opina Alejandra Vargas.
sáb 19 diciembre 2020 12:00 AM

(Expansión) – Si eres un amante del medio ambiente y quieres poner tu granito de arena para mejorar la condición climática en la que vivimos y procurar un mejor futuro ambiental, esto te podría interesar.

En los últimos años es muy frecuente escuchar propuestas o acciones en contra del cambio climático, así como disminuir la huella de carbono de algunas de las industrias o actividades más contaminantes, lo que es primordial para asegurar un futuro a nivel mundial, pero generalmente dejamos el trabajo en manos de grandes empresas, fundaciones o gobiernos.

Publicidad

Sin embargo, nosotros como ciudadanos comunes podemos ayudar con pequeñas acciones que van desde lo típico como no desperdiciar agua, separar la basura, hasta la compra de un auto totalmente eléctrico; claro, si nuestro bolsillo nos lo permite. En este artículo analizaremos los pros y los contras de comprar un auto eléctrico.

Iniciaremos con los puntos buenos a considerar. Una de las ventajas es que un auto totalmente eléctrico genera 0% de emisiones de gases contaminantes, por lo que, como comenté, si quieres ayudar a combatir la guerra en contra del cambio climático esta es una excelente opción, ya que no sólo ayudarías a disminuir los gases de efecto invernadero, sino que también puedes contribuir a generar menor contaminación auditiva.

Al ser 100% eléctrico, el auto no consume gasolina; haciendo un promedio burdo de lo que nos podríamos gastar en gasolina al año, supongamos unos 32,000 pesos mexicanos y tomando en cuenta que una carga de auto eléctrico te podría durar de 5 a 6 días con una distancia promedio diaria de 60 kilómetros (km) el costo anual de la electricidad sería de 18,200 pesos, en promedio, lo que nos daría un ahorro anual de 43.1% aproximadamente, suponiendo que ni la gasolina ni la electricidad tengan fluctuaciones en el precio.

Cabe destacar que para incentivar la compra de este tipo de automóviles podemos encontramos atractivos planes de financiamiento y en algunos países en donde el tema se encuentra más desarrollado se les ofrece ventajas fiscales e incluso la matrícula es gratuita, y no hay que olvidar que requieren un menor mantenimiento, por lo que las visitas al mecánico y revisiones periódicas se reducen. Esto también ayuda a la hora de cotizar un seguro, ya que al ser percibidos con una mayor eficiencia que un auto de combustión y, al presentar un menor índice de composturas, las pólizas de seguros son más baratas.

Esto suena bien ¿no? Creo que cuando estaba investigando para escribir este artículo hasta yo me empezaba a convencer, pero la cosa cambió cuando ingresé a las páginas de las diferentes automotrices a cotizar.

No pretendo desanimarlos a comprar un auto eléctrico después de haberles contado todas las ventajas que este vehículo ofrece, pero me gustaría que supieran las desventajas que esto implicaría, para que no los tome por sorpresa en caso de que lo estén considerando. Para empezar, les diré que sí, un auto eléctrico podría llegar a ser hasta 200% más caro que un auto de combustión, esto poniendo como ejemplo un auto compacto de la misma automotriz, por lo que debes de estar preparado para el gasto.

Por otro lado, la pilas tienen una duración bastante variada que puede ir desde los 150 km a los 500 km, pero entre más larga la duración, mayor es el costo del auto, por lo que tendrías que considerar no sólo tu presupuesto, sino qué tanto viajas, ya que si pretendes viajar largas distancias se podría complicar la carga de la pila porque desafortunadamente en nuestro país no hay muchos puntos de carga.

Publicidad
Aire contaminado: La otra pandemia mortal | #QueAlguienMeExplique

Asimismo, para cargar tu auto es probable que necesites una instalación adicional en tu hogar, lo cual no debería ser muy complicado si el garage en donde guardas tu auto es tuyo; sin embargo, si es compartido deberás tener la autorización pertinente para poder llevar a cabo la instalación.

Por último, como mencionamos en las ventajas, no es común que tengas que llevar al mecánico este tipo de automóviles, pero en caso de que sea necesario la misión se podría complicar o encarecer, ya que no hay muchos talleres especializados en el ramo, por lo que seguramente terminarías acudiendo a la agencia y peor aún, en caso de necesitar una pieza nueva lo más probable es que se tenga que mandar pedir al extranjero y el gasto se podría incrementar.

Considero que antes de tomar una decisión definitiva es importante tener en cuenta los pros y los contras, así como el cambio o beneficios que en un futuro podría haber en las regulaciones respecto al tema ambiental, ya que podríamos esperar que en algunos años México tome medidas más estrictas, como las que hoy en día estamos viendo en países europeos.

Por el momento, definitivamente un auto eléctrico podría verse en desventaja por el alto costo de adquirirlo, pero hay que tomar en cuenta que hay factores costo-beneficio que aún no se pueden monetizar, pero que son de suma importancia; tal es el caso de la reducción de gases, ruido, entre otros. Así que la pregunta sería ¿Qué precio estarías dispuesto a pagar por respirar un aire menos contaminado?

Nota del editor: Alejandra Vargas es analista bursátil en Grupo Financiero BX+, financiera y un poco contadora, practica patinaje sobre hielo, yoga y le gusta leer libros de varios temas. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad