Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El valor de la amistad

Aprendamos a ser amigos, a ser agradecidos por la amistad de nuestros amigos, a ser solidarios, a apoyarnos, reflexiona Mauricio Hubard.
sáb 01 mayo 2021 11:00 AM
El valor de la amistad (dos amigos corren para ejercitarse mientras rién)
“Tómate tu tiempo en encontrar a un amigo, pero sé más lento aún en dejarlo”: Benjamin Franklin.

(Expansión) - “Tómate tu tiempo en encontrar a un amigo, pero sé más lento aún en dejarlo”: Benjamin Franklin.

Es muchísimo lo que se puede escribir sobre la amistad. Para empezar, vale la pena decir que es una de las mayores bendiciones que un ser humano puede tener: compartir la vida con amigos.

Se dice mucho que los amigos son familia extendida, que a diferencia de la familia directa, a los amigos tenemos la oportunidad de escogerlos nosotros.

Publicidad

En mi vida he tenido la bendición de tener amigos, algunos desde mis primeros años de la primaria y algunos que he ido encontrando en mi camino. A todos y cada uno los atesoro, les estoy agradecido por su amistad, los tiempos buenos y malos que hemos compartido.

La amistad es un camino de dos vías, el dar y recibir, el tener amigos y saber ser amigo (algo que se va perfeccionando en el tiempo).

Considero que hay algunas características que la verdadera amistad require:

1.- Inicia por caerse bien. No nos engañemos, alguien con quien al principio no tenemos empatía puede acabar siendo un gran amigo o amiga; hay que darse oportunidad de conocer a las personas y valorarlas.

2.- Sinceridad. No se puede fingir. Si una relación tiene de por medio un interés egoísta de una parte, eso no es amistad.

3.- Encontrar cosas en común. Interéses, amigos, carrera, colegios, proyectos, trabajo, entre muchas otras.

4.- Estar dispuesto a dar. Sin esperar ni recibir nada a cambio.

5.- Tener vivencias compartidas. Van formando recuerdos, lazos entre dos personas que forjan la amistad.

6.- En las buenas y en las malas. Una persona con quien podemos compartir los buenos momentos, pero con quien no contamos en los malos, no es un amigo, simplemente una buena compañía para un momento o ciertos momentos.

7.- Perdurable. Conforme vamos creciendo, es más común ir tomando diferentes caminos, la convivencia se hace menos frecuente. Sin embargo, una buena amistad está mas alla del paso del tiempo, a un buen amigo o amiga, al volver a tener contacto, es como si el tiempo no hubiera pasado, el cariño sigue ahí, los recuerdos y la disposición incondicional entre ambos.

El 'Muro de la Esperanza' recibe deseos para cuando se termine la pandemia

La tecnología nos permite, con ciertas aplicaciones, volver a re establecer el contacto con amigos de años; en mi caso, parte de los momentos más agradables del día es la interacción con mis amigos de la primaria y secundaria, tenemos un grupo en WhatsApp y es increíble ahí la convivencia.

Nos reímos de diferentes cosas, bromeamos, compartimos noticias, material diverso, festejamos a cada uno por diferentes razones, pero también somos solidarios y mostramos nuestra amistad en los peores momentos que uno puede pasar.

Las barreras que de chicos teníamos entre unos y otros, hoy ya no existen.

Publicidad

8.- Apertura. Sin importar la edad que tengamos, siempre podemos encontrar en nuestro camino a personas muy valiosas, con quienes nos vamos identificando, a quienes podemos considerar amigos y con quienes debemos tener esa apertura, la de desarrollar una amistad nueva.

Puede ser de gran valor personal para ambos, de quienes podemos aprender muchísimo, crear momentos que serán los recuerdos del futuro, sabiendo que es de dos vías.

Recientemente, con una persona de esas características, que se presentó en mi vida, compartí una famosa frase de una de las mejores películas de la historia, Casablanca; al final de la cinta, el protagonista le dice a otro personaje: “Creo que este es el principio de una amistad hermosa” (You know Louis, I think this is the beginning of a beautiful friendship).

9.- Vulnerabilidad. Algo muy difícil en general para todos es mostrarnos a los demás con nuestras vulnerabilidades, nuestros defectos, nuestras emociones sensibles; sólo cuando en el tiempo nos vamos abriendo a otros así es cuando podemos valorar más a los amigos, quienes nos valoran a pesar de nuestro lado débil; y en reciprocidad, valorar la vulnerabilidad del amigo.

En la vida nos llevamos sorpresas, y hay quienes en algún momento consideramos un buen amigo, nos voltea la cara y no valora los años convividos; a pesar de eso, nuestra actitud de apertura a la amistad no se debe ver afectada. Nosotros decidimos y definimos quiénes somos, por nuestros actos, no por los de otros.

Aprendamos a ser amigos, a ser agradecidos por la amistad de nuestros amigos, a ser solidarios, a apoyarnos, a aceptar con humildad la ayuda de los amigos cuando los necesitamos; a quererlos, ser honestos unos con otros y siempre sinceros, dejarles saber que cuentan con nosotros en todo.

No es un fin, es un proceso aprender a ser amigos.

Quiero agradecer a algunos de mis mejores amigos su presencia en mi vida, saben que son correspondidos: a Gerardo, Miguel, Luis, Joe, Gabriel, Francisco, Sergio, José Antonio, Roberto, Héctor, Diego; no puedo nombrar a todos, pero igual les agradezco a quienes saben que soy su amigo y que me honran con su amistad.

Y espero que la lista sea cada vez más amplia, hasta el día en que muera.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School) en la maestría ejecutiva “Owners, President Management Program, OPM “ en la generación 34, es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad