Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cuál será el mejor esquema laboral en las empresas?

Una razón para contemplar modalidad de trabajo remoto o híbrido es el desarrollo de habilidades y competencias en el equipo de trabajo, como la capacidad de organización, considera Ricardo Rodarte.
mié 26 mayo 2021 11:58 PM

(Expansión) - Casi la mitad de los estados del país se encuentra en semáforo epidemiológico amarillo, incluyendo Ciudad de México y área metropolitana, otro porcentaje similar de entidades ya está en verde y solo tres se mantienen en naranja. Por esto la mayoría de las actividades laborales en el país ya están permitidas en forma presencial, siempre que las organizaciones cumplan con las medidas de prevención.

Según el análisis semanal del “Termómetro Laboral”, hasta el 13 de mayo pasado el 68% de las empresas tenía a su platilla trabajando de manera presencial, el 20% informó que su equipo realiza home office y 11% que labora bajo un esquema híbrido.

Publicidad

Los datos anteriores están cambiando semana a semana por las decisiones que estamos tomando en las corporaciones mientras planeamos las modalidades de trabajo post pandemia que propondremos a nuestros colaboradores, lo que podría ser el regreso físico para una parte o la mayoría del equipo, optando por mantener el trabajo remoto o una combinación de ambas, lo que se conoce como esquema híbrido.

¿Por qué la opción presencial ya no será la modalidad laboral por defecto? La respuesta obvia sería porque es necesario reducir el número de personas en las oficinas para protegerlos de contagios por COVID-19 o futuras enfermedades, pero hay otros beneficios que hemos descubierto en las organizaciones de laborar a distancia.

El primero es la transformación digital en la mayoría de los procesos organizacionales, con sus excepciones en empleos operativos. Aunque ya veníamos experimentando estos cambios, el ritmo y la velocidad de la transformación se ha acelerado con la implementación de soluciones digitales, incluyendo la nube, así como con la automatización de procesos y herramientas para que las personas puedan realizar su trabajo a distancia, cuidando su seguridad y la de las empresas.

Otro beneficio ha sido el ahorro de recursos, nos hemos dado cuenta de que hay diversos puestos de trabajo que no requieren la presencia física de los colaboradores para su operación, por lo que, por un lado, los empleados han podido reducir tiempo y dinero en traslados y, por el otro, las organizaciones han reducido sus inversiones en la renta de espacios físicos y en los gastos relacionados a la presencia in situ de su plantilla laboral.

Vemos, además, que otra razón para contemplar modalidad de trabajo remoto o híbrido es el desarrollo de nuevas habilidades y competencias en nuestro equipo de trabajo, como por ejemplo la capacidad de organización y orientación a resultados, que les han permitido cumplir con las responsabilidades de su puesto, al mismo tiempo que responden a sus necesidades familiares y de su hogar. En ese sentido, estoy complacido de que como colaboradores hayamos tomado lo mejor de esta crisis, nos estemos capacitando y con ello elevando nuestros niveles de productividad.

Publicidad

Finalmente, para poder aprovechar al máximo las bondades del trabajo remoto necesitábamos una regulación que protegiera a ambas partes y nos diera claridad sobre las relaciones laborales actuales y en la nueva normalidad. Aunque hay muchas dudas sobre en qué momento se tiene que cumplir con los puntos que contempla la Reforma al Teletrabajo, publicada en enero pasado, debemos ir analizando en qué puestos de trabajo o áreas representa una oportunidad establecer el esquema de trabajo remoto o híbrido para así llegar a un consenso con los empleados sobre el desarrollo de sus responsabilidades bajo esta modalidad.

Aún no sabemos con claridad qué modalidad de trabajo o combinación de éstas será mejor para cada organización, lo sabremos cuando no estemos en un contexto de crisis y cuando nuestros negocios se hayan recuperado en su totalidad y retomado su ritmo habitual.

Nota del editor: Ricardo Rodarte es Director General de OCCMundial, la bolsa de trabajo en línea líder en México. Anteriormente se desempeñó como Director de Finanzas y Director de Operaciones de la compañía y bajo su liderazgo se ha logrado una expansión de negocio muy significativa en la última década. Es egresado de Administración de Empresas y Finanzas de Texas A&M University y tiene una certificación en Contabilidad Administrativa. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad