Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inteligencia artificial a imagen y semejanza de nosotros

Es precisamente el punto: el futuro es de quién tenga los datos, los convierta en información y sea capaz de predecir escenarios futuros, señala Javier Murillo Acuña
mar 24 agosto 2021 12:08 AM

(Expansión) - ¿Qué somos los individuos para la ciencia social digital? Un cúmulo de datos producto de nuestro comportamiento en propiedades digitales.

Entonces, si podemos reducirnos a atributos y datos relacionados con nuestro comportamiento digital, no sería disparatado pensar que podríamos generar un archivo que contenga una imagen electrónica que represente nuestro perfil.

Publicidad

Imaginen que cada uno de nosotros tuviéramos un archivo con el registro de nuestra personalidad, algo así como un ADN de nuestra persona digital. Si fuera el caso, técnicamente, podríamos caber un USB. Y ¿Para qué serviría? Siguiendo la misma línea, esa imagen digital podría estar expuesta al mundo, con el fin de restar resistencia a nuestra existencia.

Como científico de datos, llevo años trabajando en algoritmos de emparejamiento para el sector de recursos humanos donde encontrar el encuentro perfecto entre un candidato y una vacante no es tarea fácil. Si existiera la imagen digital de los candidatos y cada empresa tuviera sus modelos de evaluación de escenarios, no existirían las entrevistas. El servicio cognitivo podría elegir al mejor individuo para el puesto con un nivel de certeza superior.

El problema es que hoy en día, menos del 5% de las recomendaciones que nos hacen los algoritmos comerciales son acertadas. Por ejemplo, los que nos muestran publicidad, los que nos sugieren otros productos como el que estamos comprando, los que nos sugieren a quién seguir, qué leer, qué comer, etc.

Esto es porque las empresas que cuentan estos algoritmos son al mismo tiempo juez y parte, ya que ellos crean nuestra imagen digital, al mismo tiempo que venden la publicidad. El típico escenario perverso en el que nosotros somos el producto.

Para que algo así funcionara - me refiero a un mundo en el que nuestra imagen digital estuviera disponible para que las empresas de productos y servicios nos ahorren trabajo y sean más eficientes - tendría que existir un ecosistema empresarial, más como una cadena de valor.

Hay una empresa que recopila, resguarda los datos de nuestro comportamiento y los vuelve información, mientras que otra empresa corre el modelado de escenarios y predice y la última empresa usa esa información para ofrecernos productos a la medida. Entonces si estaríamos creando un nuevo modelo de economía digital.

¿Qué podría salir mal? La ciberseguridad. Según Pedro Domingos, profesor emérito de la Universidad de Washington e investigador de aprendizaje automático, en el futuro existirán bancos de datos, así como hoy hay bancos de dinero que participan dentro de un sistema financiero en la economía global, en el futuro habrá bancos que resguarden y transaccionen, bajo nuestro consentimiento, con nuestros datos.

No será extraño autorizar transferencias de parte de nuestros datos a alguna empresa que, usando el ejemplo anterior, nos pida la parte profesional nuestra imagen digitalizada, para considerarnos para algún trabajo.

Publicidad
¿Y tú qué sabes del Internet de las Cosas? | Expansión LAB

Si tenemos que actuar en función de lo que dijo atinadamente en el 2006 Clive Humby, uno de los primeros científicos de datos de la historia, “los datos son el nuevo petróleo”. Tendríamos que concentrarnos en obtener, guardar, resguardar, ordenar y estructurar nuestros datos. La tendencia es que todas las empresas tengan un responsable de los datos (Chief Data Officer o CDO).

Aunque Michael Palmer amplió lo que dijo Humby. Los datos son: “valiosos, pero si no están refinados, en realidad no se pueden usar. El petróleo debe transformarse en gas, plástico, productos químicos, etc. para crear una entidad valiosa que impulse una actividad rentable; por lo tanto, los datos deben desglosarse y analizarse para que tengan valor".

Es precisamente el punto: el futuro es de quién tenga los datos, los convierta en información y sea capaz de predecir escenarios futuros.

Nota del editor: Javier Murillo Acuña es fundador y presidente de Metrics. Científico de datos, experto en tecnologías de la información aplicadas a la transformación de modelos de negocio digitales. Actualmente trabaja en el desarrollo de algoritmos de prospectiva y medición de valor de marca para empresas globales. Síguelo en LinkedIn y/o escríbele a javier@metricser.com Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad