Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Evergrande: ¿impacto en México y su sector inmobiliario?

El impacto que podría tener el caso de Evergrande en el mercado global no alcanzaría las dimensiones del caso de Lehman Brothers, apunta Luis González Nieves.
mié 29 septiembre 2021 12:10 AM

(Expansión) - En días recientes, el caso de Evergrande, la desarrolladora inmobiliaria más grande de China, ha sido motivo de preocupación por parte del sector financiero global. Se piensa que, de quebrar la empresa, esto podría representar no sólo la caída del sistema financiero chino, sino el inicio de una crisis sistémica mundial. Incluso se le ha llegado a equiparar con el caso de “Lehman Brothers”, el cual dio pauta a la Gran Recesión de 2008.

La gigante inmobiliaria China anunció la semana pasada el posible incumplimiento en el pago de su deuda, la cual asciende a los 300,000 millones de dólares. Por si fuera poco, el día jueves se venció el plazo que tenía para pagar 83.5 millones de dólares en intereses de bonos (Reuters). La compañía entra ahora en un periodo de gracia de 30 días antes de incurrir en mora si no llegase a pagar.

Publicidad

Esto causó grandes estragos en el mercado global, pues al verse imposibilitada para hacer frente a sus acreedores por falta de liquidez, la caída de Evergrande supondría un efecto dominó capaz de extenderse sobre todo el sector inmobiliario chino, inclusive afectando consigo a la economía mundial. Sin embargo, el caso Evergrande dista mucho de ser la versión china del caso Lehman Brothers.

Diferentes contextos

Las diferencias circunstanciales entre ambos casos permiten entender el por qué el caso Evergrande no es ni será cómo Lehman Brothers. La diferencia estriba esencialmente en el factor espacial, debido a que este influye considerablemente en el caso que nos ocupa, toda vez que, en contraste con el mercado estadounidense, el chino tiene menos conexiones con los mercados financieros internacionales.

En segundo lugar, los acreedores de la inmobiliaria china son en su gran mayoría locales, por lo que su impacto a nivel global sería mucho menor del que tuvo el caso Lehman Brothers.

A raíz de la Gran Crisis Financiera de 2008, generada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, las entidades financieras se empeñaron en fortalecer la gestión de riesgos del sistema bancario. Gracias a la reforma de los Acuerdos de Basilea, se solidificó el capital para asegurar que las entidades contaran con suficientes fondos para cubrir las pérdidas potenciales de su actividad.

De esta manera, se mejoró la capacidad de respuesta del sistema bancario ante posibles perturbaciones económicas y financieras, por lo que las instituciones financieras se encuentran mejor paradas que cuando detonó la crisis de 2008.

Dicho todo esto, el impacto que podría tener el caso de Evergrande en el mercado global no alcanzaría las dimensiones del caso de Lehman Brothers. No obstante, nos queda la interrogante ¿puede el caso de Evergrande afectar a México y su sector inmobiliario?

Respecto al posible impacto del caso Evergrande al sector inmobiliario de México, somos bastante positivos. En México, este sector es sólido, ya que representa un 11.7% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y se ha traducido en una opción estable para los inversionistas que buscan una apuesta segura y rentable.

Publicidad

Gracias a factores como el crecimiento de las zonas metropolitanas, así como el gran atractivo turístico de nuestro país, México es un referente internacional de la industria inmobiliaria y es visto como una excelente oportunidad de inversión. De hecho, según el Banco Inmobiliario Mexicano, se estima que durante el presente año se colocarán aproximadamente 7,900 millones de pesos en crédito y 6,179 millones de pesos en captación.

De igual forma, hay una gran confianza en el mercado inmobiliario mexicano debido a figuras como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDs) enfocados en invertir en proyectos generadores de flujos a largo plazo como lo son los de infraestructura e inmobiliarios.

De reciente creación, los FIBRAS (Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces) han permitido que cualquier persona se adentre en las inversiones destinadas a la adquisición o construcción de bienes inmuebles, sin importar el tamaño de sus carteras. De esta forma, ha abierto el acceso al sector inmobiliario para la población promedio, que invierte de manera segura debido a las utilidades que nos aportan instrumentos como los FIBRAS.

Toda vez que se siga apostando por el sector mobiliario mexicano en el plano nacional e internacional, es difícil que el caso Evergrande logre impactar nuestra economía. Debemos de confiar en la lejanía de nuestros mercados, en la solidez de las instituciones financieras y en la estabilidad nuestro creciente mercado inmobiliario.

Nota del editor: Luis González Nieves es socio del despacho Pérez Correa González. Cuenta con más de 25 años de experiencia. Su práctica se enfoca en Capital Privado, Emprendedor y Público, Inversión Extranjera, Fusiones y Adquisiciones y asuntos Corporativos, con énfasis en transacciones Inmobiliarias. Es Licenciado en Derecho, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cuenta con una Maestría en Derecho por la Georgetown University, EU. Síguelo en LinkedIn y/o escríbele a lgonzalez@pcga.mx Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad