Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ciberseguridad 2021

La ciberseguridad está presente desde que nos despertamos, y tenemos un móvil cerca, hasta cuando nos vamos a dormir y nos despedimos de nuestros contactos, señala Carlos Ramírez Castañeda.
mar 05 octubre 2021 12:08 AM

(Expansión) - Nuevamente hemos llegado a octubre y con ello el mes de la ciberseguridad, un mes que nos marca la concientización e importancia de esta rama transversal, multidisciplinaria y sobretodo algo que debe conocerse en todos los niveles y ámbitos. Como cada año es imperante que escriba para hacer énfasis sobre la verdadera importancia y así buscar llegar a más usuarios para que tengan un punto reflexivo.

La ciberseguridad está presente desde que nos despertamos y tenemos un móvil cerca, hasta cuando nos vamos a dormir y despedimos de nuestros contactos en alguna conversación por medio de una aplicación de mensajería; está ahí desde que nos conectamos a internet, presente en cada momento.

Publicidad

Esta rama ahora sonada se debe convertir en el pilar de mucho del funcionamiento en todo sentido de un país, pues gracias a la ciberseguridad tenemos protección ante ataques invisibles o ciberataques hacia las infraestructuras críticas, estas grandes prioridades de funcionamiento de una nación.

Somos usuarios de una plataforma, un dispositivo y muchas veces dejamos de lado la importancia de un verdadero cuidado. Creer que por el hecho de que está ocurriendo algo en el ciberespacio y es invisible no causará alguna afectación, es una idea errónea, recordemos que nuestra información personal, conversaciones, fotos, videos, ubicación, cuentas bancarias, pueden estar almacenadas en la comodidad de nuestros móviles; sin embargo, resulta muchas veces simple para un atacante apoderarse de esa valiosa información y crear una afectación, incluso patrimonial.

Hoy en día nos enfrentamos con atacantes invisibles, detrás de un dispositivo, quizá en otro país, pero con la peligrosidad para cometer una acción delictiva en cuestión de segundos, todo gracias a las tecnologías. Es aquí donde entra la ciberseguridad para lograr un resguardo de todos los activos digitales de un usuario, una empresa, un país, sin esto no estamos más que a la deriva en un terreno hostil y desconocido donde los depredadores y amenazas son peligrosos, internet.

¿Qué pasa con México? Pese a que nuestra Estrategia Nacional de Ciberseguridad está empolvada por tener un color de otro sexenio, nos deja algunas de las directrices de actuación para tener miras en lo que México necesita; hacen falta políticas públicas para el acercamiento poblacional, causar de verdad impacto en la sociedad.

Si bien la SEMAR y la Guardia Nacional dan directrices de actuación, estas resultan internas y hasta cierto punto dejaron de lado a la población y se entiende debido a la importancia de resguardo propio de cada dependencia y lo que involucran con ellas; se agradece el manual de ciberseguridad para las pymes de la mano de la Guardia Nacional.

La utópica Estrategia Digital actual menciona a la seguridad de la información, sin embargo, recordemos que ante lineamientos de austeridad -lo cual no significa ahorro- deja ver muchas brechas de posibles ataques a las dependencias de gobierno, faltaron puntos clave para esto.

Publicidad

Cabe resaltar que figuramos entre los principales países que reciben un mayor número de ciberataques, nuestra infraestructura se ha visto comprometida en múltiples ocasiones y se debe hacer énfasis en ello para tener en el radar que algo estamos dejando de lado como país, quizá la importancia a este tema.

En fin, retomando el punto primordial, los usuarios deben estar conscientes de los peligros ante los que se pueden ver inmersos pues, así como la ciberseguridad está presente en las actualizaciones que ejecutan en tiempo y forma -el uso de una solución antimalware, pasos básicos como cubrir las cámaras, no abrir archivos de origen desconocido, etc.-, también está presente en las omisiones que estos pudieran tener, las cuales son aprovechadas por usuarios malintencionados, como contraseñas inseguras, no utilizar filtros de seguridad, usar redes abiertas, etc.

La ciberseguridad empieza y termina con el usuario, de cada uno dependerá la importancia y valor que le da a la información a todo lo que constituimos como un ente digital, el cuidado y resguardo a nuestros dispositivos; seamos usuarios informados, debemos preocuparnos, pero sobre todo ocuparnos pues toda repercusión digital tiene consecuencias en el mundo material.

Octubre es el mes perfecto para hacer nuestro checklist de verificación sobre cuidados digitales, cambiar contraseñas, fortalecerlas, tener nuevas y mejores prácticas y si tienen alguna duda o no saben cómo hacerlo, con gusto les tiendo mano, somos usuarios de este ecosistema digital.

Nota del editor: Carlos Ramírez Castañeda es especialista y apasionado por el Derecho Informático, particularmente en ramas de Ciberseguridad, Cibercriminalidad y Ciberterrorismo. Tiene un Máster en Derecho de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Santiago de Compostela España, Doctor en Administración y Políticas Públicas de México. Es colaborador de diversas instituciones académicas y gubernamentales, profesional siempre interesado en temas de ciberprevención particularmente con sectores vulnerables. Síguelo en Twitter como @Ciberagente . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad