Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El reto de la inclusión financiera de personas con discapacidad

Los adultos mayores representan un sector muy valioso dado el capital que poseen; sin embargo, una de sus desventajas es su falta de interacción con productos digitales, apunta Sebastián Medrano.
sáb 23 octubre 2021 12:00 AM

(Expansión) - Las fintech han logrado un impacto positivo al permitir la transaccionalidad de productos financieros sin necesidad de interacción humana. Luego de la pandemia se han consolidado como instituciones inclusivas y accesibles para el grueso de la población, sin embargo aún tienen retos por cumplir. Uno de ellos es llevar sus productos y servicios a las personas con discapacidad.

Debido a que dicho sector representa un segmento relativamente pequeño en México y el mundo, las instituciones financieras no las tienen en la cabeza, su prioridad actual es atacar primero a un sector más grande, es decir, se van por las mayorías y la población histórica y sistemáticamente desatendida no es su prioridad, pero eventualmente podría serlo.

Publicidad

Desafortunadamente este proceso no será a corto plazo, tardará tal vez algunos años o décadas y aunque no existe certeza sobre la fecha, lo que es innegable es que ese futuro naturalmente llegará para las personas con discapacidad; pero no vendrá de la banca tradicional, sino de las fintech, cuya tecnología ya abandera un importante cambio de paradigmas sobre el uso, alcance y beneficios de los servicios financieros digitales.

Las fintech están en un momento crucial en el que deben pensar hasta dónde quieren derribar las brechas de la inclusión financiera y cómo es que su tecnología puede contribuir a eso. Si bien las personas con discapacidad representan una nueva gama de desafíos, la tecnología con enfoque inclusivo puede traer grandes aportaciones. Pensemos en una plataforma que puedan usar con facilidad las personas con ceguera o debilidad visual. Eso es el futuro de los servicios financieros.

Por otro lado, los productos en función de poblaciones vulnerables se pueden replicar para las personas que no están dentro de este sector y así permitirán cerrar poco a poco ese hueco que tradicional y legislativamente nadie está volteando a ver.

Entre los nuevos beneficiados estarían los adultos mayores, quienes representan un sector muy valioso dado el capital que poseen; sin embargo, una de sus desventajas es su falta de interacción con productos digitales. Por su edad, tienen altas tasas de retorno hacia cualquier producto financiero y buenos índices de pago de cualquier producto. Sin duda pueden ser una apuesta interesante para el ecosistema.

Incorporación en Latinoamérica

Cerca de la mitad de la población mexicana no tiene acceso a productos financieros y quienes sí cuentan con ellos se limitan a la tenencia de uno, que en su mayoría se trata de cuentas bancarias o de ahorro para el retiro.

Las instituciones financieras tradicionales en Latinoamérica han estado tan enfocadas en exprimir el segmento premium de mercado, que nunca han explorado cómo llevar la inclusión financiera a todo México o a toda la región, y esto se refleja en otras problemáticas como la perpetuación de la baja educación financiera, poca variedad de productos y servicios, y un uso poco adecuado de ellos.

Publicidad

No basta con brindar productos y servicios innovadores, las fintech también apuestan por un uso óptimo de estos para que los beneficios impacten de forma positiva en sus usuarios.

Las fintech están abriendo esquinas enfocadas en uno o dos productos específicamente, lo cual ha sido una ventaja para estas empresas pues les ha permitido entender su producto y a sus clientes. En un futuro, los bancos se darán cuenta de que no pueden competir absolutamente en todo, entonces deberán especializarse en una o un par de cosas en las que son excepcionales.

Uno de ellos podría ser atender a la población vulnerable y construir modelos o productos financieros que incorporen factores sociales, entendiendo los contextos para conceder los préstamos de dinero.

Definitivamente es algo en lo que deberán trabajar las fintech. La clave está en entender los contextos, al usuario y brindar alternativas eficaces para generar una nueva oleada de inclusión financiera. Una que haga justicia a su nombre y que sea verdaderamente inclusiva.

Nota del editor: Sebastián Medrano es especialista en temas fintech. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad