Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Puede el e-commerce ayudar a regularizar los negocios informales?

Una de las estrategias más eficientes contra la economía informal radica en mejorar la productividad de este sector a través de democratizar su acceso al comercio electrónico, opina Alejandro Pineda.
vie 22 julio 2022 05:59 AM
E-commerce en mexico errores
Al promover la democratización del comercio electrónico entre estos comercios y emprendedores, contarían con las herramientas y oportunidades para responder a las necesidades de sus consumidores, opina el analista y experto Alejandro Pineda.

(Expansión) - Como señalaba en la columna anterior, México posee las características necesarias para convertirse en una capital de desarrollo e innovación para el comercio electrónico , posicionándose como la puerta de entrada hacia América Latina, que ya se perfila como uno de los mercados de más rápido crecimiento y evolución en el mundo.

Ha sido la propia capacidad por romper con las barreras y democratizar el acceso de los consumidores hacia un comercio más justo y sencillo lo que le ha otorgado al comercio electrónico el dinamismo y popularidad con que está siendo adoptado, convirtiéndose en un motor para el crecimiento y las oportunidades de negocio.

Publicidad

Por lo tanto, cabe ahora preguntarnos si realmente nos encontramos obteniendo el máximo beneficio de este modelo de compraventa, o bien, si lo estamos pasando por alto.

Se trata de un planteamiento fundamental al considerar que el pilar de las políticas públicas y privadas en toda la región tiene como principal objetivo pisar el acelerador de la recuperación económica.

Por lo tanto, es necesario observar las singularidades que ofrece el mercado nacional a fin de generar soluciones de valor que sean capaces de promover la recuperación de la economía y, en consecuencia, se puedan tropicalizar para exportarse haca otras economías en la región donde pongan en marcha su implementación.

Economía informal, ¿desacelerador u oportunidad?

Una de las características del mercado mexicano, y que comparte con otras naciones América Latina, es la informalidad dentro su economía, que equivale a casi la cuarta parte del producto interno bruto que se genera año con año.

No obstante, el dato al que le prestaremos mayor interés es el que indica que alrededor del 40% de este sector representa a negocios minoristas, los cuales no poseen acceso al comercio electrónico ni a fondos de inversión por la propia falta de regulación en la que operan, a pesar de que generan hasta 8 de 10 empleos en México. ( INEGI ).

Esto quiere decir que la mayoría de los emprendedores, micro comercios, nenis y pymes, no cuenta con las posibilidades de utilizar herramientas que les permitan ser más competitivos, lo que a su vez fomenta que la economía informal sea un desacelerador para México y Latinoamérica, puesto que dejan de aportar ingresos al erario, mientras que ofrecen salarios mal remunerados y prescinden de prestaciones o seguridad social para sus colaboradores.

Por lo tanto, una de las estrategias más eficientes para combatir la economía informal radica en mejorar la productividad de este sector a través de democratizar su acceso al comercio electrónico, lo cual les permitiría crecer sus ventas hasta en un 25%, con lo que estarían impulsando su competitividad, además de contar con la posibilidad de exportar sus productos a otros mercados.

Paralelamente, se estaría allanando el camino para su formalización, mejorando con ello tanto las condiciones laborales de sus colaboradores como la competitividad de su modelo de negocio.

 

Al promover la democratización del comercio electrónico entre estos comercios y emprendedores, contarían con las herramientas y oportunidades para responder a las necesidades de sus consumidores, disminuyendo con ello la vulnerabilidad en que se encuentran sus comercios.

El siguiente esfuerzo será el de democratizar su acceso a fondos de inversión y a programas de asesoría para que tengan las posibilidades de optimizar sus modelos de negocio.

Una vez logrado esto, sería posible exportar exitosamente el modelo a otros países de la región que comparten características similares con el mercado mexicano, impulsando así la recuperación económica en toda la región de forma inclusiva y definitiva, logrando de paso que nuestro país se consolide como un de los polos de mayor innovación y desarrollo para América Latina.

Nota del editor: Alejandro Pineda cuenta con 40 años de colaboración en BBVA México, figurando como pieza clave en las estrategias y acciones del segmento retail, destacando su experiencia en los negocios con tarjetas de crédito, préstamos personales y nómina, medios y sistemas de pago, entre otros. Actualmente, se desempeña como CEO de Openpay. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad