Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vistazos hacia el futuro de las telecomunicaciones

Un desafío para la banca tradicional es ser tan ágil como las fintech a la hora de responder a las necesidades de los clientes, algo para lo que el procesamiento en la nube puede resultar decisivo.
mar 13 septiembre 2022 06:17 AM
(Trabajadores sobre una torre de telecomunicaciones)
Factores para impulsar la inversión en TI son: el incremento en la productividad para el sector financiero y lograr la mejor integración físico/digital en la experiencia del cliente, entre otros, señala Julio Palacios.

(Expansión) - Identificar tendencias tiene algo de especulativo por la probable acción de variables no previstas. La pandemia nos dio una lección que tardaremos muchos años en olvidar: la realidad siempre puede tener reservada una sorpresa hasta para los más cuidadosos planificadores.

No obstante, los datos que arroja la investigación que se lleva a cabo en el mercado mexicano, nos permite plantear con certeza las siguientes como las líneas de evolución a corto y mediano plazo más claramente atendibles:

Publicidad

De acuerdo con International Data Corporation (IDC), el crecimiento en la inversión más alto en TI previsto para 2022 corresponde al comercio; 30% de las empresas piensan gastar 11% más de sus ingresos anuales en este rubro y el valor del mercado de la omnicanalidad en México crecerá de 610 millones de dólares en 2022 a 846 millones de dólares en 2025, un 38.7%.

Esto involucra el desarrollo de experiencias digitales para los clientes, no sólo en el ámbito del comercio electrónico sino en materia de tiendas virtuales, experiencias en tienda física, atención omnicanal, logística y entregas, servicios diversos, pagos y trámites, etc. Implica mejorar la capacidad de adquisición de nuevos clientes con perfiles diversos, la retención de los actuales y el desarrollo e introducción al mercado de productos y servicios digitales nuevos o mejorados.

Otros factores para impulsar la inversión en TI son: el incremento en la productividad para el sector financiero, lograr la mejor integración físico/digital en la experiencia del cliente, para los sectores de manufactura y servicios, e introducir productos o servicios nuevos o mejorados para el comercio.

Lo anterior significa para las empresas del sector de telecomunicaciones pensar, junto con sus clientes, en soluciones desarrolladas a partir de un enfoque cada vez más centrado en la experiencia del cliente y adecuado a la naturaleza, características y necesidades de cada empresa; es muy diferente, por ejemplo, lo que se requiere en retail que en manufactura, o en un gran banco que en una fintech,

Un desafío para la banca tradicional es ser tan ágil como las fintech a la hora de responder a las necesidades de los clientes, y esto es algo para lo que el procesamiento en la nube puede resultar decisivo.

Otros focos de atención futura para las TI son: la seguridad informática (del total de las empresas investigadas por IDC, la prioridad número 1 para TI es seguridad (más de 40%), la gestión en la nube (para el sector financiero la prioridad es la Plataforma de Data Management -cerca de 60%- y para manufactura es la TI híbrida y la gestión en la nube -55%- y la experiencia del cliente.

De acuerdo con VeeamCast, el podcast de Veeam dirigido a líderes de TI, se calcula que este año se habrá producido en el mundo un ataque de ransomware cada siete segundos. Aunque sólo aparecen en las noticias los casos más notables, este delito afecta a organizaciones de los más diversos tipos y tamaños, causando daños, muchas veces irreparables, tanto en lo económico como en los datos, la operación y hasta la reputación.

En cuanto a la gestión en la nube, de acuerdo con IDC el uso de la nube creció en México, en el segmento empresarial, 31% durante 2021 y se prevé que el valor del mercado de la nube pública en nuestro país habrá alcanzado al cierre de 2022 los 44,000 millones de pesos gracias a que cada vez más se busca ayuda para el desarrollo de la infraestructura en la nube y la gestión de la nube híbrida en temas tanto de procesamiento como de almacenamiento de información.

 

En experiencia del cliente es indudable que la gente de TI ha tenido que incorporar a fondo la interfaz humana en sus esquemas de trabajo y aprender de las necesidades y requerimientos de los clientes para ofrecerles experiencias cada vez mejores.

Otros factores relevantes de cambio son: la transformación digital, algo que se aceleró a partir de la pandemia y que abre un panorama de oportunidades cuando en América Latina las empresas invierten el 6% de sus ingresos en transformación digital, en tanto en Estados Unidos la cifra es de 16%; y la seguridad en la cadena de suministro, adaptándola a los cambios en la digitalización y mejorando los esquemas de colaboración tanto interna como externamente para diversificarla y adaptarla a los cambios en la demanda y a los factores macroeconómicos. De hecho el 55.4% de las empresas mexicanas de manufactura reconocen la necesidad de diversificar para mantener la competitividad.

No sabemos qué sorpresas pueda darnos la realidad futura, pero sí podemos prever hacia dónde apunta el cambio en los ámbitos en los que nos desempeñamos, y de este modo prepararnos para anticipar tanto problemas como oportunidades.

Nota del editor: Julio Palacios es director de la división de Desarrollo de Negocios Globales en MCM Telecom. Es Ingeniero en Telecomunicaciones por el Instituto Politécnico Nacional, maestro en Tecnologías de Información y Administración por el ITAM, Mastère Degree por la Institut Mines-Telecom Business School en Francia y egresado del programa D1 del IPADE. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad