Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La inteligencia artificial, ¿un escalón para el futuro del trabajo?

A medida que la IA se vuelve más avanzada, es probable que seamos testigos de una disminución en la demanda de ciertos trabajos, pero no significa necesariamente una disminución neta de empleos.
vie 24 marzo 2023 12:01 AM
Cómo usar ChatGPT
En tan sólo cinco días, ChatGPT logró llegar al millón de usuarios, de acuerdo con datos de Statista.

(Expansión) - En las últimas semanas hemos podido leer y escuchar diversas noticias sobre una inteligencia artificial que está dando mucho de qué hablar y debatir, el famoso ChatGPT, que se trata de un modelo de software que funciona como una herramienta de forma conversacional y que, sin duda, se espera que revolucione la manera en la que producimos información.

Esta inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés), deja abierta una ventana al diálogo sobre el impacto que tendrá este tipo de inteligencias en el futuro del trabajo, y es que se estima que ha llegado para quedarse y transformará, incluso de maneras que no podemos imaginar, el mundo laboral. Ante este panorama, hay incertidumbre, de cómo impactará o si amenazará el empleo de nuestros colaboradores, la respuesta es que depende de cómo se implemente.

Publicidad

Si la AI se aplica de manera adecuada, puede ser una herramienta poderosa para mejorar la productividad y la eficiencia en el trabajo, ya que puede ser utilizada para automatizar tareas repetitivas e incluso tediosas, liberando tiempo para actividades más creativas e importantes. Del mismo modo, puede impulsar el desempeño de un sector en concreto; por ejemplo, gracias a la tecnología de reconocimiento de voz y texto, se podría ayudar a los trabajadores con discapacidades a realizar tareas que de otra manera podrían estar limitadas. En la misma línea, se ha podido determinar que el uso de AI puede mejorar la seguridad en los centros laborales, al detectar riesgos y peligros en tiempo real.

No obstante, es importante destacar que la implementación de la AI debe ser cuidadosamente planificada y ejecutada, ya que es necesario asegurarse de que los empleados estén debidamente capacitados y equipados para trabajar con ella de manera efectiva. Además, será indispensable considerar los posibles efectos de la AI en su privacidad y seguridad

Por otro lado, la inteligencia artificial también puede ser un desafío para el personal, especialmente aquel en funciones repetitivas y administrativas que son las más vulnerables a la automatización.

A medida que la IA se vuelve más avanzada, es probable que seamos testigos de una disminución en la demanda de ciertos trabajos; sin embargo, esto no significa necesariamente una disminución neta de empleos. En cambio, es probable que veamos un cambio en la naturaleza del mismo, con una mayor demanda de habilidades que complementen la inteligencia, como la creatividad, la empatía y la resolución de problemas complejos. Además, es probable que surjan nuevos cargos relacionados con la implementación y el mantenimiento de sistemas de ésta.

Otro de los desafíos que podemos observar es la falta de capacidad para replicar la intuición y la empatía humanas, ya que este tipo de herramientas aún no pueden duplicar estas habilidades, lo que podría limitarlas para realizar ciertas tareas, como la toma de decisiones éticas y el trabajo en equipo.

Del mismo modo, podríamos esperar algún tipo de sesgo y de diversidad, ya que, al basarse en datos históricos para tomar decisiones, si estos tienen sesgos incorporados, es posible que la inteligencia también los tenga, lo que podría perpetuar y ampliar los prejuicios existentes, teniendo implicaciones significativas en términos de equidad y justicia social.

Publicidad

Por último, como reto o aspecto negativo, podemos destacar la dependencia de la tecnología y es que al ser excesiva, podría limitar la capacidad de los trabajadores para desarrollar habilidades y conocimientos críticos que son necesarios en un entorno laboral en constante evolución.

En conclusión, la IA tiene el potencial de transformar radicalmente la forma en que trabajamos, es importante abrazar esta tecnología y utilizarla de manera adecuada para maximizar su potencial y mejorar la productividad, eficiencia y la calidad de vida en el trabajo. Si se implementa de manera responsable, puede hacer que nuestro desempeño sea más eficiente y productivo, no obstante, también es importante ser conscientes de los desafíos que la inteligencia artificial puede presentar para ciertos colaboradores, y enfocar nuestros esfuerzos para asegurarnos que la transición hacia un futuro impulsado por la IA sea justa y equitativa para todos.

Nota del editor: Gerardo García Rojas es líder de Career para Mercer México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad