Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Dos Alexa en casa? Sí, sólo si tienes más de cuatro cuartos

Probamos el Echo y Echo Dot de Alexa y las cambiamos de ambientes, pasando por departamento y residencia y vimos qué tan efectivo es en cada espacio.
vie 20 noviembre 2020 11:00 AM
alexa echo y alexa echo dot 2020
El par de equipos forman parte de la última ronda de lanzamientos de Amazon. A la izquierda la Echo, a la derecha la Echo Dot.

Los asistentes de voz nos han ayudado a varios a realizar actividades cotidianas a diario, desde reproducir noticias y podcast, hasta ayudarnos a programar el envío de correos, recordarnos algún evento o simplemente entretenernos, la cercanía que hemos desarrollado muchos usuarios los hace uno de los dispositivos más usados a diario.

Publicidad

En el caso de Alexa, el dispositivo recién cumplió dos años en el país y en Expansión probamos sus más recientes dispositivos: el Echo y el Echo Dot de cuarta generación. Las diferencias puntuales con respecto a la generación anterior es que este par de dispositivos tienen un diseño en forma de balón y tienen por lo tanto una silueta que resalta más pero que no por eso se ve mal, al contrario, me parece que se trató de un cambio de diseño muy positivo.

Para complementar la experiencia de prueba, conecté los asistentes a un foco Philips Hue y a un atenuador de luz de Xiaomi, ambos compatibles con Alexa, y estuve jugando con ellos en mi departamento. Lo primero que hice con estos equipos fue el clásico: ‘apaga la luz’ o ‘reduce la intensidad de la primera luz’, además de las frases clásicas para reproducir música y contenido de audio.

Aunque el asistente al que conecté las luces fue el Echo, traté de asignar tareas al Echo Dot en otra habitación y si bien también cumplió con sus funciones de asistencia, tuve que cambiarles el nombre a los asistentes para que no se accionaran los dos al estar tan cerca el uno del otro.

Con esto en mente decidí probarlos en otro espacio, y aprovechando que iba a visitar a mis padres, decidí cargar con ellos. Cabe destacar que, como la mayoría de los que habitan la Ciudad de México, vivo en un departamento donde las distancias entre un cuarto y otro no son tan grandes como lo son en una casa.

Pero bueno, al llegar a casa de mis padres decidí instalar el foco y atenuador de luz para poder hacer pruebas de los equipos y una de las primeros cambios que hice fue enviar de esquina a esquina los equipos. El Echo lo dejé en el comedor de la casa, mientras que el Echo Dot lo instalé en la habitación de visitas, a unos 30 metros de distancia uno del otro.

Publicidad

El Echo, además de causar sensación con mis padres y con una de mis sobrinas, fue utilizado para que se reprodujera música, se apagará la luz, se hicieran consultas de clima, preguntas curiosas, etc. La verdad es que el uso que tuvo durante mi estancia fue mucho mayor porque más de una persona lo usaba y de forma constante algún miembro de la familia le daba indicaciones para que hiciera alguna cosa.

El Echo Dot permaneció más a mi disposición, a éste le daba las indicaciones que a diario le doy a mi asistente de voz, como son reproducir noticias, programar algún evento o entrevista y reproducir música y por ende el volumen en el que estuvo fue el adecuado para un cuarto de unos 7 metros cuadrados, en cambio el Echo sí fue puesto a prueba de volumen y lo hizo bastante bien.

De forma constante me toca probar equipos de audio y por ende suelo hacerles prueba de sonido para saber cómo de forma automática modulan bajos y fidelizan las voz en canciones. En el caso del Echo, éste sobrecarga los bajos a expensas de los altos más obvios, lo que da una sensación de estar escuchando la música en auriculares y aunque para algunos este aspecto puede no ser bien apreciado, si nos ponemos a pensar que muchos escuchan podcast o audiolibros, la priorización de bajos es muy positiva.

Conclusión

Si bien siempre he pensado que el uso de asistentes de voz tiene una mejor experiencia en hogares conectados, el uso que veo en especial en la compra de dos equipos de este tipo debe estar muy bien pensado para el espacio donde operarán, pues no valdrá la pena tener dots en varias partes de tu casa si realmente con uno, a buen volumen y conexión, puedes tener una buena experiencia.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad