Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La nube de Microsoft ensombrece la guerra de consolas

Aunque Xbox no dejará de producir nuevo hardware, su enfoque en el cloud gaming a través de Game Pass marca un paso de distancia en la competencia por el mercado de consolas.
jue 10 junio 2021 12:35 PM
Xbox Game Pass cambia la industria de los videojuegos
Game Pass se lanzó en 2017 y es un servicio de suscripción que permite jugar por medio de internet sin la necesidad de una consola.

Las pantallas están por doquier y los usuarios las usan en donde sea que se encuentren. Bajo esta premisa, Microsoft rompió el molde de las consolas para aprovechar la omnipresencia de estos dispositivos a través de la nube y Game Pass. El movimiento no es fortuito y representa un paso de distancia en la llamada guerra de consolas.

De acuerdo con estimaciones de analistas, la Xbox One, lanzada en 2013, ha vendido cerca de 50 millones de unidades, sin embargo, la PlayStation 4 de Sony, presentada en el mismo año, ha comercializado 116 millones de consolas. Ante este escenario, Microsoft decidió lanzar Game Pass en 2017, un servicio de suscripción que permite jugar por medio de internet sin la necesidad de una consola.

“Con Game Pass estamos redefiniendo realmente la forma de distribuir, jugar y compartir los juegos. El contenido es la fuerza que impulsa su crecimiento”, dijo Satya Nadella, CEO de Microsoft, durante una presentación a medios, donde también resaltó que tras la llegada de este servicio a los navegadores de diversos dispositivos, como el iPhone o iPad, “el valor de la suscripción va a trascender de la consola al PC o al móvil”.

La incorporación de la nube dentro de los ecosistema de los videojuegos representa un cambio relevante tanto para los creadores, como para los usuarios, pues según cifras de Microsoft los suscriptores de Game Pass juegan un 30% más de géneros y un 40% más de títulos.

Publicidad

“(Los usuarios) están explorando cosas que no harían de otro modo y a los creadores les encanta esto. Es una forma increíble de crear comunidad”, dijo Sarah Bond, vicepresidenta de experiencia y ecosistema de los creadores de juegos. Algo en lo que coincide Phil Spencer, jefe de Xbox, quien señala que esta plataforma “se ha convertido en un verdadero motor de descubrimiento para toda la industria”.

Y si bien entregar una experiencia multiplataforma a los usuarios es un diferenciador para Xbox por medio de Game Pass, el enfoque, como señaló Nadella, lo han mantenido en el contenido que ofrecen a los jugadores. Es por ello que hace sentido que a partir de que tomó la dirección de Microsoft, la empresa ha comprado más de 15 estudios de videojuegos, entre ellos Mojang —creadores de Minecraft— o más recientemente Bethesda.

Cabe recordar que el modelo de “Netflix de los videojuegos” lo han implementado otras tecnológicas como Google, por medio de Stadia. No obstante, los resultados no han sido los esperados, pues desde el inicio el enfoque se centró en la experiencia de jugar sin la necesidad de una consola y no en los títulos.

Derivado de este fracaso inicial, la compañía determinó cerrar sus estudios de desarrollo de videojuegos . “Crear juegos de la mejor calidad desde cero lleva muchos años y una inversión significativa. Y los costos están aumentado exponencialmente”, argumentó la empresa en febrero de este año.

Publicidad

Sin embargo, en los últimas semanas han cambiado su perspectiva. A mediados de mayo, Nate Ahearn, responsable de marketing de Stadia declaró que el proyecto está “sano y salvo”, además de que durante el 2021 recibirán más de 100 juegos nuevos y se acentuará la relación con estudios como Electronic Arts, Capcom, Ubisoft o Square Enix.

Apple, por su parte, también ha encontrado obstáculos en el camino de Arcade, pues tampoco ha logrado generar grandes títulos referentes en su plataforma o juegos franquicia que atraigan a los usuarios especializados en el gaming o a los casuales. Cabe mencionar que el 2 de junio se cumplieron dos meses sin que la empresa incluyera un título nuevo a la plataforma.

Ante esta brecha, otro de los movimientos más relevantes de Xbox será el de poder jugar los títulos de Game Pass en los dispositivos Apple por medio del navegador. “Un teléfono que sólo puede jugar Angry Birds (...) ahora puede jugar a Halo con total fidelidad. Así es como se ve el concepto ¡jugar donde quieras’”, dijo Karen Choudhry, vicepresidenta de Cloud Gaming en Xbox.

Para la ejecutiva de Xbox, “el juego en la nube es el siguiente paso natural para nosotros en estos 20 años de evolución”. Por lo tanto, el servicio que ahora está en beta para algunos países llegará a Australia, Brasil, Japón y México a finales de este año, con el fin de que las personas jueguen desde la nube en un navegador Edge, Chrome o Safari, confirmó.

Publicidad

Esta iniciativa, vaticinó Choudhry, representaría un crecimiento de 1,000 millones de usuarios en 26 países del mundo para Microsoft, pero no marcaría un límite para sus consolas, pues aunque el desarrollo de la nube ha sido marcado, no detendrá su deseo de generar nuevas ideas en consolas.

Además, quienes sean usuarios del servicio de pago y tengan una consola Xbox, a finales de este año tendrán la posibilidad de probar los juegos antes de descargarlos, lo cual para Xbox forma parte de un impulso para integrar xCloud en las consolas y en la app de Xbox en PC.

“La nube es fundamental para nuestros planes de hardware y Game Pass”, señaló Liz Hamren, vicepresidenta de experiencias de gaming y plataformas de Xbox. “Pero nadie debe pensar que estamos frenando nuestra ingeniería principal de consolas. De hecho, la estamos acelerando y trabajamos intensamente en nuevos equipos, algunos de los cuales no saldrán a la luz hasta dentro de unos años”.

Publicidad
Publicidad