Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Se vende más PS5, pero la industria reciente la crisis de componentes

Nintendo Switch y Xbox vendieron menos unidades en el último trimestre y aunque PS5 vendió más que el año anterior, su crecimiento fue de apenas el 4%.
mié 03 agosto 2022 04:00 PM
Nintendo Switch, PS5 y Xbox
Los especialistas recortaron el pronóstico en el mercado de las consolas un 2.2%.
Foto de redes: Shutterstock/Sony

Las consolas de videojuegos están atravesando por un periodo gris, mientras luchan por alcanzar sus objetivos de producción. Durante el segundo trimestre del año, las ventas de estos dispositivos para las tres grandes marcas del sector (Nintendo, PlayStation y Xbox) no fueron tan relevantes como lo esperaban.

Nintendo Switch es una de las consolas más exitosas en toda la historia de la compañía japonesa, pero entre abril y junio de este año no tuvo un desempeño destacado, pues vendió 3.43 millones de dispositivos, es decir, una disminución de casi el 23% respecto al año anterior.

Actualmente, la empresa cuenta con tres modelos de Switch. El estándar que se lanzó en 2017 logró vender 1.32 millones de unidades, lo cual es un 60% menos que en 2021. La versión Lite bajó casi un 50% con 590,000 consolas vendidas, pero la versión con pantalla OLED, que se lanzó en octubre pasado, vendió 1.52 millones de hardwares.

Publicidad

“La producción se vio afectada por factores como la escasez mundial de componentes de semiconductores, lo que resultó en una disminución en los envíos de hardware y la posterior disminución en las ventas generales”, señaló la empresa en su comunicado de ganancias, donde también resaltó que aún esperan vender 21 millones de consolas a lo largo de su año fiscal, que termina en marzo de 2023.

En términos de software, la empresa que vio nacer a Mario Bros también tuvo una baja del 8.6% a poco menos de 41.5 millones de juegos vendidos. Si bien la estrella en este periodo fue Nintendo Switch Sports, con 4.84 millones de unidades, se espera que la cifra mejore en los próximos meses, con lanzamientos como Bayonetta 3, en octubre, y la nueva generación de Pokémon, en noviembre.

Xbox y PlayStation tampoco tuvieron un gran segundo semestre

Nintendo no es la única empresa de videojuegos que experimentó un trimestre complicado en las ventas de hardware. Los ingresos de esta vertical en Xbox cayeron un 11% debido a que las limitaciones de componentes se han extendido desde el lanzamiento de sus nuevas consolas.

A pesar de la disminución en ingresos, Satya Nadella, CEO de Microsoft, señaló que la compañía “ha sido líder del mercado en América del Norte durante tres trimestres consecutivos entre las consolas de última generación”.

 

En cuestión software, la empresa vio una caída del 6% y atribuyó este panorama a “menores horas de participación y monetización” en títulos propios y de terceros. No obstante, resaltó que 10 millones de personas usaron el servicio de Xbox Cloud Gaming.

Por su parte, Sony reveló que en este trimestre se enviaron 2.4 millones de PS5, es decir, un 4% más que en el mismo periodo del año pasado y durante sus dos años de vida, la consola ha vendido 21.7 millones de unidades.

Sin embargo, las ventas de software sufrieron un desplome del 26%, debido a que no tuvieron lanzamientos exclusivos que hicieran competencia a Elden Ring, el cual se lanzó en múltiples plataformas al mismo tiempo.

Los expertos recortan sus pronósticos en el mercado de consolas

De acuerdo con la firma de análisis especializada en gaming, Newzoo, el mercado de consolas tendrá un peor desempeño durante el 2022, pues si bien tienen previsto que genere 52,9000 millones de dólares, esta cifra representa una disminución del 2.2% respecto al 2021.

 

En su último estudio global sobre el mercado , la firma de análisis señaló que si bien la pandemia tuvo un impacto positivo atrayendo más jugadores en los primeros años, también generó muchos para el negocio, especialmente el de las consolas.

“La escasez de suministros, la interrupción de las líneas de abastecimiento y la adaptación de los estudios al trabajo desde casa de trabajo han provocado innumerables retrasos en los juegos y la imposibilidad de que los consumidores encuentren consolas de nueva generación y componentes”, se lee en el estudio.

Estas razones explican en parte el declive de las consolas, pues la PlayStation 5 y la Xbox Series X siguen escaseando casi dos años después de su lanzamiento. “Es probable que esto siga siendo así hasta finales de 2023, al menos”, concluyó la compañía.

Publicidad
Publicidad