Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Estuvo México cerca de una recesión económica? Hay otros datos

Más allá del PIB, existen indicadores como el empleo, la confianza del consumidor, la inflación y el dólar que descartan una contracción económica.
lun 05 agosto 2019 05:19 AM
190802 verdad ficcion recesion.jpg
Otros datos además del PIB sirven para medirle la salud a la economía mexicana, ¿cómo están?

Para juzgar la salud de la economía de México hay otros datos.

Además del Producto Interno Bruto (PIB), existen otros indicadores con cierta estabilidad o números positivos que descartan una real recesión económica, aunque tampoco son resultados para echar las campanas al vuelo, pues el estancamiento económico tambien representa varios riesgos.

La economía mexicana se salvó de caer en una recesión técnica , pues el PIB no hiló dos trimestres consecutivos en contracción, pues, aunque marginal, hubo un aumento de 0.1% respecto al trimestre previo, según estimaciones oportunas del INEGI.

Publicidad

Se libró la recesión, pero aún no de la evidente desaceleración y estancamiento:

“(El dato del PIB) muestra que fue mejor a lo esperado mas que positivo. Sin embargo, sigue mostrando una atonía en bastantes sectores de la economía”, dijo en entrevista Delia Paredes, economista en jefe en Grupo Financiero Banorte.

El PIB es el "chico popular" del grupo de los indicadores que existen para tomarle el pulso a la economía, pues mide el valor de todos los bienes y servicios producidos finales en un país y tiempo determinado, pero hay otros que no son tan populares, pero sí confiables para juzgar el desempeño de la actividad económica de un país.

Y para sorpresa, varios de ellos, gozan de cierta estabilidad.

“Sigue habiendo fundamentales macroeconómicos sólidos (...) Todo el marco estructural de la economía se mantiene ”, dijo Paredes.

El marco macroeconómico fundamental se integra por todas aquellas variables que buscan explicar cómo funciona la economía en su totalidad y cómo afecta a los hogares, las empresas y los mercados, a través de la la observación de la inflación, el desempleo, las finanzas públicas del país entre otras.

Publicidad

Inflación y tipo de cambio

La inflación se alejó de los máximos que alcanzó en 2017.

El dato más reciente, de la primera mitad de julio pasado, indicó que la inflación se desaceleró a 3.84%, es decir niveles no vistos en más de dos años y medio, debido a menores presiones en los precios de energéticos.

"La inflación está estable, dentro del rango de Banxico y pensamos que va converger a nuestro estimado de 3.5%", dijo Delia Paredes, de Banorte.

Pero la inflación subyacente, que elimina productos con precios muy cambiantes como los agrícolas, no cede como se espera.

"La subyacente continúa mostrando cierta rigidez", dijo en un reporte citado por Reuters el analista de Goldman Sachs, Alberto Ramos.

Ese camino a la estabilidad en el nivel de precios se debe a la labor de Banxico a través de la política monetaria y sus alzas en la tasa de interés, que ahora se ubica en un máximo histórico de una década.

El peso mexicano se ha apreciado al dólar para ubicarse en el top 10 de las monedas emergentes frente al billete verde , aunque en gran parte explicada por factores externos.

Publicidad

Confianza del consumidor

Los mexicanos confían, en general, en su situación económica a futuro. Con el triunfo de López Obrador, este indicador alcanzo máximos en julio de 2018, desde entonces ha venido bajando aunque se mantiene en niveles relativamente altos.

Incluso, los mexicanos están dispuestos a abrir la cartera para gastar en bienes duraderos, como lavadoras, televisiones, muebles, pues en este indicador se mide qué tanta probabilidad consideran tener para hacer este tipo de compras. En junio registró un alza de 2%, se mantiene cerca de los máximos del años pasado.

Consumo privado

El consumo privado es un competente muy importante en la economía mexicana, ya que se ha convertido en el motor que mueve la economía. Las carteras de los mexicanos salen al rescate de la actividad económica.

Por un lado el consumo total se ha incrementado en promedio trimestral desde 2017 y los bienes de consumo nacional han tenido un comportamiento positivo, ya que su tendencia es creciente y en algún momento podría igualar o superar a los bienes de consumo importado.

Por el lado de los bancos y el crédito, se observa suficiente capital de las instituciones de préstamos comerciales, expansión aceptable y una cartera vencida sin tanto deterioro en sus niveles.

"Te indica que es un crecimiento sano todavía del crédito”, dice Paredes, de Banorte.

Empleo, desempleo y salario

Los datos y las autoridades de Hacienda indican que la economía mexicana está en desaceleración, y ello impacta la creación de empleos.

“Es obviamente una consecuencia de cuando se desacelera el ritmo de actividad económica, pues una de las consecuencias que tiene, entre otras, es que el ritmo de creación de empleos disminuye”, dijo la economista en jefe de Banorte.

La tasa de desempleo en el primer trimestre de 2019 respecto al mismo periodo de 2017 ha disminuido en 0.8%.

Por sexo, el desempleo en hombres tuvo un disminución de (-) 0.7% mientras que la de mujeres fue de (-) 1.0% del primer trimestre de 2019 respecto al mismo periodo de 2017.

La disminución de empleo formal se nota, pues en el primer semestre del año de crearon apenas 289,301 puestos, la cifra más baja para ese periodo desde 2009 y en julio se perdieron 14,000 empleos formales, de acuerdo con un reporte Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE.

"Aún no hay un desplome del empleo pero ya se observan indicios de una desaceleración", advierte Siller.

La remuneración promedio de los trabajadores en el IMSS se incrementó por arriba de 2% real anual en los primeros cinco meses de 2019 gracias al alza por decreto presidencial del salario mínimo.

"Será determinante la inflación, ya que un incremento desmedido en precios podría erosionar cualquier crecimiento de los salarios", dijo Siller.

IED Y PIB

La inversión en general está a la espera de certidumbre para fluir: los pendientes son la ratificación del acuerdo comercial en Estados Unidos y Canadá del T-MEC.

“Varios inversiones están detenidas por la incertidumbre que hay (sobre el T-MEC), sabemos cuáles van a ser la nuevas reglas pero todavía no están en su lugar, eso ha mantenido los niveles de inversión en general bastante débiles “, dijo Paredes, de Banorte.

En lo interno se requiere certeza también en las reglas del juego para animar la inversión.

“Se necesita mucha certidumbre interna para crear condiciones necesarias y fomentar de nuevo las actividades productivas. La clave es que las reglas del juego están claras, y eso significa que haya Estado de Derecho”, dijo en entrevista Jessica Roldán, economista de Casa de Bolsa Finamex.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad