Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El elefante blanco de Pemex que costó 1,230 mdp

Un informe de la ASF señala que la empresa española OHL entregó a Pemex una planta para solidificar azufre con un sobreprecio, fuera de tiempo y con problemas que impiden su operación.
mar 25 febrero 2020 05:55 AM

Pemex pagó 62.5 millones de dólares (mdd), el equivalente a casi 1,230 millones de pesos (mdp), a la constructora española OHL por una planta destinada a ayudar a la petrolera estatal a exportar azufre sólido, pero que tras casi seis años sigue sin operar, según un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Publicidad

La idea de construir una Planta Solidificadora de Azufre ocurrió durante la gestión de Emilio Lozoya Austin. Su ejecución corrió a cargo de una de las filiales de PMI –a su vez filial de Pemex-, el mismo vehículo que usó el ex director de la petrolera para comprar la llamada planta chatarra de Agronitrogenados a la acerera mexicana AMHSA , de Alonso Ancira, quien fue detenido en mayo de 2019 en Mallorca, España, por presuntos actos de corrupción.

La petrolera estatal aprobó el proyecto el 9 de diciembre de 2013, a través de las filiales PMI Azufres y PMI NASA. La compañía justificó la inversión de 45 mdd de la nueva planta con el fin de abrir mercados para el azufre líquido que obtenía como desecho en la elaboración de algunos productos petrolíferos y petroquímicos, pero que no podía comercializar en grandes mercados, como China o Brasil, porque lo consumían de forma sólida.

Publicidad

Lee: La ASF pone en duda la pronta reactivación de la ‘planta chatarra’ de Pemex

La estatal invitó a cinco empresas a concursar por la construcción de una planta para solidificar azufre. En la primera oferta económica, OHL había calculado un costo de 74.8 mdd; mientras que Química Apollo cotizó 49.5 mdd. Pemex abrió una renegociación tras la que OHL puso un precio 43.31 mdd, frente a los 43.29 mdd de Química Apollo, pero en el plazo de ejecución la primera daba 19 meses, frente a los 19 a 20 meses de la segunda, por lo que la petrolera estatal escogió a la constructora española.

Pemex dio el contrato Ecolaire España, una empresa de la constructora española OHL, el 14 de febrero de 2014.

Pero según un análisis del estado de PMI y sus empresas filiales, publicado por la ASF dentro de la tercera entrega de la cuenta pública 2018, los costos se terminaron por disparar a los 62.5 mdd, mientras que el tiempo de entrega se dio hasta mediados de 2018, y con una serie de irregularidades que impiden que la planta funcione.

Lee: ¿Por qué han detenido a Emilio Lozoya?

“La ASF, mediante la prueba de hechos posteriores, verificó que el valor de la inversión en la Planta Solidificadora de Azufre se incrementó a 64.32 mdd y que ha generado costos adicionales pagados por PMI AZUFRE derivado de los vicios ocultos en la planta, que ascienden a 26.3 mdp, a junio de 2019, derivado de la firma de contratos relacionados a la contratación de expertos independientes para determinar el impacto de los vicios ocultos”, dice el organismo.

Pemex, que conocía del hundimiento de una de las bodegas desde 2016, no solicitó a la constructora la reparación del daño en las obras, y dio por finalizado el contrato con la empresa el 28 de julio de 2018, a pesar de que había obras pendientes, apunta la ASF. OHL reportó que la obra se había finalizado en ese año, según un enunciado dentro de su reporte anual de ese año, sin dar más detalles de los trabajos.

La Auditoría Superior, sin embargo, comprobó que la planta se encuentra sin operar al 31 de diciembre de 2019 debido, tanto al hundimiento de la bodega, como a la falta de producción de azufre para surtirla.

En 2019, prácticamente un año después de la entrega de la planta, Pemex inició acciones legales contra OHL y reclamó a Chubb Fianzas la fianza otorgada por la constructora española relacionada a la bodega, según el organismo.

Lee: ¿Qué produce Pemex Fertilizantes? Una pérdida de 27,000 mdp en 4 años

La construcción de esta planta, junto a la compra de Agronitrogenados, se presentan como las inversiones que peores resultados dejaron a PMI, una filial que a su interior tiene 17 empresas filiales, tres alianzas estratégicas y un vehículo financiero, según la Auditoría.

“Se observó la discrecionalidad de los órganos de Gobierno de las empresas de PMI en el decreto y pago de dividendos durante 2018, debido a que únicamente pagaron dividendos cinco empresas filiales y tres alianzas estratégicas de las 21 integrantes de PMI", apunta la ASF. "Las utilidades reportadas por el conjunto de empresas privadas fueron por 21,348 mdp, correspondientes al ejercicio 2017, de los cuales Petróleos Mexicanos únicamente recibió 7,721 mdp, lo que representó el 36.2% sobre las utilidades generadas”, añade.

La auditoría también señala la situación en la inversión de Pemex en el astillero español Hijos de J. Barrera, otra operación realizada durante la dirección de Emilio Lozoya, que entre 2013 y 2018, reportó utilidades pero no dio ningún dividendo a Pemex, a pesar de que la petrolera estatal es dueña del 51% de esta naviera.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad