Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La falta de gas y el acuerdo con Etileno XXI pasan factura a Pemex

La petrolera estatal importó etano 42% más caro que el producido por la propia compañía, debido a la caída en su producción, y al acuerdo que tiene con Braskem-Idesa.
mié 26 febrero 2020 12:37 PM
(Obligatorio)
El consorcio mexicano y brasileño ganó la licitación para construir el complejo de Etileno XXI, con una inversión cercana a los 5,200 mdd, y que vio la luz en 2016

La caída en la producción de gas natural, y el acuerdo firmado desde 2008 con el consorcio Braskem-Idesa, causaron que Pemex tuviera que importar etano a un precio que resultó 42% más caro que el ofertado por la propia petrolera estatal, según un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Publicidad

Lee: En las entrañas de la mayor petroquímica de América Latina.

El acuerdo se encuentra bajo la mirada del gobierno, que revisa la posibilidad de cancelar el acuerdo alcanzado desde el sexenio de Felipe Calderón , pero que ha generado penalizaciones por 2,800 millones de pesos (mdp) para Pemex desde 2016.

La firma que dirige Octavio Romero Oropeza, a través de Pemex Etileno (PETIL), firmó un acuerdo en 2018 con la estadounidense Vitol para el suministro de etano importado a través de la terminal en el puerto de Pajaritos, Veracruz.

“PETIL firmó un contrato de compra-venta de etano con la empresa norteamericana VITOL, INC., a fin de que se le suministrara el producto para el periodo 2018- 2020, a un precio por tonelada de 6,388.2 pesos, cifra superior en 42.7% al precio de 2,727.9 pesos que le da PTRI (Pemex Transformación Industrial)”, dice la Auditoría en un reporte presentado en la tercera entrega de la Cuenta Pública 2018.

Lee: La Auditoría Superior descubre dos plantas 'fantasma' de Pemex

El etano que llega al puerto en realidad ayuda al suministro de la cadena de producción de derivados del etano de Pemex en sus complejos en Cangrejera y Morelos. Pero la estatal se ha visto en la necesidad de cubrir estas necesidades debido tanto a la caída en la producción de gas natural, que entre sus derivados tiene al etano, como a la prioridad que debe dar al suministro de la planta Etileno XXI, que construyeron la firma mexicana Idesa y la brasileña Braskem, a su vez, filial de Odebretch, envuelta en escándalos de corrupción a lo largo de América Latina desde hace años.

La producción de etano por parte de Pemex Transformación Industrial muestra una caída del 22% entre 2013 y 2018, según cifras de la ASF en otro reporte presentado en esta tercera entrega.

Publicidad

Pemex, a pesar de priorizar el envío de etano a Etileno XXI, no ha logrado satisfacer la cantidad que por contrato tiene pactado con Braskem-Idesa, por lo que ha pagado penalizaciones por de 283 mdp en 2016, 810.1 mdp en 2017 y 1,720 mdp en 2018, un total de 2,813 mdp en los tres años de vigencia de este contrato, según datos de la ASF, presentados en la segunda entrega de la Cuenta Pública 2018.

“La causa raíz de las dificultades en relación a este contrato es la insuficiente producción de gas etano en el país. Nos encontramos en un diálogo abierto y colaborativo con Pemex y las autoridades correspondientes para encontrar soluciones que resuelvan esta dificultad, respetando las bases por las cuales fue realizada esta inversión tan relevante para México, dentro del marco de la ley y del Estado de Derecho”, dijo Braskem-Idesa en un comunicado de prensa difundido la tarde de este miércoles.

El consorcio Braskem-Idesa invirtió 4 millones de dólares (mdd) para abrir una puerta a las importaciones de etano por cuenta de la compañía. “Con una inversión de casi 4 mdd, esta solución complementaria para adquirir la materia prima nos permitirá importar hasta 12,800 barriles por día de etano a nuestro centro petroquímico en México, lo que representa el 19% de las necesidades de etano”, dijo la empresa en un comunicado el 10 de febrero.

El proyecto de Etileno XXI nació de una licitación internacional que lanzó Pemex aún durante la administración de Felipe Calderón, donde la petrolera ofreció suministrar a la empresa ganadora con el gas etano necesario para producir productos derivados del etileno, que se usa para la posterior fabricación de plásticos.

Lee: Pemex pierde 87,900 mdp por la mayor competencia y la caída en precio del crudo

El consorcio mexicano y brasileño ganó la licitación para construir el complejo de Etileno XXI, con una inversión cercana a los 5,200 mdd, y que vio la luz en 2016. La idea original se cimentaba en que Pemex tenía un exceso de producción de gas etano y debía quemarlo, al no tener un destino dentro de sus propias plantas. Pero la caída en la producción de hidrocarburos, que inició en 2004, se comenzó a acentuar durante esta década, hasta llegar el punto en que Pemex no puede cumplir siquiera con el suministro para sus propias plantas.

El consorcio ha sufrido esta falta de suministro desde el inicio de sus operaciones, porque la planta no puede operar al 100% de su capacidad.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad