Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Talos, listo para desarrollar el megayacimiento en disputa con Pemex

La petrolera cree que no se necesita realizar ninguna otra perforación para seguir con los trabajos en el área de Zama, tal como quiere la petrolera nacional.
jue 05 marzo 2020 07:07 PM
Offshore Fracking Drilling Stills
Un estudio independiente contratado por Talos mostró que el 60% de los recursos del yacimiento se ubicaban en su área contractual, mientras que el restante 40% estaban en la asignación de Pemex.

El consorcio liderado por la petrolera estadounidense Talos Energy se encuentra en posición de presentar el plan de desarrollo del megayacimiento que comparte con Pemex, en caso de que se llegue a un acuerdo con la petrolera estatal, que ha dicho que quiere controlar las operaciones del proyecto.

“Hay mucha información que recolectamos. Cuando ven todos esos datos, es probable que no necesites nada más. Estamos preparados para el desarrollo”, dijo Tim Duncan, director general de Talos Energy, durante una exposición donde la compañía mostró las rocas conseguidas de sus trabajos de exploración en Zama.

Publicidad

El campo de Zama fue el primer gran descubrimiento proveniente de los trabajos adjudicados durante las rondas petroleras en el sexenio pasado, pero los trabajos han mostrado que el yacimiento de hidrocarburos se encuentra compartido con una asignación propiedad de Pemex.

Las empresas llevan más de un año en un proceso para definir qué empresa operará el descubrimiento, y tanto Pemex como Talos han reclamado este derecho, a pesar de que ambos recibirán una parte proporcional de la extracción.

Talos ha perforado pozos en el área contractual adjudicada en 2015, en el llamado campo Zama, además de contratar un estudio independiente que mostró que el 60% de los recursos se encuentran en la parte del consorcio, conformado también por la alemana Wintershall DEA y la inglesa Premier Oil,

La petrolera estadounidense considera que no se requiere realizar otros pozos por parte de Pemex, y que lo ideal es que queden como operadores del yacimiento compartido.

“Así que creemos que podemos ahorrar y hacer más eficiente el uso del capital si vamos directo al desarrollo. Pero para ir allá primero tenemos que hacer la unificación, y para eso debemos presentar el plan de desarrollo ante la CNH, y que lo aprueben. No creemos que sea necesario perforar otro pozo para hacer todo ese proceso”, dijo Duncan.

Publicidad

Pemex estaba pendiente de perforar el pozo Asab, dentro de la asignación contigua al área de Talos, pero la compañía decidió primero perforar un pozo llamada Niquita a unos kilómetros más alejado, por lo que no han mostrado datos sobre el yacimiento.

Talos espera llegar a un acuerdo “en unos meses” pero admite que no existe un tiempo límite cercano para que esto suceda.

La Secretaría de Energía (Sener) ha pedido esta semana a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) que se pronuncie con un dictamen sobre las condiciones técnicas que presentaron tanto Talos como Pemex, y defina si están ante un yacimiento compartido, un paso adelante en este proceso de unificación que aún puede llevar años, explicaron fuentes con conocimiento del asunto, que pidieron no ser citadas.

Pemex busca de manera activa el control de las operaciones en el megayacimiento compartido con el consorcio liderado por la petrolera estadounidense Talos, porque la empresa nacional considera de “interés nacional” quedarse con el control de este descubrimiento para formar un polo de desarrollo con otros campos aledaños de Pemex.

“Pemex en el bloque que está pegado a Zama, no sólo tiene compartido el yacimiento, sino que hay dos yacimientos potenciales, uno que se denomina Nikita, otro que se denomina Chamak, que estamos considerando crear un polo de desarrollo que va a abaratar muchísimo los costos de operación. Por eso creemos que conviene que Pemex sea el operador de este campo”, dijo Octavio Romero, director general de la petrolera nacional, a finales de enero.

Este campo fue el primer gran descubrimiento realizado como parte de los trabajos de las empresas que ganaron contratos gracias a las rondas petroleras organizadas durante el sexenio pasado.

La petrolera Talos Energy, que lidera los trabajos del consorcio en esta área, anuncio a inicios de este año que había concluido la evaluación del yacimiento que se encuentra en el campo donde dijo que el análisis independiente que encargó mostraba que el 60% de los recursos se encontraban dentro del bloque 7 , el que ganaron en la Ronda 1 en 2015.

Lee: Pemex duplica sus pérdidas en 2019 y llegan a los 346,000 mdp

Pero Pemex, que no ha realizado las perforaciones para analizar cómo se comporta este yacimiento en su campo Asab, asegura que la mayor parte de los recursos se encuentra de su parte, y que además puede tener mayores sinergias con otros campos cercanos.

La regulación en materia energética prevé un proceso donde ambas partes presentan análisis independientes cuando se cree que existe un yacimiento compartido entre dos campos de dos diferentes operadores. Los trabajos de unificación de yacimientos se iniciaron desde mediados de 2018, y la legislación prevé que en caso de que las compañías no lleguen a un acuerdo sobre quién va a operarlo, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) emitirá una opinión técnica para que la Secretaría de Energía (Sener) tome una decisión final.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad