Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué puede aprender Pemex de otras petroleras en Latinoamérica?

Otras petroleras latinoamericanas han emprendido estrategias que incluyen la venta de activos y la incursión en negocios relacionados con las energías renovables.
mar 20 octubre 2020 09:00 AM
1.Refiner�a Premium 1 (Petrobras). Fotograf�a Cortes�a: Refiner�a Premier
-

Hace casi dos años Petrobras, la petrolera de Brasil, abandonó el número uno de la lista de las petroleras más endeudadas del mundo para ceder su lugar a la mexicana Pemex. La empresa latinoamericana logró deshacerse de esta etiqueta con una estrategia encaminada a centrar sus esfuerzos en su actividad más rentable: la exploración y producción de petróleo.

Publicidad

Así como la empresa propiedad del Estado brasileño, otras petroleras estatales de Sudamérica han emprendido una serie de cambios a sus estrategias que distan mucho de la que hasta ahora ha llevado a cabo Petróleos Mexicanos.

Petrobras y la colombiana Ecopetrol tienen un punto similar dentro de sus planes: ambas decidieron dejar la idea de tener participación en toda la cadena de valor de la industria de hidrocarburos.

La primera vendió al sector privado su compañía transportadora de hidrocarburos y la relacionada con la venta de gas licuado de petróleo. También está en proceso de vender ocho de sus 16 refinerías para recaudar cerca de 20,000 millones de dólares, que tendrían como destino la inversión en otras actividades más rentables relacionadas con exploración y producción.

La colombiana hizo algo similar, aunque mantiene su apuesta por el segmento de refinación y petroquímica. Ecopetrol entendió hace tiempo que no podría maximizar su rentabilidad sin renunciar a algunos de sus negocios, así decidió deshacerse de activos relacionados con la producción de fertilizantes y la comercialización de combustibles.

Aunque ha mantenido su apuesta por la refinación de petrolíferos. Para 2020, la compañía tiene planeado invertir 60 millones de dólares para incrementar la capacidad de su refinería de Cartagena hasta 200,000 barriles diarios en 2022. También en julio pasado, la petrolera anunció que las adecuaciones en algunos de sus complejos estaban listos para producir gasolinas con 80% menos azufre.

“Ecopetrol dejó de hacer mucho, abandonó la idea que tenía de estar metido en todo (...). También mejorar su gasolina, hicieron los cambios para anticiparse al mercado”, dice Adrián Calcaneo, analista de IHS Markit.

En cambio, Pemex ha mantenido su idea de mantener su participación en todas los eslabones de la cadena de producción, a pesar de que segmentos como el referente a fertilizantes dejan numerosas pérdidas a la compañía productiva del Estado.

Publicidad

El organigrama

Los nombramientos de los directivos de las compañías también se diferencian al resto de las compañías estatales. Si bien la elección de las cabezas sí depende de factores políticos, quienes están al frente suelen ser empresarios del sector o de trayectoria financiera.

Ecopetrol está dirigida por Felipe Bayón, un ingeniero con 24 años en la industria petrolera y en compañías como British Petroleum. La argentina YPF es comandada por Sergio Affronti, quien hace 27 años comenzó su carrera como operativo de producción en la empresa que hoy dirige.

Petrobras es quizá la compañía más cercana al poder político, debido a la importancia que tiene ésta en la economía brasileña. Durante las administraciones de Dilma Rousseff y Lula Da Silva los directores de la empresa eran allegados al partido en el poder, pero en 2016 dieron vuelta al timón y su estrategia cambió hacia nombrar a los altos mandos con base en sus capacidades técnicas.

John Padilla, managing director de IPD Latin America, considera que otra de las estrategias latinoamericanas de las que Pemex podría echar mano es la colocación de acciones en el mercado bursátil, sin que el Estado pierda el control de la empresa.

"(Con acciones en el mercado) ya tienen la necesidad de reportar y justificar sus actividades y sus acciones. Pemex ha tenido una necesidad de reportar pero sólo con los bonos que ellos tienen en el mercado, pero cuando hay acciones es otra cosa, te ves obligado a transparentar más tus acciones y tus finanzas”, dice Padilla en entrevista telefónica.

La argentina YPF tiene un modelo híbrido. El 51% de las acciones es propiedad del Estado y el resto cotiza en la bolsa local y de Nueva York.

“Esto los obliga a abrir los libros un poquito más y ser un poco más transparentes y empezar a operar más basados en cuestiones de mercado”, coincide Calcaneo.

Publicidad

Más allá de los hidrocarburos

Las petroleras latinoamericanas también han decidido ampliar su visión de negocio y no centrarse sólo en los hidrocarburos.

La colombiana Ecopetrol ha comenzado a explorar el negocio de las energías renovables y ahora cuenta con al menos dos parques solares. La argentina YPF ya es también una generadora de electricidad vía parques eólicos y hace unos años creó su división YPF Luz con la que se ha propuesto convertirse en el principal generador de electricidad renovable en Argentina.

Hasta ahora, Pemex no ha dado ninguna pista de querer explorar el negocio relacionado con energías renovables. Aunque la última agenda legislativa de la bancada de Morena en el Senado incluye una acción de reforma para permitir a la petrolera nacional incursionar en otras actividades no relacionados con hidrocarburos.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad